Qué ver en Berna

Berna

Berna es la capital de Suiza y se encuentra en la región de la meseta suiza. Es una ciudad que se encuentra atravesada por el río Aar. Antiguamente estaba protegida por el meandro del río, por lo que en esta zona está la parte más vieja de la ciudad. Con la construcción de puentes la ciudad comenzó a expandirse hacia otras áreas.

Hoy en día nos encontramos con una interesante ciudad y con un casco antiguo que ya es Patrimonio de la Humanidad. Esta ciudad sin duda enamora a muchos, con sus bonitas plazas, sus jardines y su zona antigua con un encanto medieval que está muy bien conservada. Vamos a conocer todo lo que puedes ver en la ciudad de Berna.

Catedral de Berna

Catedral de Berna

Esta catedral es su edificio religioso más alto, con una torre de más de cien metros de altura. Esta catedral cuenta con un bello estilo gótico que se puede percibir fácilmente en los detalles de la torre. Se comenzó en el siglo XV pero no se terminaría hasta el siglo XIX. En la portada nos encontramos con una bonita representación del Juicio Final. Dentro de la catedral podremos subir los más de trescientos escalones para llegar a lo alto de la torre y poder disfrutar de las mejores vistas de la ciudad de Berna. Sin duda esta es una de las cosas que más valen la pena cuando visitamos la catedral.

La Torre del Reloj

Torre del Reloj

La Torre del Reloj, también conocida como Zytgloggeturm es uno de los monumentos más emblemáticos de toda la ciudad y todo un símbolo en su casco antiguo. La torre cuenta con un precioso reloj astronómico del siglo XVI aunque la misma torre sea del siglo XII, uno de sus puntos más antiguos. Es fácil reconocer esta torre situada en la zona antigua. Aunque hoy en día es un monumento muy apreciado, llegó incluso a utilizarse como cárcel para mujeres hasta el siglo XV.

Palacio Federal de Suiza

Parlamento de Berna

En este elegante y llamativo edificio se encuentra el Parlamento. Es un edificio que se terminó a principios del siglo XX y está en la Bundesplatz, en pleno casco histórico. Destaca por esa gran cúpula de cobre en tonos turquesa y es posible realizar visitas guiadas, aunque se suelen hacer solamente los sábados, por lo que hay que mirarlo con antelación. Desde la parte de atrás se pueden ver los Alpes suizos y el barrio de Marzili. Además, cuentan con una maqueta del propio parlamento.

Calle Kramgasse

Kramgasse

Esta es una de las calles más interesantes de la zona antigua de Berna. Cuenta con kilómetros de arcadas en edificios medievales con tejados rojizos que se conservan muy bien. En la calle también podemos ver varias fuentes con esculturas. En estas arcadas podemos encontrar puertas que llevan a comercios y bares. Antiguamente estas puertas daban a sótanos que servían para guardar la mercancía, como zona de almacenaje. Hoy en día es un lugar muy turístico en el cual podemos encontrar todo tipo de tiendas y locales de ocio.

Jardín de las Rosas

Rosengarten

Rosengarten es otro de los lugares que no hay que perderse en una visita a Berna. Cuenta con cientos de variedades de rosas y también con más flores, además de espacios naturales en los cuales relajarse. Se encuentra en una colina sobre una zona elevada desde la cual se puede apreciar el casco antiguo de la ciudad y ver parte del meandro del río Aar. En este parque también hay un pabellón, un estanque y un restaurante. Es el sitio ideal para pasar la tarde de una forma relajada.

Kuntsmuseum

Kuntmuseum

Este es el museo más importante de la ciudad de Berna. Es un museo de arte que ofrece obras desde la Edad Media hasta la etapa contemporánea. Se pueden ver miles de cuadros y esculturas, algunos de importantes autores como Van Gogh, Salvador Dalí, Pollock o Picasso.

Barrio de Marzili

En todas las ciudades hay un lugar de moda, un barrio que se convierte en el lugar al que hay que ir para ver el mejor ambiente y en Berna es el barrio de Marzili. Este barrio se sitúa a orillas del río Aar, con casas con fachadas traseras que dan a este río, con estupendas vistas. En este lugar podemos ver cafés y tiendas además de las piscinas Marzili, lo que hace que sea uno de los barrios más interesantes.

Casa Museo de Einstein

Casa de Einstein      En esta ciudad podemos visitar también la Casa Museo de Einstein, situada en la calle Kramgasse, en el número 49. Durante la etapa que Einstein pasó en Berna desarrollaría importantes teorías como la de la relatividad. En la segunda planta se puede ver cómo vivía Einstein con su mujer y su hijo, conservando los muebles de época. En la tercera planta se pueden ver documentos originales y conocer más sobre su biografía.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*