Qué ver en Archena, Murcia

Archena

La localidad de Archena es un pequeño núcleo municipal que se encuentra a pocos kilómetros de la ciudad de Murcia. Se trata de un municipio en el que hay mucho regadío ubicado en el Valle de Ricote, con bonitos paisajes y atravesado por el río Segura. Este lugar fue ya en época romana un sitio en el que se establecieron termas, algo que hoy en día sigue siendo una gran fuente de ingresos.

Vamos a ver todo lo que se puede ver y hacer en la localidad murciana de Archena. Este sitio sin duda es conocido por su agradable balneario, pero puede ofrecer muchas más cosas, con interesantes visitas y paisajes a tan solo unos kilómetros de la ciudad de Murcia, siendo ideal para hacer una escapada.

Conoce Archena

La localidad de Archena ya fue poblada por los íberos hace siglos, ya que se han encontrado yacimientos de importancia como el de Cabezo del Tío Pío. En la época romana se establecieron los baños termales, restos que todavía hoy en día se conservan y que han hecho de este lugar un punto turístico gracias al balneario de Archena. La villa de Archena como tal surgió con la Edad Media cuando la taifa de Murcia se convirtió en un protectorado castellano. Esta localidad es un punto muy tranquilo en la actualidad que cuenta con cierto turismo rural y de salud y con espacios naturales interesantes.

Turismo de salud

Balneario de Archena

Si hay algo que destaca en la población de Archena es sin duda su gran balneario. Es un increíble complejo situado en el paraje natural del Valle de Ricote, rodeado de bonitos paisajes que ayudan a la tranquilidad. Además, se encuentra junto al río Segura en donde nace el manantial que es el que ha dado lugar a la creación de un punto termal ya en tiempos de los romanos.

El agua del manantial sale a una temperatura de 51.7ºC y es sulfurada clorurada sódica cálcica. Sus minerales y su composición le confiere unas propiedades que ayudan a relajarnos y que además son buenas para cuidar la piel de problemas y para mantenerla más joven. Es por eso que se han convertido en uno de los mayores atractivos de esta comunidad. El complejo ofrece tres hoteles en los que alojarse y una zona de balneario en donde poder disfrutar de las aguas y de distintos tratamientos como el hidromasaje, la ducha bitérmica, masajes o sala de tratamiento respiratorio. También ofrece un centro de estética con tratamientos como el drenaje linfático o la conocida chocolaterapia.

Turismo rural en Archena

Archena

Además de su espacio termal, en Archena nos podemos encontrar con algunas estupendas ideas en turismo rural, ya que se encuentra rodeada por bonitos espacios naturales. La ruta de los Miradores del Monte Ope es una de las más conocidas, ideal para quienes disfrutan haciendo senderismo. Es una ruta de unos trece kilómetros con algunas zonas abruptas de subida pero vale la pena por las increíbles vistas del valle que hay desde los puntos más altos. Se puede ver ese paisaje semi árido que se vuelve verde en los puntos junto al río Segura.

Existen además otras rutas que se pueden hacer, tanto a pie como en bicicleta. La ruta que va hasta Abarán o la Ruta de las Presas son otras posibles actividades en este bonito valle. En la Ruta de las Presas iremos siguiendo las distintas presas que tiene el río. Incluso es posible realizar rutas en piragua por el río Segura.

Museo de Archena y Museo del Esparto

El Museo de Archena se encuentra junto al río Segura y además está en un edificio moderno muy vanguardista. Este museo tiene varias salas en las cuales se pueden ver restos arqueológicos e históricos encontrados en este lugar, puesto que ha sido cuna de distintas civilizaciones a lo largo de los siglos y de la historia. El resultado es un paseo por la historia de los distintos pueblos que se han asentado a orillas del río Segura. También hay espacio para exposiciones temporales.

Por su parte, el Museo del Esparto se encuentra en el Palacete de Villarías. Este museo nos muestra artilugios y calzado realizado en este material que todavía se utiliza en la actualidad. Podremos ver también algunas réplicas de edificios en esparto. Al parecer este material ya fue utilizado en la región incluso durante la prehistoria, aunque fueron los romanos los que le dieron mayor importancia a su uso. Junto a este palacete nos encontramos también el bonito jardín de Villarías, con detalles como unas cascadas y una pérgola, ideal para dar un tranquilo paseo.

Restos del castillo

En esta localidad también se levantó un antiguo castillo de los que solamente quedan ya los restos. Se sitúan en el Cabezo del Ciervo a unos metros del centro. Quedan solamente unos restos que no permiten ver bien la estructura pero igualmente se han declarado como Bien de Interés Cultural.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*