Museo Cerralbo

Imagen| Wikipedia

Situado en un bonito y céntrico palacete del siglo XVII de la calle Ventura Rodríguez, el Museo Cerralbo es uno de los más interesantes de Madrid aunque también uno de los más desconocidos. Su colección de pinturas, esculturas, tapices, muebles, monedas, relojes, armas u objetos arqueológicos está considerada como una de las colecciones privadas más importantes y completas de España, con más de 50.000 piezas.

El palacio del Marqués de Cerralbo

Esta casa-palacio de estilo clasicista decorado con elementos neobarrocos y rococós perteneció al Marqués de Cerralbo y fue concebida desde el inicio como vivienda y museo. La familia depositaba aquí todas las obras de arte que reunían durante los numerosos viajes que hacían por Europa. Así, el Museo Cerralbo alberga más de 50.000 piezas que fueron donadas por la familia a la nación española con el fin de que sus colecciones perdurasen siempre reunidas y sirvan para el estudio de los amantes al arte y a la ciencia.

¿Qué ver en el Museo Cerralbo?

Este palacete es un espacio ideal para descubrir el modo de vida de la aristocracia española de finales del siglo XIX, pues se trata de uno de los pocos ejemplos donde se conserva la ambientación original de la vivienda de modo que los visitantes puedan observar como era la vida de la época.

Aunque no es tan conocido como otros museos de la capital, el Museo Cerralbo es una auténtica joya ya que resulta toda una delicia pasear por sus diferentes estancias decoradas como en la antigüedad mientras se deja volar la imaginación.

Nada más entrar, el amplio portal y la hermosa escalera de mármol dan la bienvenida al visitante. Destaca en la decoración de la entrada el escudo de armas con el emblema de la familia Cerralbo, además de dos preciosos tapices confeccionados en Bruselas y en Pastrana.

Imagen| Flickr José Luis Vega

La planta principal de la casa-palacio es el mayor de sus tesoros pues estaba dedicada a las recepciones y fiestas de la familia y aún conserva su decoración original. Al estar destinada a estos fines, su decoración es muy lujosa ya que era una muestra del reflejo de la posición económica de los marqueses.

En esta planta se pueden ver el comedor de gala, la armería, el despacho, el salón de baile o la sala de baño, que contaba con instalaciones de agua corriente tan poco comunes en aquel entonces.

En este piso también podemos visitar la Sala Árabe. Este tipo de estancias estaban muy de moda en la Europa del siglo XIX y se utilizaban como un espacio de ocio para hombres dedicada al consumo de tabaco. Está decorada con objetos que proceden de países tan dispares como Marruecos, Turquía, Japón, Filipinas, China o Nueva Zelanda. Otro de las habitaciones que usaban los caballeros para reunirse dentro del Museo Cerralbo es la Sala de las Columnitas. Aquí trataban temas relacionados con la política y los negocios.

La biblioteca era el lugar de estudio y reunión intelectual del marqués. En este espacio se conservan volúmenes que datan del XVI relativos a arqueología, historia, literatura, viajes y manuscritos. Su colección de numismática es una de las más importantes de España.

Asimismo, el Museo Cerralbo cuenta con tres galerías de gran interés. La primera recoge los cuadros de los antepasados del marqués mezclados con jarrones, relojes y consolas. En el centro hay una vitrina con detalles curiosos como el Toisón de Oro con el que fue galardonado. Se trata de una de las órdenes de caballería más antiguas y prestigiosas de Europa que está muy ligada a la dinastía de los Habsburgo y a las coronas de Austria y España.

Imagen| Pinterest

La segunda galería está ornamentada de forma ecléctica con muebles italianos y un gran lienzo de «La Piedad» de Alonso Cano. Por último, la tercera galería del Museo Cerralbo cuenta con elegantes escritorios y arcones, bustos de mármol y enormes espejos con molduras doradas para dar más luz a la galería. Un cuadro del Greco, «San Francisco de Asís en Éxtasis» decora sus paredes.

En la entreplanta del Museo Cerralbo es donde tenía lugar la vida diaria de la familia. Esta zona con salida al jardín no posee su decoración original pero en ella se pueden contemplar distintas exhibiciones de interés. El jardín es una reconstrucción del año 1995 pues tras la Guerra Civil el jardín original quedó totalmente destruido. En él destaca un templete- mirador y un estanque sobre el que se reflejan las esculturas de dioses y emperadores romanos que decoran el lugar. Aquí se organizan talleres de pintura y otras actividades para niños.

Horarios y entrada al Museo Cerralbo

Horario

  • De martes a sábado: de 9:30 a 15 horas (jueves hasta las 20 horas).
  • Domingos y festivos: de 10 a 15 horas.
  • Jueves: de 17 a 20 horas.
  • Lunes: cerrado.

Precio de la entrada

  • Adultos: 3€
  • Menores de 18 años, estudiantes menores de 25 años y mayores de 65 años: 1,50€
  • Entrada gratuita: Sábados a partir de las 14:00, jueves de 17:00 a 20:00 y domingos.

¿Cómo llegar al Museo Cerralbo?

  • Metro: Plaza de España (L2, L3, L10), Ventura Rodríguez (L3)
  • Bus: 001, 1, 2, 3, 25, 39, 44, 46, 62, 74, 75, 133, 138, 148, C1, C2
  • Tren: Madrid-Príncipe Pío
  • BiciMAD: Estaciones 14, 115, 116
¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*