Qué ver en Covarrubias

Covarrubias

La población de Covarrubias está situada en la Comarca del Arlanza, en la provincia de Burgos. Esta es una localidad histórica que ofrece monumentos y antiguos edificios para ver, además de que se encuentra en un bonito lugar natural.

Si estamos buscando realizar una pequeña visita de fin de semana, este lugar puede ser una buena idea. Es un pueblo pequeño pero que ofrece un gran patrimonio para ver, con una zona antigua muy bonita en la que parece que no ha pasado el tiempo. Descubre todo lo que puedes ver en Covarrubias.

Torreón de Fernan González

Torreon de Covarrubias

Toda esta villa fue declarada Bien de Interés Cultural y Conjunto Histórico-Artístico Nacional en el año 1965. Se la conoce como la Cuna de Castilla, puesto que en el siglo X el conde Fernan González y su hijo la convirtieron en la capital del Infantazgo de Covarrubias. Uno de los principales monumentos que se pueden ver del siglo X es precisamente el Torreón de Fernan González, una imponente torre defensiva.

Esta torre es un baluarte que pertenecía a un recinto defensivo y amurallado en donde se encontraba el Palacio del Abad. Esta torre era de origen mozárabe y conserva las saeteras aunque las almenas antiguas fueron cubiertas hace siglos. Cuenta con cuatro pisos y se accede a ella por la zona superior. En torno a ella hay precisamente una leyenda, en la que se dice que Doña Urraca, hija de Fernan, fue apresada en la torre por haberse enamorado de un pastor.

Iglesia de Santo Tomás

Iglesia de Covarrubias

Esta iglesia eclesiástica es un edificio antiguo que se levantó en el siglo XII. En la actualidad vemos una iglesia que en su mayor parte data del siglo XV, con una estructura fuerte típica del románico. Dentro de la iglesia se pueden ver algunos retablos antiguos y una vidriera renacentista. Además, cuentan con una escalera plateresca y una antigua pila bautismal románica.

Muralla de Covarrubias

Murallas

Desde el siglo X al XVI esta ciudad estuvo amurallada y al parecer tuvo hasta tres puertas de entrada. La última se representa en un escudo que todavía se conserva. En la actualidad solamente se pueden ver algunas partes de la muralla, muchas de las cuales se integraron en las casas. Al parecer el motivo por el cual se derribaron gran parte de las murallas no fue ninguna batalla, sino más bien la peste que asoló la ciudad. Las murallas fomentaban que la enfermedad continuase y por eso se vinieron abajo.

Colegiata San Cosme y San Damián

Colegiata de Covarrubias

Donde está esta colegiata hubo un templo visigodo y después un edificio románico. La colegiata actual data del siglo XV. Dentro de ella se puede ver un órgano del siglo XVI que todavía funciona y por eso es el más antiguo de España que todavía está en uso. Este órgano suele tocarse los domingos y también en festividades importantes. En el edificio hay un museo en el cual se pueden ver algunas obras antiguas, como la Adoración a los Reyes Magos de Gil de Siloé. También se conservan algunas prendas de la reina Kristina de Noruega.

Plaza del Ayuntamiento

Plaza del Ayuntamiento

En la Plaza del Ayuntamiento se pueden ver las típicas casas con entramado de madera que aportan un estilo medieval a la villa. Estas plazas son siempre punto de reunión y de fiesta en los pueblos, además de un lugar en el que encontrar bares para reponer fuerzas. Cerca de la plaza se encuentra la Oficina de Turismo, que organiza estupendos tours turísticos y guiados por la zona histórica de la ciudad, contando todo lo que debemos saber de sus emblemáticos edificios.

Casas antiguas

Casa de Doña Sancha

Esta fue una población importante durante la Edad Media, por lo que podemos encontrar casas que pertenecieron a personajes ilustres. Así es la Casa del Obispo Peña, en la que hay un escudo de piedra del siglo XVI. La Casa de Doña Sancha es la que mejor representa el estilo antiguo de la villa, con su entramado de madera y las paredes blancas. Esta casa data del siglo XV y cuenta con una balconada y un soportal con vigas de madera.

Ermita de San Olav

La Ermita de San Olav llama mucho la atención debido a su estilo tan moderno en contraste con la bonita villa medieval. Al parecer, la Princesa Kristina de Noruega expresó su deseo antes de morir, pidiendo que se construyese una ermita en honor al santo cristiano noruego San Olav. Pero esto no se haría hasta el siglo XXI, por lo que su estilo es muy moderno. Los que realizaron el proyecto dicen que se inspiraron en las antiguas construcciones románicas, aunque cuando llegamos a ella podemos ver un exterior en metálico que nos hace dudar sobre su uso, ya que parece más bien una nave o algo industrial. El caso es que es un objeto de visita debido a lo peculiar que resulta tratándose de una ermita.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?