Qué es el Taj Mahal

Uno de los edificios más conocidos del mundo es el Taj Mahal. Está en India y los turistas que visitan este país tan maravilloso no se van sin visitarlo. Seguro, si no conoces su nombre, lo has visto mil veces en la televisión, revistas o Internet.

¿Pero qué es el Taj Mahal en realidad? ¿Es un palacio, un monumento, una tumba, un edificio gubernamental…?

El Taj Mahal

En realidad el Taj Mahal es un mausoleo, una enorme y majestuosa tumba que fue construida en el siglo XVII para que descansara una de las esposas del emperador Sha Jahan. El edificio está a orillas del río Yamuna, en la ciudad de Angra.

El complejo tiene unas 17 hectáreas dentro de las cuales hay una mezquita, una casa de huéspedes, jardines, una muralla medieval y la propia tumba. La construcción comenzó en 1632 y para 1643 estaba prácticamente terminada, aunque las obras continuaron una década más. Si hacemos unos rápidos cálculos matemáticos, el coste de la construcción al día de hoy debe rondar los mil millones de dólares.

Cuanta la historia que el emperador Shah Jahan quiso honrar la memoria de su querida esposa Mumtaz Mahal, quien había fallecido en el parto de su decimocuarto hijo. Corría el año 1631 y las obras comenzaron al año siguiente, en el medio del dolor del soberano. Este rey era el tercer hijo del emperador Jahangir y la princesa Manmati y se proclamó emperador en 1628. Tenía ansias de poder y fue muy activo políticamente, sumando territorios, pero además era un apasionado de la arquitectura.

Cuando nombró a Angra como la capital de su imperio decidió construir dos grandes mezquitas, además del Taj Mahal, aunque éste último es la cumbre de sus deseos. El Taj Mahal es realmente soberbio y como sabemos, lo construyó para honrar el recuerdo de la más amada entre sus tres reinas, Mumtaz Mahal.

 

¿Pero cómo es el Taj Mahal? Parece que los arquitectos se inspiraron en construcciones anteriores, como la tumba de Timor, el creador de la dinastía Mughal, y otras tumbas reales más. Pero estas tumbas estaban hechas de caliza roja, mientras que Sha Jahan eligió hacer su obra con mármol blanco y piedras semi preciosas.

La tumba está en el corazón mismo del complejo: se  trata de una estructura de mármol blanco que se ubica en un pedestal cuadrado y tiene un domo enorme, siguiendo siempre el diseño clásico islámico. Hay muchas salas y en una de ellas está la tumba, el cenotafio donde hoy descansan la esposa pero también el emperador que murió apenas una década después de su amada.  Los jardines tienen fuentes, caminos de ladrillo y mármol, muchos canteros, rosales, arboles frutales…

La cúpula del edificio, lo más llamativo de cerca y de lejos, tiene 35 metros de alto, lo que suma majestuosidad. Si a eso agregamos que todo el complejo está bellamente decorado se entiende porqué el Taj Mahal sigue maravillando a sus visitantes. Tiene una decoración externa preciosa, con elementos de caligrafía, dibujos abstractos y motivos vegetales también, todo con distintas técnicas, desde esculturas, pinturas, relieves o piedras incrustadas.

Por todos lados hay pasajes del Corán usados decorativamente. Hay letras incrustadas en oro, jaspe o mármol negro, algunas muy detalladas, otras más fluidas que apenas pueden leerse. Incluso, hay caligrafía dibujada en proporción para que pueda leerse desde abajo, desde la altura de las personas. Los modelos abstractos están por todas partes también, pero también en los pisos y en los caminos, con mosaicos coloridos.

Las piedras preciosas aparecen dentro del edificio, en la sala central y en donde están los cenotafios del soberano y su esposa. La sala tiene forma octogonal y muchas entradas. 25 metros de alto tienen los muros internos y sobre ellos se alza una cúpula falsa decorada con motivos solares. A nivel del piso hay ocho arcos y algunos tienen balcones. Las ventanas tienen además una pantalla de mármol blanco.

El cenotafio de la esposa del emperador está en el centro de la sala: sobre una base rectangular de mármol hay una urna de mármol también. Hay gemas preciosas por todos lados. Al lado está el cenotafio de Sha Jahan es más grande y se sumó tras la muerte del emperador diez años después.

Pero el Taj Mahal no solo es maravilloso por el edificio en sí, sino también por el diseño externo, por sus jardines y las grandes obras hidráulicas que fueron necesarias para irrigarlos. Hay caños de barro, caños de cobre, canales, fuentes, tanques de distribución… No todo se conserva, pero lo que quedó permite ver lo maravilloso que era.

El paso de los siglos ha afectado ciertamente el monumento, aunque ha llegado a nuestro tiempo bastante bien. A comienzos del siglo XX se le hicieron muchos trabajos de restauración. Estaban los británicos todavía. Más recientemente se han registrado daños en la fachada de mármol producidos por la polución del aire, a raíz de las emisiones tóxicas de las fábricas cercanas y el motor de los coches.

A raíz de esto se decidió un espacio de protección alrededor del monumento, prohibiendo actividad fabril y la circulación de vehículos. Después, en 1998, se volvieron a hacer trabajos de restauración.

Volviendo un poco a la historia, en 1657 Sha Jahan cayó enfermo y empezó entonces una cruel batalla entre sus cuatro hijos por su herencia y el trono. El ganador fue Aurangzeb y al final metió a su padre en el Fuerte Rojo hasta su muerte.

Información práctica del Taj Mahal

  • El Taj Mahal abre media hora antes del atardecer y cierra media hora antes del atardecer. Los tickets se venden en todas las puertas que ingresan al complejo.
  • El precio del ticket para extranjeros es de 1100 / 200 rupias. Los que compren el ticket online tienen un descuento de 5 rupias.
  • No se permite el ingreso de niños menores de 15 años.
  • Se carga un extra de 200 rupias si se quiere visitar el mausoleo.
  • Hay visitas nocturnas cinco días al mes. Por ejemplo, cuando hay una llena y dos noches antes y dos noches después. Los tickets para esta visita están disponibles un día antes del evento, en Agra. El horario de la visita nocturna es de 8:30 pm a 12:30 am, en ocho grupos de 50 personas. La visita dura media hora. El ticket cuesta 750 rupias por adulto extranjero.
  • Los celulares deben estar apagados o en silencio. Está prohibido fumar y también tomar fotos en el mausoleo principal.
  • A Angra puedes llegar en avión o en tren. Desde la ciudad al Taj Mahal pueden tomar un taxi, un rickshaw o un radio taxi.
¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*