Platos típicos de Alemania

Alemania es un país federal con muchos siglos de historia, así que su cocina justamente revela este recorrido cultural. No es famosa como la francesa, la italiana o la española, pero lo cierto es que tiene una serie de platos que si vas de viaje conviene probarlos.

Recuerda que la zona donde está Alemania es de mucha riqueza cultural y sus vecinos han aportado algunos elementos a la conformación de la gastronomía alemana moderna. Entonces, hoy, platos típicos de Alemania.

Mucha más que salchichas y cerveza

Lo primero que se nos viene a la mente cuando hablamos de cocina alemana son estos dos elementos, pero obviamente que la gastronomía germana es mucho más. De hecho, la larga historia culinaria del país tiene que ver con sus raíces y con su geografía. La cocina alemana se ha ido desarrollando a través de los siglos y de la mano de los cambios sociales y políticos, así que hoy cada región del país tiene su plato especial y su sabor distintivo.

Por ejemplo, el sur del país es conocido por sus platos con cerdo, mientras la zona alrededor de Hamburgo es más popular por el pescado. Lo cierto es que la carne está presente en mucho de sus platos, tanto al mediodía como incluso en el desayuno.

Una comida típica incluye una porción de carne, salsa cremosa, algún vegetal y cerveza, pero veamos entonces los platos más típicos, esos que no conviene dejar de probar.

Sauerbraten

Se trata de un guiso de carne asada previamente marinada con vinagre y especias varias. Es un guiso espeso y calórico que tradicionalmente se sirve con repollo colorado y unos dumplings de patata llamados kartoffelklöbe o también patatas hervidas, muy simples.

La carne puede ser de caballo o venado que se marina en vinagre blanco y especias por varios días. Se trata de uno de los platos nacionales de Alemania y siempre está en la carta de los restaurantes.

Schweinshaxe

Son los nudillos del cerdo y suelen tener el tamaño de una cabeza humana. Es una carne asada, lo suficiente hasta que la piel se desprende fácilmente del hueso y queda suave y jugosa y esa piel toda crujiente. Es un plato muy popular en Bavaria.

Aquí también se marina la carne por varios días, especialmente cuando el corte es grande. Después se asa a baja temperatura por horas, entre dos y tres dependiendo del tamaño, y suele servirse con patatas o repollo. En Münich es el plato.

Rinderroulade

Este plato es típico de la región de Sajonia y es un rollo de carne con varios sabores. Son lonjas muy delgadas de carne enrolladas con jamón, cebollas, pickles y mostaza que después se asan con vino tinto, lo que deja al final de la cocción un sabor exquisito.

El rouladen tradicionalmente se sirve con la cena con bocadillos de patata, puré de patatas o repollo colorado. Como plato que acompaña también suelen verse vegetales de estación, invierno, asados. La salsa que queda es parte esencial del plato y se vuelca siempre sobre la carne.

Schnitzel

Aunque este plato es austriaco, en Alemania se ha vuelto muy popular también. Es una chuleta cubierta de pan rallado con queso y jamón en el medio, cual sándwich, que se sirve con patatas y ensalada verde.

Hasenpfeffer

¿Qué te parece el guiso de conejo? Si te gustan los guisos Alemania es para ti. Los guisos son bien típicos de los países donde los inviernos son largos y crudos porque se trata de platos bien calóricos.

En este caso la carne de conejo se corta en trozos del tamaño de un bocado y se cocinan con cebollas y vino durante varias horas hasta espesar y formar el guiso. La marinada se hace con vino y vinagre y se espesa con la propia sangre del conejo.

La palabra hase hace referencia a la alemana hare, liebre y pfeffer es pimienta, aunque más allá de la pimienta aparecen otras especias y condimentos. En Bavaria este plato suma además paprika picante o dulce,

Salchichas alemanas

Aunque dijimos que la cocina alemana no puede reducirse a las salchichas tampoco podemos dejar de nombrarlas. Hay una larga tradición en la fabricación de embutidos y se cuentan unos 1.500 tipos de salchichas. Hay muchas especialidades regionales: la salchicha blanca de Munich o la salchicha de cerdo con ketchup que es popular en Berlin.

Las salchichas usualmente se comen en la calle, son comidas callejeras, pero es cierto que también se sirven al plato en muchos restaurantes y nunca son demasiado caras. Una salchicha típica, por ejemplo, es la Bratwurst o salchicha grillada.

