Qué ver en Croacia

Croacia que ver

Croacia, o la República de Croacia es un país miembro de la Unión Europea que es realmente turístico. Si vamos a ver las cosas que se pueden ver en Croacia seguramente nos quedaremos bastante cortos hablando de ellas. Es un lugar con bellas y antiguas ciudades, pueblos con mucho encanto y con paisajes naturales que asombran a cualquier viajero.

En Croacia nos encontramos con una lista larga de lugares que deberíamos visitar. Si no podemos hacerlo a la primera, siempre podemos buscar más días para visitar Croacia, ya que vale mucho la pena. Encontraremos espacios de gran belleza que nos dejarán recuerdos inolvidables.

Zagreb

Zagreb

Zagreb es la capital de Croacia y como tal es una de sus ciudades más turísticas e importantes. En esta ciudad podemos ver su bonita catedral en el barrio de Kaptol con dos torres góticas. Hay que pasear por su histórico barrio de Gradec, en donde podremos ver la Puerta de Piedra que perteneció a las antiguas murallas. El Mercado Dolac es al aire libre y en él podremos encontrar los productos de la zona. La llamada Herradura Verde es uno de los lugares más bonitos en la ciudad, parques, jardines y bonitos edificios antiguos.

Pula

Pula

Esta es una ciudad pequeña situada en el condado de Istria. Al parecer esta ciudad ya existía en tiempos de la Antigua Grecia, por lo que cuenta con mucha historia. Lo primero que deberíamos ver en Pula es el anfiteatro romano. Es el más grande del mundo y comenzó a construirse en el 27 a de C. Otros monumentos antiguos que podemos ver en la ciudad son la Puerta de Hércules o el Arco de los Sergios con columnas de estilo corintio. En esta visita también deberíamos pasarnos por el Museo Arqueológico de Istria y el Museo de Historia de Istria. Tampoco podemos perdernos el Templo de Augusto, lo único que queda del antiguo foro romano.

Dubrovnik

Dubrovnik

Dubrovnik es uno de los sitios más turísticos de toda Croacia, conocida como la perla del Adriático. Hay muchísimas cosas que hacer en esta ciudad. Entrar a la ciudad amurallada por la conocida Puerta de Pile ya es todo un clásico. Cerca de esta puerta está Stradun, la calle principal de la ciudad. En la ciudad hay que tomarse un tiempo para pasear por lo alto de las murallas disfrutando de las vistas. En la céntrica plaza de la Luza hay varios edificios emblemáticos como el Palacio Sponza, la iglesia de San Blas o la torre de la campana. Esta ciudad también es conocida por sus playas, como la de Banje o la de Buza. Si sois fans de Juego de Tronos, seguramente podréis hacer algún tour guiado por los lugares que salieron en la serie.

Split

Split

Una de las cosas más interesantes que se pueden ver en Split es el Palacio de Diocleciano. En él se pueden ver las catacumbas, que formaron parte también de la serie Juego de Tronos. En la ciudad hay que dar un paseo por la zona marítima, que es muy animada. El lugar ideal en donde comer en un restaurante o para encontrar un puesto de artesanía. También encontraremos ofertas de tours guiados por la ciudad. En esta ciudad también hay que visitar el Templo de Júpiter, un antiguo templo, o la Catedral de San Domnius, uno de los edificios cristianos más antiguos que se conservan.

Lagos de Plitvice

Lagos de Plitvice

No todo en Croacia son ciudades con antiguos edificios y templos. También es un país repleto de increíbles espacios naturales de gran belleza. Uno que destaca sobre los demás es la zona de los lagos de Plitvice. Este parque nacional se encuentra en la región de Lika. Tiene unos 20 lagos interconectados, unas noventa cascadas y un paisaje lleno de verdor por todas partes. Hay varias rutas por pasarelas de madera pero también se pueden hacer pequeños cruceros en barcos para acercarse a las cascadas. Ambas cosas son muy recomendables para disfrutar por completo de la zona de los lagos.

Trogir

Trogir

Trogir se encuentra en la Costa Dálmata. Cuenta con algunos edificios barrocos y renacentistas bien conservados y de importancia. En Trogir se puede disfrutar de un pequeño paseo marítimo. La Catedral de San Lorenzo es una mezcla de estilos que van del barroco al renacentista. Otro imprescindible que hay que ver en la ciudad es el Castillo de Camarlengo y la torre que antes estaba unida al castillo. La plaza de Juan Pablo II es su lugar más céntrico y en ella encontramos la catedral, el Palacio Ducal del siglo XIII o el Palacio Cipico. Esta pequeña ciudad es un lugar tranquilo, alejado de los mayores centros turísticos, de ahí que una de las cosas que debemos hacer es disfrutar de sus pequeñas y tranquilas calles. Su casco antiguo se visita en medio día y podremos encontrar alguna terraza para descansar.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*