Qué ver en Korcula

Korcula

Korcula es una isla situada en el mar Adriático, en Croacia. Está situada en el condado de Dubrovnik-Neretva. Tiene un largo de 46 kilómetros y un ancho de unos siete kilómetros y es la sexta isla más grande del Adriático. Esta isla ha estado habitada desde tiempos del neolítico, pasando por ella fenicios, griegos y romanos.

En la actualidad esta isla es un lugar bastante tranquilo con una gran industria naval y pesquera, pero que sobre todo vive del turismo. Su centro histórico no ha perdido encanto y hay varias cosas que podemos ver en la población de Korcula.

Cómo llegar a Korcula

A esta isla se puede llegar únicamente por mar, ya que no tiene aeropuerto. Hay ferrys que parten de Split para poder pasar a la isla. Tanto se puede ir a pie como en coche, ya que algunos ferrys llevan coches en su interior para poder utilizar el coche de alquiler dentro de la isla para poder verla. Dentro de la isla es una gran idea poder moverse con un coche, porque así se pueden ver todos sus rincones, ya que hay algunas playas y pequeños pueblos en diferentes zonas, más allá de la capital. Se visita rápido y no hay que viajar mucho tiempo en coche, por lo que está recomendado ir en él y llevarlo en el ferry.

Torre Veliki Revelin

Esta antigua torre fue erigida en el siglo XIV y sirve de entrada a la ciudad y todavía se conserva. Esta isla estuvo hace siglos bajo el mandato de Venecian y por ello se pueden ver escudos relacionados con este mandato en esta antigua torre. Esta torre es una de las estampas más fotografiadas en la isla, pero es que además dentro de la torre es posible ver un pequeño museo en el que hay trajes típicos de la danza moreska, una danza típica que se realizaba en la Edad Media. Otra cosa que se puede hacer en esta torre es subir a la parte superior para ver las vistas, aunque no son las más espectaculares de la ciudad, siempre son una experiencia más.

Casa de Marco Polo

Casa de Marco Polo

Supuestamente en esta pequeña ciudad nació el viajero Marco Polo, aunque este título también se lo disputa Venecia, ya que no está bien claro donde nació realmente. Pero en esta ciudad se puede ver la Casa de Marco Polo, una antigua casa en la que hay algunos paneles explicativos sobre la vida del viajero. Además, en esta casa es posible subir a una torre para disfrutar de las vistas y sacar unas bonitas fotos. Esta casa es simplemente un bonito edificio, aunque no se ha enfocado muy bien esa etiqueta de ser el lugar de nacimiento de Marco Polo, ya que la gran mayoría de turistas llegan a decepcionarse por lo poco que tiene para ver, ya que dentro no hay utensilios personales.

Frente a esta casa se encuentra el Museo de Marco Polo, en el cual se puede conocer un poco más sobre este aventurero. De todas formas, no hay muy buenas críticas sobre el museo, ya que al parecer solamente contiene paneles informativos y nada original sobre Marco Polo.

Catedral de San Marcos

Esta catedral fue levantada del siglo XV al XVI por constructores locales. La visita a la iglesia incluye el poder subir a la torre para poder ver las mejores vistas de la pequeña población. Además, dentro de esta pequeña catedral podremos encontrar una pintura del famoso Tintoretto en el retablo. En la actualidad se ha decorado la catedral con una estatua de bronce que está en el baptisterio.

Palacio Gabrielis

Palacio Gabrielis

Este palacio del siglo XV es en donde está el museo de la ciudad. En este museo es posible encontrar objetos de la época griega y romana de la isla, ya que estuvo habitada por diferentes pueblos. También hay otros palacios, como el Palacio de la Abadía del siglo XV. Esta ciudad es bastante pequeña y se puede visitar en pocas horas y ver todo lo que tiene de interés.

Playas de Lumbarda

Una vez hayamos visitado el centro de Korcula llega la hora de relajarse y disfrutar de los paisajes de la pequeña isla. Hay que desplazarse unos pocos kilómetros para llegar a la famosa zona de Lumbarda, que es la más conocida para poder bañarse, ya que cuenta con algunas playas. Esta población es pequeña, un pueblo con viñas y una gran tranquilidad, ideal para pasar el resto del día.

Otros lugares de interés

En la pequeña isla es posible ver todos los rincones, y se hace en poco tiempo. En la zona sur hay algunos pueblos marineros como Putnatska Luka, en donde se puede realizar buceo como actividad principal. En Brna y Prizba hay pequeñas calas y playas en las que poder pasar un día agradable y tranquilo. En el interior de la isla también hay algunos pueblos pequeños en los que el tiempo parece haberse detenido.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?