Qué ver en Formentera

Imagen| Pixabay

Situada al sur de Ibiza, la isla de Formentera es la más pequeña de las Islas Baleares y la mejor conservada del archipiélago. Se trata de un destino tranquilo y familiar con un clima suave y soleado que permite disfrutar de un entorno natural maravilloso y de unas bonitas playas durante prácticamente todo el año.

Si te quieres deshacer del estrés del día a día y disfrutar del rumor de las olas así como de unas vistas espectaculares no puedes perderte Formentera. ¡Te enamorará!

¿Cómo llegar a Formentera?

Formentera es una isla pequeñita que no posee aeropuerto, por lo que sólo es accesible por el mar. Para llegar hasta ella hay que hacerlo a través de Ibiza, que está conectada con varios puertos y aeropuertos peninsulares como Barcelona, Valencia o Denia. 

Una vez en Ibiza para llegar hasta el puerto formenterano de La Savina hay que tomar una de las embarcaciones de las navieras que realizan el trayecto todos los días de la semana con diferentes horarios. El recorrido entre el puerto de Ibiza y la Savina tiene una duración de 35 minutos aproximadamente.

Al desembarcar en el Puerto de La Savina podremos encontrar varias empresas de alquiler de coches, motos, bicis y quads.

Imagen| Pixabay

¿Qué ver en Formentera?

Muchos viajeros visitan Formentera atraídos por sus playas y calas de ensueño pero la isla cuenta con otros atractivos turísticos. Algunos de los lugares más destacados de Formentera son:

Faro de la Mola

Se trata del más antiguo y el más importante faro de Formentera. Se sitúa en el punto más alto de la isla, un acantilado de 120 metros de altura, y lo ordenó construir la reina Isabel II para alumbrar el escarpado extremo de la isla cada noche desde 1861.

Parque Natural de Ses Salines

Ubicado entre las islas de Formentera e Ibiza, el Parque Natural de Las Salinas es un espacio natural protegido formado por un ecosistema, con especial mención a los de las marismas, en el que viven numerosas especies vegetales y animales endémicas como los flamencos.

Los amantes de la naturaleza encontrarán en el Parque Natural de Ses Salines unos paisajes inolvidables y unas playas preciosas como Ses Illetes.

Imagen| Pixabay

Molí de la Mola

Aparte de los faros, otro de los elementos arquitectónicos más curiosos de Formentera son los molinos que constituían era el principal medio de subsistencia de la vida campesina.

En Formentera llegaron a funcionar siete molinos para moler grano de trigo: el Molí Vell, el Molí d’en Botigues, el Molí d’en Teuet i el Molí de ses Roques, el Molí d’en Mateu y el Molí d’en Jeroni y el ya desaparecido Molí d’en Simon. De todos ellos el que mejor conservado es el molí Vell, que data de 1778, cuyo interior se puede visitar para conocer su funcionamiento al detalle.

Mercado de la Mola

En este mercado artesanal se comercializan productos elaborados en talleres de Formentera. El de la Mola abre desde el mes de mayo al mes de octubre.

Aquí se pueden encontrar muestras de artesanía tradicional como cestas, alpargatas, joyería, textil, cerámica, pintura, etc. En su plaza central hay música en vivo y en sus alrededores hay terrazas de los bares vecinos donde disfrutar de una copa al atardecer. Abre los miércoles y domingos de 16 a 22 horas en el Pilar de la Mola.

Torres de Vigía

La isla cuenta con un sistema de torres defensivas repartidas a lo largo de la costa que antiguamente servían para protegerse de los piratas africanos que constantemente saqueaban las poblaciones del Mediterráneo.

En total hay cuatro torres de vigía diseminadas por la geografía de Formentera (torre de Punta Prima, torre des Pi des Catalá, torre des Garroveret y la torre de sa Gavina) además de la torre de sa Guardiola situada en el islote norte de s’Espalmador.

Mirador

Lo localizamos entre El Pilar de la Mola y Es Caló y desde aquí se tienen unas vistas impresionantes de Formentera. Muy recomendable para tomar bonitas fotos.

Imagen| Pixabay

Playas y calas de Formentera

La isla más pequeña de las Baleares cuenta con 69 kilómetros de costa a lo largo de los cuales encontramos acantilados y playas de aguas cristalinas de gran belleza que recuerdan mucho a las del Caribe.

Entre las playas de Formentera destacamos:

Cala Saona

Está considerada como la cala más hermosa de Formentera. Con unas medidas de 140 metros de longitud y 120 metros de anchura, sorprende a los visitantes por su playa de arena blanca, aguas turquesas y frondosa vegetación.

Els Arenals

Esta playa se sitúa en los alrededores de El Caló de Sant Agustí. Con casi 3.000 metros de longitud y 30 metros de anchura es una playa de arena fina bañada por aguas muy limpias.

Ses Illetes

Localizada en el norte de Formentera en concreto en el Parque Natural de Ses Salines, Ses Illetes es una de las playas más icónicas de la isla a causa de la belleza de su paisaje. Es muy visitada por los turistas a pesar de que para acceder al parque natural sea necesario pagar una tasa.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*