Oporto y sus hermosas playas

Las playa de Portugal son uno de los destinos más concurridos en el verano europeo. La costa atlántica se llena de turistas que vienen de los países más fríos de Europa y la oferta es numerosa. Muchos viajeros recalan en Oporto, ciudad histórica portuguesa, que aunque no tiene las mejores playas del país, todavía tiene un puñado que hace que el viaje valga la pena.

Las playas de Oporto saben combinar como ninguna la belleza natural de la costa portuguesa con la historia y la cultura de esta ciudad, Oporto, que es Patrimonio Mundial. Mientras el frío y la pandemia nos empujan a volver a encerrarnos, podemos aprovechar el tiempo para planear las próximas vacaciones de verano.

Oporto

Es la segunda ciudad mas poblada después de la capital, Lisboa, y está sobre la costa. Tiene siglos de historia y así su casco histórico ha sido declarado Patrimonio Mundial en 1996. En el conjunto valioso resaltan el Palacio Episcopal, el edificio del Ayuntamiento, los puentes que cruzan el Duero, la Catedral, la Torre de los Clérigos o el Palacio de la Bolsa.

El clima es mediterráneo y en verano la temperatura puede subir a los 35 ºC. La Costa Verde, su ubicación, presta a disfrutar de temporadas estivales preciosas, y es aquí donde se ubican algunas de las playas atlánticas más populares. No es que las mejores de todas estén cerca de Porto pero la ciudad ofrece algunas que complementan muy bien la visita a la ciudad.

Las playas de Oporto

Una de las playas mas cercanas a Oporto, en la desembocadura del río Duero, es la Praia do Carneiro. Tiene un rompeolas antiguo y un faro, el Farol de Ferlgueiras, en el extremo sur de la playa, a la entrada del río. Se ve detrás la Fortaleza de Sao Joao da Foz, un edificio elegante del siglo XVI.

La arena de Carneiro es gruesa y el agua tampoco es la mar de clara, tal vez en estos términos las playas más alejadas sean las mejores, pero la postal del faro y la fortaleza la hacen bastante atractiva. Tanto los días soleados como los tormentosos.

La Praia dos Ingleses es una extensa playa de arena con algunos promontorios rocosos. Está en el distrito de Foz do Duero, bien céntrica, con cafeterías que abren largas horas. Tiene estatus de Bandera Azul, tiene la desembocadura del río cerca, algo si se quiere un poco sucio, y a pocos kilómetros hay una refinería… ¿Será Bandera Azul realmente? Pero como sea, es una playa popular, céntrica, con mucha vida.

La Praia do Molhe está también en esta zona de la ciudad. La playa en sí misma es una mezcla de arena gruesa y rocas, con cafeterías que miran el horizonte y un embarcadero de piedra que protege a los bañantes de las corrientes. También hay un malecón y jardines que bordean la Avenida do Brasil, y la hermosa Pérgola da Foz, con sus pilares amarillos y su estilo años ’30.

La Praia Castelo do Queijo, la playa del castillo de queso, tiene un fuerte que la protege: el Fuerte de San Francisco Javier, ¿parecido a una horma de queso? Tal vez. La playa en sí misma es corta, con arena y rocas que envuelven el malecón y bastante popular en los meses de verano.  Pero tal vez más popular sea su vecina la playa Matonsinhos, la playa principal de Oporto.

La Playa Matonsinhos está bordeada de edificios de departamento, una calle y muchas cafeterías, así que en verano es una playa con mucha actividad. Hoy en día la calidad del agua es mucho mejor que años anteriores, pero aún no ha conseguido su Bandera Azul. Y se entiende, cerca está el puerto, enorme, y la refinería, pero aún así, como dijimos más arriba Matosinhos es super popular.

Aquí se practica surf, porque no hay tantas rocas a la vista y el muro de puerto, al norte, le da cierto refugio del viento. Si quieres ver surf, o practicarlo sea cual sea tu nivel, disfrutar de la vista y de los mejores pescados y mariscos, pues la Playa Matosinhos es para ti.

Le sigue la playa de Leça da Palmeira, en el extremo norte de la ciudad, del otro lado del puerto desde Matonsinhos. Tiene arena blanca y fina, y un imponente muelle de piedra que protege el puerto de Leixoes, uno de los mas grandes puertos marítimos del país.

Aquí está el hermoso Farol da Boa Nova, el faro de Oporto, con sus 46 metros de alto y construido en 1926. También están las dos piscinas marinas de Marés, construidas en las rocas misma de la plata e ideales para los más pequeños. También se la considera una buena playa para hacer surf.

Miramar es una playa a 10 kilómetros de Oporto, en un pequeño pueblo costero famoso por su capillita del siglo XVII, la Capilla de Nuestra Señora de Piedra. Sería una especie de elegante suburbio de Oporto, con un campo de golf de nueve hoyos y varias mansiones. El agua suele ser calma, en invierno hay surfers , hay cafeterías, Aereal es la mas popular, y nunca hay muchos turistas internacionales, es más bien de locales.

La Praia de Fuzelhas está pasando las piscinas marinas de Marés. Por aquí hay muchas rocas y arenas doradas y cuando baja la marea quedan a la vista piscinas rocosas que se convierten en el mejor destino de los niños. Es una playa Bandera Azul y tiene varias cafeterías. La Praia da Granja está un poco más lejos, a 45 minutos de Oporto. Arena y rocas se mezclan según las mareas en esta pintoresca playa Bandera Azul que supo atraer, en algún momento del siglo XIX, a los más ricos.

Espinho, el cuerno, está a 20 kilómetros rumbo sur. Aguas sucias, edificios altos y poco pintorescos, playa superpoblada en verano y desierta en invierno, pero con un casino, el Casina Solverde. Sí tiene excelente comida de mar, una piscina en el extremo norte del malecón, de agua de mar, y hoteles a la redonda. Dicen que el agua de la piscina es más limpia que la de la playa.

Otras playas cercanas son la Playa Aguda, a la que llegas caminando desde la Granja o Miramar, la playa Moreiró, la Playa Leçca, la Gondarém, la playa Labruge, al Sereias, la Pedra do Corgo, Canide Sul, San pedro da Maceda, San Jacinto, la playa Memória, la Ofir, la playa Mindelo o la Homem do Leme.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*