Qué ver en Madrid

Madrid es la capital de España, la mayor ciudad del país y la segunda de la Unión Europea con una población de más de 3 millones de habitantes (más de 6 millones en el área metropolitana). Desde mediados del siglo XVI, en tiempos del rey Felipe II, ha sido la capital de España y sede del Gobierno, las Cortes y también es la residencia oficial de los reyes. Asimismo, Madrid ofrece innumerables sitios para conocer y lugares para perderse.

Ya sea por una breve escapada o por un viaje de negocios, si planeas visitar Madrid próximamente a continuación te presentamos los lugares emblemáticos que ver en Madrid.

Plaza Mayor

En sus orígenes fue una plaza ubicada a las afueras de la ciudad amurallada. Se la conocía como Plaza del Arrabal y hasta ella acudían los comerciantes para vender sus productos a un precio más barato por lo que siempre fue un lugar muy frecuentado por los madrileños.

Hacia mediados del siglo XV se le otorgó el privilegio de celebrar una feria de carácter mensual y con el tiempo adquirió un aspecto más urbano al construirse algunas viviendas alrededor de la misma. Cuando a finales de ese mismo siglo Felipe II trasladó la corte a Madrid, se vio la necesidad de crear una auténtica Plaza Mayor dada la popularidad de este lugar y la relevancia que tomó la ciudad. El rey encargó al arquitecto Juan de Herrera el proyecto, quien la concibió como un rectángulo de 152 metros de largo por 94 metros de ancho.

Aquí se reunían los diferentes gremios existentes para vender sus productos y para ello se les distribuyó por todos los rincones de la Plaza Mayor dando nombre, de esta manera, a la Casa de la Carnicería, la Casa de la Panadería, el Arco de Cuchilleros, etc.

Para construirla se necesitaron sólo dos años y alrededor de 900.000 ducados pero su edificación marcó un hito arquitectónico en la ciudad, al ser el espacio público más grande de Madrid que se podía ver desde cualquier punto de la ciudad. Además, pronto empezó a acoger diversos tipos de eventos como espectáculos populares, torneos, procesiones y beatificaciones, ejecuciones públicas, etc.

Desde hace casi 150 años, en Navidad la Plaza Mayor se llena de puestos con artículos navideños, objetos de broma y disfraces de todo tipo. Y hace poco celebró su 400 aniversario por todo lo alto.

Puerta del Sol

Cerca de la Plaza Mayor se encuentra la Puerta del Sol, una de las plazas más famosas de Madrid. Su construcción se hizo en varias etapas: a mediados del siglo XVIII empezó a edificarse la Casa de Correos y un siglo más tarde, la plaza tomó su forma definitiva gracias a los arquitectos Lucio del Valle, Juan Rivera y José Morer. No fue hasta el siglo XX cuando se añadieron la fuente, los jardines y se aumentó la zona peatonal.

En la Puerta del Sol encontramos tres lugares famosísimos: la estatua del oso y el madroño (1967) punto de encuentro para los madrileños, el reloj y la casa de Correos desde donde se emiten las campanadas de fin de año y el kilómetro cero, punto donde comienzan las carreteras radiales españolas y donde los turistas se toman la pertinente fotografía.

Templo de Debod

En el Parque de la Montaña de Madrid se ubica uno de los grandes tesoros más queridos de la capital de España: el templo de Debod. Un templo con 2.200 años de antigüedad que se ha convertido en todo un símbolo de la ciudad.

Situado al oeste de la Plaza de España, este antiquísimo monumento fue un regalo de Egipto a España por su colaboración en el salvamento de los templos de Nubia con motivo de la construcción de la gran presa de Asuán. De esta manera fue transportado piedra a piedra y abierto al público en 1972 tras dos años de reconstrucción. Fue un proceso difícil ya que, además de no tener planos, en el desmantelamiento y transporte se perdieron algunas piedras originales.

La reconstrucción que se realizó en Madrid mantuvo la orientación de este a oeste de su lugar original. El templo está rodeado de jardines y hay mucha gente que aprovecha el lugar para pasear, hacer un picnic, practicar deporte o tomar el sol en el césped. Como curiosidad,el lago que encontramos alrededor del templo es un recuerdo al Nilo.

Fachada del Palacio Real de Madrid

Palacio Real

El Palacio Real de Madrid, también conocido como Palacio de Oriente, fue la residencia oficial de los reyes de España aunque hoy es utilizado exclusivamente para recepciones y actos oficiales ya que los monarcas residen en el Palacio de la Zarzuela.

La construcción del Palacio Real comenzó en 1738 y su localización es la misma que ocupó el Palacio de los Austrias, destruido durante la Nochebuena de 1734 por un incendio. Está rodeado por los jardines del Campo del Moro, que datan del medievo, y por los jardines Sabatini, que fueron creados en el siglo XX. El Campo del Moro se puede visitar durante el día.

Muy interesante es contemplar el cambio de guardia del Palacio Real, que tiene lugar todos los miércoles desde octubre hasta julio a las 11 de la mañana. 

Parque del Retiro

Con 125 hectáreas y más de 15.000 árboles, el parque de El Retiro es un remanso de paz en pleno centro de Madrid. No sólo es uno de los pulmones de la capital de España, sino que ofrece a madrileños y visitantes una amplia oferta de cultura, ocio y deporte.

Los orígenes del parque de El Retiro se encuentran en el siglo XVII cuando el valido del rey Felipe IV, el conde-duque de Olivares, le regaló al monarca unos terrenos para el disfrute de la familia real. Desde entonces ha sufrido numerosas modificaciones por diferentes razones.

Si alguna vez habéis estado en Madrid probablemente os habréis acercado hasta el parque de El Retiro para pasear, tomar algo en sus encantadoras terrazas y hacer algunas fotos. Sin embargo, a pesar de su popularidad, muy pocos conocen los secretos de este concurrido oasis urbano y símbolo de la ciudad.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*