Qué ver en los países bálticos

Países Bálticos

Los países bálticos son aquellos que rodean precisamente el Mar Báltico, un mar interior de agua salobre que está al norte de Europea y se abre al océano Atlántico y al Mar del Norte mediante un par de estrechos.

Suecia, Finlandia, Estonia, Lituania, Alemania, Dinamarca, Polonia, Letonia y Rusia son países con costa sobre este hermoso mar, pero cuando se habla de los «países bálticos» se refiere específicamente a Lituania, Letonia y Estonia, situados todos sobre la costa este. Ahora nos concentraremos en qué ver en los países bálticos.

Vilnius, Lituania

Vilnius

Nuestra lista que qué ver en los países bálticos comienza con Vilnius es la capital de Lituania y es una ciudad muy de postal. Lituania es uno de los pocos países de Europa donde se puede volar en globo aerostático sobre la ciudad, así que esta es una de las actividades que no puedes pasar por alto.

Vilnius es una ciudad sin tiempo, con muchos sitios encantadores que pueden conocer los turistas: la Catedral, el complejo de la Torre Gediminas, la Iglesia de Santa Ana… Es una ciudad que se puede explorar tranquilamente a pie y así llegas al barrio bohemio con cafeterías, calles adoquinadas y grafitis conocido con el nombre de Uzupis.

Istmo de Curlandia, Lituania

Istmo de Curlandia

Ya que estás en Lituania puedes ir a conocer este istmo hermoso de casi 100 kilómetros de largo. Se trata de una península de arena que se mete en el Mar Báltico y que separa la Laguna de Curlandia de la costa báltica.

Es una maravilla natural y uno de los Sitios Patrimonio Mundial protegidos por la UNESCO. Se trata de un ecosistema super pacífico, de pinos, agua y dunas de arena que albergan una interesante biodiversidad. Es un sitio vulnerable, una postal costera que se forma con el mar, el viento y la actividad humana.

Atardecer en el Istmo de Curlandia

Los veranos en Lituania son cortos pero la gente llega en cantidad a disfrutar de caminatas sobre las dunas, a andar en bici, tomar el sol o solo refrescarse un poco con la brisa marina. Si te interesa, entonces la mejor fecha es ir a comienzos de junio hasta mediados de septiembre.

Puedes quedarte a pasar la noche, hay una aldea cercana llamada Nida que ofrece a su vez alojamientos varios y  restaurantes. Hay casitas de madera bien tradicionales.

Colina de Cruces, en Lituania

Colina de las Cruces

Ya que estamos en este país veamos un par de sitios más que suman encanto a qué ver en los países bálticos: la Colina de las Cruces es una colección de 200 mil cruces de madera erigidas sobre una pequeña colina al norte del país. Es un sitio super turístico y se llama, en lituano, Kryziu Kalnas.

La colina está en Siauliai y es un destino nacional de peregrinación desde el siglo XIII. Por eso abundan las historias de fantasmas y milagros. La subida a la colina es ardua pero una vez arriba además de las cruces se tiene una vista estupenda del casco antiguo y la ciudad entera. Obvio, ir por la tarde antes de la caída del sol es el mejor momento.

Trakai, Lituania

Trakai

Este otro sitio en Lituania es un sitio maravilloso: Trakai es un pueblo medieval situado al oeste de Vilnius, entre lagos, colinas y bosques. Está el castillo de Trakai, en una isla. Como está cerca de la capital es un day trip clásico.

Se trata de ir a conocer el Lago Galve, caminar apenas media hora desde el pueblo a la isla donde está el castillo del siglo XIV y maravillarse con esta construcción que desafía el paso del tiempo. Uno puede ir a pasar el día, comer comida tradicional y caminar mucho. Es un sitio mágico que se puede conocer todo el año.

Riga, Letonia

Vistas de Riga

Es la capital de Latvia y es una ciudad cosmopolita que ofrece mucho para hacer: caminatas, restaurantes, cafeterías, bares… El casco antiguo medieval es un verdadero encanto y se puede explorar tranquilamente a pie. No podrás dejar de tomar fotos de sus callecitas y sus edificios.

Está la Catedral de Riga, la Puerta Suiza, la Plaza de la Libertad donde tiene lugar el cambio de guardia y como no puede faltar una buena vista panorámica de tanta belleza medieval puedes ir hasta la Iglesia de San Pedro y pagar a entrada para subir a la punta de su torre. ¡Vistas de 360º!

