Orbaneja del Castillo

Orbaneja del Castillo

Orbaneja del Castillo es una pequeña y tranquila localidad situada en la comunidad autónoma de Castilla y León, provincia de Burgos. Se sitúa en el límite con Cantabria y ofrece estupendos parajes naturales para disfrutar de una escapada con ambiente rural.

Si deseas descubrir esos pequeños pueblos con encanto que se encuentran dentro de nuestra geografía, puedes empezar por lugares como Orbaneja del Castillo, que extrañamente carece de un castillo, aunque hace pensar que en la antigüedad tuvo que tener alguno para conservar este nombre.

Historia de Orbaneja del Castillo

Orbaneja del Castillo

Esta población estuvo ocupada por lo menos en el Epipaleolítico por los restos arqueológicos que se han encontrado en los alrededores. No obstante, no fue hasta la Edad Media que se originó en esta zona el pueblo que ha llegado a nuestros días. El topónimo elegido nos aclara que en esta población tuvo que haber un castillo que no se ha conservado. En este lugar habitaron también mozárabes de Al-Andalus y hubo una aljama. Por otro lado, por aquí pasaron los Templarios, ya que fundaron el Hospital de San Albín. Fueron los Reyes Católicos los que le dieron a la población el título de villa. En el año 1993 la villa se declara Conjunto Histórico.

Qué ver en Orbaneja del Castillo

Orbaneja del Castillo

Este es uno de los pueblos más bonitos de Burgos, y por eso requiere una visita de al menos un fin de semana. Un pueblo con cascadas, lagos azules y unas bellas casas que hacen del conjunto un lugar de ensueño. Pero pensemos en todo lo que hay que ver.

La cascada

Cascada de Orbaneja del Castillo

Esto es lo más atrayente del conjunto del pueblo, y es que pocos lugares pueden presumir de tener una increíble cascada en él. Cuenta con unos 25 metros de altura en diferentes escalones, por lo que es un salto de agua muy bello que además tiene unas casas cerca, lo que hace que tenga todavía más encanto. Esta cascada tiene agua todo el año y cuenta con diferentes terrazas. Si el caudal es pequeño en época de pocas lluvias, las terrazas parecen auténticas piscinas naturales.

Siguiendo esta cascada en el cauce del río y antes de que este desemboque en el Ebro, podemos encontrar amplias pozas de gran belleza. Tienen un increíble color azul turquesa que hace que nos sintamos en un lugar exótico y lejano. Son lugares que invitan al baño, pero hay que decir que esta zona está protegida y el baño está prohibido, pero las fotografías serán igualmente maravillosas.

Conjunto arquitectónico

Orbaneja del Castillo

Este pueblo se encuentra en las paredes del cañón creado por el río Ebro y cuenta con muy pocos habitantes censados, pero en la actualidad se ha convertido en un lugar turístico para quienes disfrutan visitando lugares en plena naturaleza. Su conjunto histórico es pequeño, pero resulta encantador y conquista a quien lo visita. Sus casas son de estilo montañés y las calles tienen un entramado irregular propio de la Edad Media, que fue cuando se fundó el pueblo. Son pocas calles pero vale la pena ver el entorno por ese estilo que todavía conserva.

En los páramos cercanos hay algunas zonas llanas, que eran las que se llegaron a cultivar. En estos lugares se conservan antiguas chozas de piedra, en el lugar conocido como las Eras de Orbaneja del Castillo. Estas construcciones antiguas servían como granero y refugio contra el mal tiempo, siendo otra representación de la arquitectura popular más antigua y auténtica.

Cueva del Agua

Orbaneja del Castillo

Esta cueva natural es el punto desde el que surge el agua que divide al pueblo en dos mitades con la cascada. El agua surge del subsuelo, de un acuífero situado bajo el Páramo de Bricia. En la actualidad esta cueva se puede visitar con un guía. A un nivel superior se encuentra la Cueva del Azar, en la que hay pinturas rupestres del Neolítico. Este conjunto de cuevas naturales son un imprescindible a la hora de visitar Orbaneja del Castillo.

Senderismo en Orbaneja del Castillo

Esta zona rodeada de parajes naturales de increíble belleza cuenta con algunas estupendas rutas de senderismo. La ruta GR 99, el Camino natural del Ebro es una de ellas. Solo hay que cruzar el puente sobre el Ebro y comenzar a caminar hacia alguna de las dos direcciones.

La Senda de los Chozos es un camino de unos cinco kilómetros. El sendero sale de la Cueva del Agua y se dirige hacia la zona alta, en donde están los antiguos chozos de pastoreo. En esta ruta es posible disfrutar de las mejores vistas posibles de todo el entorno natural y del pueblo desde las alturas.

La ruta del Castillo de Orbaneja se dirige hacia las rocas que se divisan en lo alto desde el pueblo. Es una ruta corta, como las otras, por lo que no hay que tener un nivel físico especial para poder hacerlas y disfrutar así de todas las perspectivas que nos ofrece el entorno.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*