Qué ver en Eguisheim, Alsacia

Eguisheim

Eguisheim es una localidad y comuna situada en Francia en la conocida región de Alsacia. Es un lugar que también es conocido por tener una gran producción de vino, pero también destaca por ser uno de esos pueblos que se encuentran entre los más bellos de Francia debido a que se conserva muy bien su estilo tradicional. Sin duda es una visita que resulta ideal para una escapada de fin de semana.

Eguisheim es una de esas pequeñas villas de Alsacia que tiene un gran encanto, porque sus casas todavía tienen el típico entramado de madera. Destacan sobre todo durante la temporada navideña, pero hay mucho que ver en este lugar de Francia situado cerca de la frontera con Alemania.

Un poco de historia

Calles de Eguisheim

Eguisheim ya comenzó su historia al convertirse en un asentamiento romano. Incluso los romanos comenzaron a cultivar viñedos en esta zona tan propicia. Pero su crecimiento no llegaría hasta el siglo VIII cuando el conde Eberhardt ordenó construir un castillo en la zona. En torno a este castillo se fueron creando las calles alrededor y en forma de anillo, lo que le da esa formación tan original a este pueblo. Es el mismo castillo que se puede visitar en la actualidad, en el cual nacería Bruno de Eguisheim-Dagsbourg que sería más tarde el Papa León IX.

El círculo de oro

Eguisheim

En Eguisheim lo mejor que podemos hacer es sin duda perdernos por esas bellísimas y antiguas calles imaginándonos cómo vivieron los habitantes de esta población durante siglos. Nos sentiremos en un auténtico cuento, ya que a ambos lados de las calles hay bonitas casas típicas con entramados de madera y bonitos colores. El círculo dorado hace referencia a la zona más externa de la ciudad, en donde se encuentran las calles más bonitas. Pasear sin prisas, sacando fotografías y disfrutando de los pequeños detalles de las casas que suelen estar decoradas con flores, será algo que nos resultará encantador. La Rue du Rempart es una de esas calles y nos deleita con un bonito empedrado antiguo que realmente parece sacado de un cuento. En los dinteles de algunas ventanas y puertas se pueden ver inscripciones de las antiguas familias o de los oficios que se realizaban en algunas de esas casas. En esta calle también está la Pigeonnier, un lugar que ofrece una división de dos calles y que es uno de los puntos más fotografiados en Eguisheim.

Place du Chateau Saint Leon

Plaza de Eguisheim

Una vez hemos recorrido los alrededores de la localidad con sus pequeñas calles y sus preciosas casas, tenemos que llegar al centro. Esta es la plaza más grande y más céntrica de Eguisheim, un lugar que no podemos perdernos. En el centro de esta plaza podemos ver una bella fuente con la figura de San León IX y justo detrás de esta fuente podemos ver el antiguo castillo edificado en el siglo VIII. Al lado del castillo hay una pequeña capilla dedicada al Papa León, la cual se erigió sobre unas antiguas mazmorras.

Otras plazas en esta pequeña ciudad de Eguisheim que deberíamos visitar son la Place du Marche, en la espalda de la capilla. Es una plaza pequeña con una escultura en el centro pero en Navidad colocan aquí también un bonito mercadillo. La Place MGR Stampf es otra de las coquetas plazas de esta villa, con una fuente en su centro y suelo empedrado. Son plazas pequeñas pero que resultan encantadoras por todos los detalles, por lo que no deberíamos perdernos ningún rincón de este lugar, ya que todos pueden llegar a sorprendernos.

Torres de Eguisheim

Los restos de estas torres se encuentran en las afueras de la ciudad. Weckmund, Wahlenbourg y Dagsbourg son las tres construcciones de arenisca en tonos rojos que pertenecían a la familia Eguisheim. En la Guerra de los Óbolos que enfrentó a las poblaciones vecinas, los miembros de esta familia fueron quemados en la hoguera y estas torres pasaron a formar parte de los obispos de Estrasburgo.

Iglesia de San Pedro y San Pablo

Esta es la iglesia más importante de la población de Eguisheim. Es un templo antiguo, que data de los siglos XIII y XIV y que se construyó en un inicio en estilo románico pero que en la actualidad nos ofrece un estilo gótico. Aunque su exterior no reviste mucho interés, en su interior podemos ver una escultura de la Virgen de Ouvrante del siglo XIII.

Eguisheim en Navidad

Mercadillo navideño

Aunque este pueblo resulta bonito todo el año, lo cierto es que durante la Navidad recibe muchos más visitantes. Este pueblo junto con otros como Colmar tienen unos bonitos mercadillos en sus plazas y las calles se visten con todo tipo de decoración. Incluso las casas se decoran para que todo cuente con un increíble ambiente navideño. Si te gusta esta época del año tienes que visitar estos pueblos durante la Navidad para vivir ese espíritu al máximo.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*