Parque Nacional Gauja, Letonia

Vistas del Parque Nacional Gauja

Siguiendo con este otro país báltico hay que decir que este parque natural es un tesoro: es el parque nacional mas grande y antiguo del país y contiene museos, iglesias, molinos, castillos medievales y bosques vírgenes de pinos.

El parque es realmente grande así que siempre conviene saber qué vas a hacer dentro: puedes hacer senderismo, escalar, hacer bicicleta de montaña, pasear en canoa, ir de caming... Para llegar al parque puedes tomar un autobús desde Riga hacia Cesis, Sigulda o Valmiera.

Parque Nacional Gauja

El parque abre todos los días las 24 horas, y si te gusta la naturaleza este destino de nuestra lista de qué ver en los países bálticos no puede faltar en tu ruta.

Cesis, Letonia

Vistas aérea de Cesis

Cesis tiene la destilería de cerveza mas antigua de Letonia y es así un popular destino de viaje para aquellos que andar probando cervezas por todo Europa. Cesis es un pueblo pequeño pero hermoso y de toque medieval.

Desde Riga hay que tomar un autobús y viajar por carretera dos horas. En Cesis puedes visitar el castillo medieval y su parque alrededor, disfrutar de conciertos en verano, visitar cafeterías y tiendas y contemplar todos los edificios históricos que tiene.

El Castillo de Cesis tiene una exhibición histórica, un taller de bisutería artesanal y se hace un tour con antorchas cuando cae el sol. Lo mejor es llegar entre julio y agosto para ser testigo del Festival de Arte de Cesis.

Jurmala, Letonia

Balneario de Jurmala

Es un pueblo resort de costa que frece mucho entretenimiento para los visitantes, en especial la belleza de su entorno natural en el que puedes disfrutar las aguas azul heladas del Mar Báltico.

Si vas en verano podrás ir a la playa, hay playas de arenas blancas rodeadas de bosques de pinos. Una belleza.

Tartu, Estonia

Tartu

Tartu es una ciudad universitaria que se considera el centro cultural e intelectual de Estonia. Se ubica justo entre Riga y Tallin. Hay muchas cafeterías, restaurantes baratos y una gran vida nocturna con encanto medieval.

En Tartu está el AHHAA centro de Ciencias, con sus exhibiciones, talleres y shows de teatro, el domo de la iglesia sobre una colina y muchas instalaciones artísticas.

Tallin, Estonia

Tallin

Obviamente no puede faltar en nuestra lista de qué ver en los países bálticos esta hermosa ciudad medieval que parece salida de un libros de cuentos de los hermanos Grimm. Uno o dos días son suficientes para conocerla así que tranquilamente puedes ir un fin de semana.

Tallin es genial en cualquier época del año y puedes hacer todo a pie. El casco antiguo es Patrimonio Mundial y debes visitar la colina Toompea, el Palacio Kadriorg, el puerto de Seaplane, la plaza del casco medieval y el viejo y elegante edificio del ayuntamiento. A su alrededor hay muchos cafés, restaurantes y muchos edificios bonitos.

Si tienes tiempo no andes de paseo por la mañana que es el tiempo en el que salen en masa todos los turistas. Por la tarde las cosas están más tranquilas.

Vistas del Mar Báltico desde el espacio

Hay que decir, finalmente, que esta lista de qué ver en los países bálticos siempre tiene lugar para más. Las ex repúblicas soviéticas simplemente son hermosas y te van a enamorar con sus sitios históricos bien preservados o sus barrios más modernos. La verdad es que tienen lugares que no verás en otros países y si estás buscando un destino europeo un poco alejado del ruido de ciudades muy grandes y ruidosas (las del restos de Europa), Estonia, Lituania y Letonia son ideales: una mezcla hermosa de naturaleza virgen, culturas cautivantes y románticos castillos medievales.

La mejor época para visitar los países bálticos es entre fines de junio y agosto, que es cuando hay más días con sol. El clima por aquí suele ser extremo. Estos tres países que nombramos más arriba y concentran nuestro artículo pertenecen al Espacio Schengen así que la visa sirve y puedes llegar fácilmente desde cualquier ciudad de Europa. También puedes llegar a Polonia, Varsovia, y desde allí coger un tren o autobús.

Una vez en los países bálticos la mejor manera de moverse es con autobuses, entre ciudades dentro de los países y entre países también. Y lo último pero no menos importante, estos tres países son en líneas generales más baratos que el resto de Europa.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*