Parador de Cangas de Onís

Imagen| Parador.es

A orillas del río Sella y rodeado de los Picos de Europa, en un paraje de belleza incomparable se encuentra Cangas de Onís, la que fue capital del reino de Asturias (España) hasta el año 774. Aquí se libró la batalla de Covadonga (722), una lucha épica que enalteció la figura de don Pelayo contra la ocupación islámica y que significó el inicio de la reconquista cristiana sobre la península Ibérica.

Muchos escogen Cangas de Onís para realizar una escapada rural atraídos por la belleza de los Picos de Europa, la tranquilidad de este bonito pueblo y el santuario de Covadonga, el refugio de Pelayo y los cristianos durante sus combates contra los musulmanes. La visita a este bello municipio requiere de al menos un par de días por lo que algunos turistas deciden hospedarse en el Parador de Cangas de Onís durante su estancia.

¿Qué es un Parador Nacional en España?

Los Paradores de Turismo en España son hoteles que se sitúan en lugares peculiares como edificios históricos, conventos o palacios, todos ellos rehabilitados para hospedar a turistas. Detrás de los Paradores de Turismo se encuentra Patrimonio Nacional, único accionista de una sociedad anónima de capital 100 % público.

Los Paradores de Turismo no son alojamientos baratos pero su objetivo es rehabilitar edificios históricos y entornos que permiten descubrir parte de la historia española y potenciar un turismo de calidad en aquellos lugares donde aún no ha llegado la iniciativa privada. Los paradores se encuentran repartidos por todo el país con predominio en Galicia, Castilla y León y Andalucía.

Normalmente, los viajeros que quieren pernoctar en uno de ellos tienen que desembolsar entre 95 y 155 euros, aunque se pueden beneficiar de las ofertas que paradores lanza a distintos grupos, como los jóvenes o los jubilados. Los meses más asequibles abarcan de noviembre a febrero.

En su periplo los clientes se pueden encontrar con tres categorías de paradores: de tres, cuatro y cinco estrellas. Esta calificación junto con el tipo de habitación seleccionada repercutirá en el precio final que paguen los viajeros por noche.

¿Cómo es el Parador de Cangas de Onís?

Imagen| ¡Qué Hoteles!

El Parador de Cangas de Onís es el antiguo Monasterio de San Pedro de Villanueva, un hermoso edificio de los más antiguos de Asturias con habitaciones de piedra y madera decoradas de forma tradicional y elegante.

Este hotel está ubicado a dos kilómetros de Cangas de Onís y es un punto de partida perfecto si quieres visitar el Parque Natural de Los Picos de Europa, el Santuario y los lagos de Covadonga e incluso pueblos costeros como Llanes o Ribadesella.

El origen del Parador de Cangas de Onís está ligado al linaje de los primeros reyes astures. Fue construido en tiempos de Alfonso I, esposo de la reina Ermesinda, hija de don Pelayo, en memoria del rey Favila. Ese primer edificio fue panteón real y basílica prerrománica. De ese primitivo edificio prerrománico no queda nada pues en el siglo XII se reformó en un estilo románico y posteriormente, en el siglo XVII, el Monasterio de San Pedro de Villanueva fue transformado al gusto barroco de la época.

Como muchos otros edificios religiosos, en el siglo XIX fue desamortizado y abandonado. En el año 1097 fue declarado monumento nacional y en 1998 se inauguró como parador de turismo.

¿Cómo llegar al Parador de Cangas de Onís?

Este parador se sitúa en el municipio de Villanueva de Cangas, a 2 km de Cangas de Onís. Su principal modo de acceso es la A8 Oviedo-Santander, con salidas a la N-634 hacia Lieres/Arriondas o Cangas de Onís/Picos de Europa, según la procedencia. En Arriondas se enlaza con la N-625, con indicadores a Villanueva de Cangas.

¿Qué ver en Cangas de Onís?

Puente Romano

Imagen| Pixabay

Es el monumento más representativo de Cangas de Onís con su gran arco central ojivado aunque realmente data de la Baja Edad Media. Vino a sustituir a otro puente de orígenes romanos, tal como indican los gruesos contrafuertes y los agudos tajamares.

El puente ha tenido gran valor estratégico y comercial para el municipio, ya que hasta el siglo XIX era el único que salvaba el caudaloso Sella, lo que convertía este pasaje en fundamental para la comunicación entre Asturias y Cantabria.

Ermita de la Santa Cruz

Imagen| vsrrey / Shutterstock

La ermita se levantó en el 437 d.C. y custodió la Cruz de la Victoria desde el s. VIII, aquella que de acuerdo a la tradición enarboló don Pelayo en la batalla de Covadonga contra los musulmanes.

Este templo se levantó sobre un dolmen funerario que se dispuso allí mismo en el 4.000 a.C. Éste quedó al descubierto con una rehabilitación posterior a la Guerra Civil y se puede ver en su interior.

Iglesia de la Asunción

Esta iglesia se halla en la plaza del antiguo ayuntamiento. Se construyó en 1963 y su torre de 33 metros llama la atención por la disposición de sus seis campanas en tres pisos.

Estatua de don Pelayo

Frente a la iglesia de la Asunción se alza la estatua a don Pelayo. Fue el héroe de la reconquista cristiana de la península sobre los musulmanes. Fue el primer rey de Asturias, un guerrero indomable y un estratega nato. Su tumba está en su refugio: la Santa Cueva de Covadonga.

La Cueva de Covadonga

Imagen| Wikipedia

La Santa Cueva de Covadonga es un santuario católico situado en el Principado de Asturias. Dice la leyenda que don Pelayo derrotó aquí a los musulmanes pero los historiadores dicen que lo más verosímil es que Pelayo y sus hombres, la usaron como refugio en sus enfrentamientos son los musulmanes y llevaran allí una talla de la Virgen después de su victoria en la batalla de Covadonga

Para subir por la gruta hay que superar más de cien escalones. En la cueva se encuentran las tumbas de Pelayo, su esposa Gaudiosa, su hija Emersinda y el rey Alfonso I. El río Deva cae bajo la Santa Cueva y alimenta la Fuente de los Siete Caños. Como curiosidad, se dice que las jóvenes solteras que beban de ese agua se casarán al año siguiente.

Basílica de Santa María la Real de Covadonga

Imagen| Pixabay

Es un templo católico de estilo neorrománico diseñado por Roberto Frassinelli y construída entre 1877 y 1901 por el arquitecto Federico Aparici y Soriano en piedra caliza rosa, que contrasta con el verde del paisaje.

Una excursión a la cueva y a la basílica de Covadonga es una actividad obligatoria en Cangas de Onís al estar en plenos Picos de Europa, ya que se encuentra ubicada dentro del Parque Nacional.

Los Picos de Europa

Imagen| Pixabay

Es el primer Parque Nacional declarado en España junto con Ordesa y Monte Perdido. Más de 2.000 hectáreas del concejo de Cangas de Onís agrupan este territorio natural. Las cumbres más altas de la Cordillera Cantábrica se encuentran en este paraje.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*