Parque Nacional de Timanfaya

Montañas en Lanzarote

El Parque Nacional de Timanfaya se encuentra situado en la isla de Lanzarote. Este parque natural destaca por ser de origen volcánico, por lo que es una zona poco habitable que sin embargo se ha convertido en un lugar de gran valor biológico en donde viven especies que se han adaptado a este ambiente.

En la actualidad este parque es una de las zonas más turísticas y visitadas de la isla de Lanzarote en las Islas Canarias. Sin duda su paisaje volcánico es singular y se pueden hacer actividades en el parque. Vamos a conocer su origen y características, además de cómo disfrutar de este parque nacional.

El origen de la zona volcánica

El 1 de septiembre del año 1730 comenzaron las erupciones volcánicas que darían lugar a esta zona geológica de gran interés. De este año al 1736 se sucedieron una serie de erupciones que dieron lugar a unas estructuras geomorfológicas que resultan de gran interés para estudiar los volcanes. En esta gran superficie que abarca más de 50 kilómetros hay más de 25 volcanes, aunque la última actividad que se produjo en la zona fue en 1824.

Cómo se crea el Parque Nacional de Timanfaya

Parque nacional de Timanfaya

El gran valor geológico y natural de esta zona ha hecho que se declarase Parque nacional por decreto en el año 1974. La administración autonómica comenzó una política proteccionista con esta zona para evitar su explotación y para controlar el acceso a sus espacios, de forma que sea un lugar para el estudio y la conservación del medio ambiente. Se creó para ello la Ley de Espacios Naturales de Canarias que ofrecía un marco legal para la protección de estas zonas. La isla de Lanzarote también fue declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 1993.

Información práctica

Parque nacional de Timanfaya

El espacio abre todos los días de 9:00 a 17:45 horas, siendo a las 17:00 la última visita. En verano es una hora más, hasta las 18:45. La tarifa debe consultarse ya que puede haber modificaciones en los precios. Lo que sí es importante es que no se puede pagar con tarjeta normalmente, por lo que es mejor llevar la cantidad en metálico.

Como consejo debemos decir que es mejor visitar el parque a primera hora, puesto que ya a partir de las diez comienza a hacer bastante calor y esto puede ser perjudicial para niños o personas mayores. Siempre es mejor elegir las primeras o las últimas horas.

En este parque nacional no hay alojamiento, por lo que si deseamos pasar más de un día debemos buscarlo en los pueblos cercanos como Yaiza. Sí hay un restaurante en el parque que vale la pena visitar, El Diablo, aunque no hay zonas habilitadas de picnic. Este restaurante está en el Islote Hilario y es un lugar muy interesante. Presenta un espacio circular con grandes ventanales para que los comensales puedan tener unas increíbles vistas panorámicas del parque desde varios puntos.

A la hora de visitar el parque también hay que conocer algunas de las reglas, aunque son bastante lógicas. No se puede circular por lugares que no sean señalizados. Hay que dejar los vehículos en los lugares autorizados. No se puede molestar a los animales ni sacarlos del parque ni tampoco se pueden introducir otras especies de animales o de plantas. No se puede hacer aeromodelismo o volar cometas en la zona. Tampoco es posible cazar, hacer fuego o realizar venta ambulante. Sabemos que en cualquier espacio natural debemos respetar todo lo que nos encontremos para que se mantenga en las mejores condiciones.

Tampoco se aconseja andar solos por el parque. Hay varias rutas acondicionadas para que los turistas puedan ir a pie. Pero siempre hay que ir con la ropa y el calzado adecuado y llevando gorro y agua para hidratarse, ya que no hay donde cobijarse.

Montañas de Fuego-Islote Hilario

Parque nacional de Timanfaya

En el Centro Cultural y Turístico de las Montañas de Fuego es en donde se pueden ver los fenómenos más interesantes. En el interior está el Islote de Hilario, donde se pueden apreciar los géiser, unas anomalías geotérmicas que hacen que la tierra expulse el agua a gran presión en ebullición. Sin duda este es uno de los mejores entretenimientos para los turistas.

Ruta de los Volcanes

Precisamente en el Islote de Hilario es en donde se inicia el recorrido para hacer la Ruta de los Volcanes en autobús, que allí se denomina guagua. Son 14 kilómetros acondicionados por la principal zona en donde se han originado las erupciones. Este paseo para ver la zona dura una media hora.

Echadero de los camellos

Camello en Timanfaya

Si acudes al parque seguramente querrás probar este medio de transporte tan poco habitual. Se ha convertido en una de las estampas más típicas a la hora de visitar la isla. Hay que acudir temprano, ya que son muchos los turistas que desean realizar un paseo por el entorno volcánico en tan exótico animal. Por todas estas peculiaridades es por lo que este parque es uno de los más visitados de toda España.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*