Se trata de la comida callejera mas popular del país: en general se hace con cerdo y ternera y se condimenta con jengibre, nuez moscada, coliandro o alcaravea, comino. Se sirve grillada con la piel crujiente y bañada con mostaza y ketchup. A veces se puede pedir simplemente dentro de un pan o con sauerkraut. Es un plato típico del verano alemán.

Otro tipo de salchicha muy popular es la knockwurst o salchicha hervida. Se hace con carne vacuna o de cerdo molida y parece un enorme hot dog. Pero hay diferencias pues es más grande que un hot dog típico y sus ingredientes son muchísimo mejores. esta salchicha tiene un tono rosado y un suave sabor a ahumado porque después de hervirse se ahúma un poco. Se sirve con pan y mostaza de Dijon.

Otra salchicha para probar es la weisswurst. Es una salchicha tradicional de Bavaria que se hace con carne de ternera y jamón molido, condimentada con perejil, limón, cebollas, jengibre, cardamomo.

En general se sirve a media mañana, como snack, ya que se cocina en agua caliente, sin hervir para que la piel no se rompa. Después se sirve con un pretzel con algo de mostaza dulce y una cerveza fresca.

Seguimos con las salchichas: currywurst. este tipo de salchicha alemana se inventó en Berlin en 1949 y se hace con cerdo y salsa de ketchup y curry en polvo. Parece que estos ingredientes los aportaron los soldados británicos que estaban en la ciudad tras el final de la guerra.

Se sirven grilladas y hoy en día son super populares e incluso hay un museo sobre ellas. Tanto en Berlin como en Hamburgo se sirven con patatas fritas y metidas dentro de un pan.

Kartoffelpuffer

Como habrás visto las patatas son algo muy presente en la gastronomía alemana. Entraron al país a fines del siglo XVII y para el siglo XIX eran super populares. El kartoffelpuffer es un pancake de patata frita, la patata está pisada y mezclada con perejil, cebollas y huevos.

Tiene forma circular y suelen servirse en el desayuno junto con huevos, o con salsa de manzanas o crema agria.

Kartoffelkloesse

Son los bocadillos típicos de patatas y hay dos maneras de elaboración: o mezclando patatas crudas y cocidas o directamente con patatas cocidas pisadas hasta hacerlas puré, haciendo después una bolitas que se hierven en agua con sal.

Es un plato secundario típico y hasta a veces se sirve con vegetales solamente. Si va como plato secundario le agregan salsa. Es un bocadillo muy popular y puedes aprender de su historia en el Museo del Bocadillo Thuringian., uno de los mejores museos dedicados a la gastronomía.

Sauerkraut

Es simplemente repollo fermentado y está en todo el país. se corta el repollo muy finito y se fermenta mucho tiempo. Dura muchísimo y es algo agrio, debido a las bacterias que fermentan los azúcares del repollo.

También se sirve como acompañamiento de platos protagonizados por carne.

Spätzle

Se trata de un plato vegetariano, fideos de huevo, y es muy popular no solo en Alemania sino también en Suiza, Austria y Liechtenstein. Se hacen de manera casera con harina, nuevos, sal y algo de agua fría.

Se cortan los fideos después y se cocinan en agua hirviendo con sal hasta que flotan. Se sirven después con mucho queso derretido y aunque puede ser un plato principal en si mismo en general se sirve como acompañamiento de carne.

Butterkäse

Este tipo de queso aparece más en la frontera con Suiza y tiene una sabrosa textura cremosa y un sabor delicado. Es mitad grasa, pura mantequilla, y tiene un fuerte aroma.

Brezeln

Es la versión alemana del pretzel y verás que se venden mucho en las calles, almacenes y supermercados. Son gruesos, algo salados y con semillas de sésamo arriba. Se pueden comer solos o con mostaza.

Finalmente, nadie puede comer en Alemania sin beber cerveza. Alemania tiene una gran tradición cervecera, de siglos. La variedad Pilsner es la más popular de todas, pero cada región o pueblo o ciudad tiene su propia versión. 

Bavaria es la región cervecera mas conocida y aquí podrás probar una buena cerveza de trigo. ¿Hay postres alemanes típicos? Sí, las galletas de jengibre o lebkuchen, la apfelkuchen o tarta de manzana, el strudel con semillas de amapola, los pancakes o kaiserschmarrn, la Torta selva Negra, el stollen típico de Navidad…

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

bool(true)