Pueblos de Málaga

Pueblos de Málaga

La provincia de Málaga es bien conocida por su Costa del sol, por sus playas y sus paisajes. Pero más allá del turismo de playa, hoy en día estamos encontrando otras alternativas que nos descubren que esta provincia es mucho más, ya que cuenta con muchísimos pueblos con encanto que enamoran a los visitantes con su patrimonio y su gran personalidad.

Vamos a ver algunos de los principales pueblos de Málaga que hoy en día constituyen una estupenda ruta para visitar poblaciones en enclaves naturales espectaculares. Si deseas visitar la provincia de Málaga de otra forma, te recomendamos que hagas una ruta por sus estupendo pueblos.

Nerja

Nerja

Este pueblo es muy conocido porque en él se grabó la mítica serie española de Verano Azul. En un parque de la localidad todavía se puede ver el barco de Chanquete. Este pueblo de costa ofrece además algunas playas estupendas para pasar el día como la de Burriana que es una playa urbana, la de Calahonda o la de Maro. Las Cuevas de Nerja son otro de sus principales puntos de interés. Son unas cuevas de cuatro kilómetros de largo con la estalagtita más grande del mundo. De vuelta en la localidad podemos disfrutar de las vistas en el famoso Balcón de Europa, un estupendo mirador que era antiguamente un punto de vigilancia para evitar los ataques por mar.

Antequera

Antequera

El pueblo de Antequera es uno de los más recomendados por toda la historia que todavía hoy se puede percibir. Se puede viajar a la prehistoria con el conjunto de los Dólmenes de Antequera, Patrimonio de la Humanidad. El Torcal de Antequera es otro lugar que hay que ver, con las maravillosas formaciones kársticas que dan lugar a este paisaje tan singular. Hay incluso alguna ruta de senderismo para ver la zona. Ya en el pueblo podremos ver el Arco de los Gigantes y la Alcazaba, que nos habla del pasado árabe de este pueblo. También llama la atención la cantidad de edificios religiosos que se pueden ver en el pueblo, como el Convento del Carmen, el Convento de los Franciscanos, la iglesia de Santa María o la capilla barroco-mudéjar de la Virgen del Socorro.

Ronda

Ronda

Ronda es uno de los pueblos de Málaga más visitados porque nos ofrece una estampa muy bella. Se visita mucho su Puente Nuevo de cien metros de altura que une el cañón del Tajo, una frontera natural que protegía el pueblo. En la localidad podemos visitar el Palacio Mondragón, que ofrece un patio árabe  y arquitectura renacentista, albergando en la actualidad el Museo Municipal de Ronda. La Plaza de la Duquesa de Parcent es una de las más bellas de la ciudad. En Ronda también podremos ver las antiguas murallas árabes y la Puerta de Almocábar, una de las principales entradas a la ciudad. Otras visitas son los antiguos baños árabes o la Casa del Rey Moro.

Frigiliana

Frigiliana

Frigiliana es un pueblo andaluz típico, con sus bellas casas encaladas, fuentes y flores decorando las fachadas. La Casa del Apero puede ser el punto de partida, ya que en ella se encuentra la oficina de turismo pero también el Museo Arqueológico y la Biblioteca Municipal. Cerca de esta casa está el Palacio de los Condes de Frigiliana que hoy en día alberga la fábrica de Miel de caña. La cuesta del apero es uno de sus lugares más emblemáticos y al llegar al final nos encontraremos con el Mirador de Frigiliana. Otra buena idea es callejear tranquilamente por este pueblo para descubrir sus pequeñas casas y su encanto andaluz.

Mijas

Mijas

Mijas destaca por varias cosas, una de ellas sus peculiares burro-taxi. Pero también estamos ante un bello pueblo con paredes blancas encaladas y con un gran encanto. Es lo que esperamos ver si nos dirigimos a un típico pueblo andaluz. En la Plaza de la Constitución encontraremos interesantes tiendas con artesanía de la zona, bares y restaurantes. En el Paseo de la Muralla podremos tener una buena panorámica de Mijas. En este pueblo destaca también la iglesia de la Inmaculada Concepción, levantada sobre una antigua mezquita de la que queda el campanario de estilo mudéjar.

Júzcar

Júzcar

Júzcar merece la pena solamente porque es conocido como el pueblo de los pitufos o aldea azul. En cuanto lo vemos sabemos a qué viene esta denominación, porque todas sus casas están pintadas en un vivo color azul. Es llamativo porque normalmente esperamos encontrar unas casas blancas encaladas, que es lo típico en Andalucía. En este pueblo se puede seguir una ruta de graffittis por las casas, con un código QR en cada uno para descubrir una palabra clave. También hay varias rutas de senderismo en los alrededores, no hay que olvidar que se encuentra en un espacio natural de gran belleza. Es un pueblo perfecto para ir con niños, ya que tiene un parque de aventuras en el cual hay tirolinas y rocódromos.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*