Medina del Campo

Imagen| Pixabay

Ubicada al suroeste de la provincia de Valladolid, Medina del Campo es una villa de origen prerromano de cuya capital dista 45 kilómetros. Se trata de la segunda ciudad más importante de Valladolid y es famosa por su castillo y su legado histórico pues por esta tierra han pasado varias culturas como la romanan o la musulmana, de hecho la palabra medina procede del árabe y significa ciudad.

En la actualidad es un destino muy interesante para los amantes de la Historia, el turismo rural y de la buena gastronomía donde destaca su vino, con denominación de origen Rueda. Si en los próximos meses planeas una escapada a Castilla y León, a continuación te mostramos qué ver en Medina del Campo.

Castillo de la Mota

Construido en el siglo XII y ampliado en el XV, este castillo fue clave durante la edad media española. Recibe este nombre por su localización sobre una pequeña colina o mota, un lugar privilegiado a nivel estratégico ya que desde él se divisaba un amplio segmento del territorio, lo que daba múltiples ventajas defensivas.

La función principal del castillo de la Mota desde su origen fue la defensiva aunque a lo largo de su historia ha ejercido las funciones de archivo y prisión para personajes como Hernando Pizarro o César Borgia. Vivió su época de esplendor durante el reinado de los Reyes Católicos y fue uno de los objetivos de las tropas de Carlos V durante la revuelta de los Comuneros en 1520.

Al llegar al castillo de la Mota de Medina del Campo llama la atención los agujeros de la fachada exterior que servían para lanzar flechas a los enemigos. En ella destaca también la torre del Homenaje. La visita general empieza por el yacimiento prehistórico de la Edad de Hierro, situado en la parte baja de la oficina de turismo de la fortaleza. Después pasamos al patio de Armas donde podremos apreciar la belleza atemporal de esta construcción y acceder al resto de dependencias de la fortaleza mediante una escalera ubicada en este patio.

En la actualidad el castillo de la Mota pertenece a la Junta de Castilla y León y hace las funciones de centro formativo para cursos y congresos y de uso turístico.

Mercado de Abastos

Imagen| Diario de Valladolid

Medina del Campo fue una ciudad que tuvo gran relevancia en el medievo a causa de las ferias que se realizaban aquí cuando Valladolid era la capital del reino, alcanzando una población de 20.000 habitantes.

Para ir hasta el Mercado de Abastos o a las Reales Carnicerías (como antiguamente se le llamaba en el siglo XVI) hay que cruzar las vías del tren por un paso subterráneo desde el castillo para llegar al otro lado. El edificio, de planta rectangular, se divide en tres naves mediante arquerías de columnas que recuerdan a las lonjas de mercados y en su interior hay varios establecimientos dedicados a la gastronomía actualmente. Aquí, a orillas del río Zapardiel, se pueden encontrar unas tapas caseras deliciosas y a buen precio.

Plaza Mayor de la Hispanidad

Imagen| Tripadvisor

Considerada una de las mayores de España con una hectárea y media de extensión, se trata de una plaza donde se celebraban en el siglo XV y XVI las famosas ferias de Medina del Campo, que atraían a comerciantes de todas las regiones próximas. Como espacio céntrico dedicado al comercio y que era punto de encuentro de lugareños y visitantes, en la plaza mayor se construyeron los edificios más importantes de la ciudad: la Colegiata de San Antolín, el Ayuntamiento y el Palacio Real Testamentario. Destaca también el monumento a la reina Isabel la Católica quien falleció aquí en 1504.

Museo de las Ferias

En el interior de la iglesia de San Martín se sitúa el Museo de las Ferias, un lugar que nos recuerda la gran importancia que tuvieron las ferias en Medina del Campo durante los siglos XV y XVI. Contiene muestras de las ferias que existen en España con colecciones permanentes y temporales.

Imagen| Miguel Hermoso Cuesta

Palacio de las Dueñas

Estamos ante un palacio renacentista del siglo XVI, calificado como Monumento Histórico Artístico. El edificio, que actualmente se usa como IES, tiene dos plantas y una torreta en una de las esquinas. Destaca la belleza de su artesonado y su claustro.

Convento de San José

Se trata del primer convento establecido por Santa Teresa de Jesús fuera de su ciudad. Desde 2014 puede visitarse parte de la clausura del edificio, en concreto la zona más antigua del mismo.

Capilla de San Juan de la Cruz

En el siglo XVI, San Juan de la Cruz cantó su misa de ordenación sacerdotal en Medina del Campo, en el ya desaparecido monasterio carmelita de Santa Ana, en la capilla del Santo Cristo para ser más exactos.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*