Que hacer en la isla de Tavira

 

Tavira es una pequeña y hermosa isla sobre la costa portuguesa, en la no menos hermosa región de Algarve. Tiene solo once kilómetros de largo y ahora que estamos muy cerca de las vacaciones de verano podemos tenerla en cuenta porque es dueña de unas playas espectaculares.

Forma parte del Parque Natural de la Ría Formosa, tiene playas de Bandera Azul y más allá del alojamiento típico para el turista tiene una ampla zona de acampe así que puedes ir con tu tienda a cuestas y disfrutar de la naturaleza.

Isla de Tavira

A la isla solo puedes llegar en bote, botes que parten del puerto de Quatro-Aguas y del centro de la ciudad de Tavira. Las opciones principales para cruzar son el Aqua-Taxi o el Ferry y el cruce es de apenas algunos minutos.

El ferry entre Tavira y Quatro Aguas funciona todo el año menos cuando el clima es malo. Fuera de temporada su horario es entre las 9 am y las 5 pm pero del 1 de julio al 5 de septiembre el primer bote parte a las 8 am  desde Quatro Aguas y a las 12:30 desde la isla, viaje ida y vuelta.

También hay Taxis Acuáticos pero tienen horarios mas restrictivos fuera de la temporada de verano. Si vas en verano, no tendrás problemas. Un taxi acuático desde Quatro Aguas a la isla puede rondar los 8 euros y por la noche cuesta un 25 % extra.

Como dijimos más arriba la isla de Tavira tiene solo once kilómetros de largo pero su ancho varía entre un kilómetro y 150 metros. Muchos opinan que sus playas son las mejores de la región de Algarve ya que combinan naturaleza, nudismo, flamencos y aves.

Es una isla muy turística en verano pero por suerte está bien organizada para recibir visitantes, entonces, a medida que van llegando los botes todo se va acomodando en el estacionamiento que es bastante amplio.  Las playas tienen restaurantes y baños públicos en la temporada de verano y es la playa principal la que tiene Bandera Azul debido a la calidad de sus aguas, su limpieza y su cuidado ambiental.

Los amantes de salir de campamento encuentran en Tavira un destino ideal ya que el parque de acampe es genial: ofrece capacidad para 1550 usuarios en sus 35.00 metros cuadrados de superficie con muchos pinos que brindan sombra, cámaras de seguridad y buenos servicios.

Las playas son calmas, de arenas blancas y aguas cristalinas aunque no muy cálidas. Puedes pasear en bote por la costa para ver la flora y fauna local, en especial las aves acuáticas y migratorias de la zona. La primera playa que te encuentras cuando bajas del bote es la más popular y por en de la que mas gente concentra. Llegas a ella tras caminar unos 400 metros por un bosque de pinos, con chiringuitos y restaurantes alrededor. Si sigues caminando vas a llegar a las otras playas que suelen estar más tranquilas de gente.

Entonces, en la isla de Tavira todo gira alrededor de caminar y la playa. Cuanto mas lejos camines, más tranquilo vas a estar. Incluso hay partes de algunas playas que son nudistas. Por ejemplo, si caminas unos 40 minutos llegas a la Praia do Barril, una ex aldea de pescadores convertida en destino turístico. Es grande, larga y ancha y tiene un sector nudista muy popular.

Resumiendo, la isla tiene cuatro playas: la primera es la Praia Tavira, después viene la Praia da Terra Estreita, después la Praia do Barril y finalmente la Playa del Hombre Desnudo.

Si te quedaste pensando en el nudismo, debes tener dos playas en mente: la Playa Barril y la Playa del Hombre Desnudo. Son tu mejor destino. La primera casi que es una extensión de la propia isla. Las antiguas casitas de pescadores fueron convertidas en restaurantes y cafeterías y en general no hay mucha gente y si te alejas un poco, unos dos kilómetros, llegas al sector nudista.

Ahora bien, si sigues tu caminata llegas a a la otra playa y allí también puedes quitarte la ropa sin problema. Gente desnuda, arenas blancas y suaves, aguas azules pero, ¡muy frías!

La gente amante del nudismo llegó aquí a mediados de los años ’80, especialmente alemanes y holandeses. En la década siguiente el aspecto nudista de la costa fue asentándose y entonces empezó a aparecer en las guías de turismo LGTB. De un tiempo a esta parte perdió algo de popularidad por algunas playas vecinas como la española Nueva Umbria o Cabela Velha  pero sigue existiendo. Eso sí, no hay servicios, facilidades ni guarda-vidas.

En Tavira vive poca gente por eso hay pocas casas. La gran mayoría fueron construido en los años ’40 y hay una prohibición para construir nuevas y estas tampoco pueden venderse.  Hay supermercados, bares, restaurantes y cajero automático. El camping abre solo de mayo a septiembre, para no olvidar.

Digamos que visitar la isla es solo disfrutar de la naturaleza, de un día de playa, del agua y el sol. Nada más. Un day trip encantador desde la ciudad de Tavira.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Playas, Portugal

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi pasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*