Que ver en Malta, destino en Europa

Malta es una isla cuya ubicación estratégica le ha traído más de un dolor de cabeza a lo largo de su larga historia, ya que ha sido disputada por varias naciones. Pero desde los años ’60 es una república independiente en la que habita casi medio millón de personas.

Obviamente, por esa historia agitada que ha tenido hoy en día sus tesoros culturales y arquitectónicos son abundantes y se ha convertido en un destino turístico que hay que tener en cuenta. ¿Te gusta la idea de viajar algunos días a Malta? Apunta estos datos.

Malta

Hay tres islas solamente que están habitadas, Malta, Gozo y Comino y todo se concentra en la capital, La Valeta que está ubicada en la primera isla. En este pasado turbulento han tenido su capítulo los sicilianos, los aragoneses, la Orden de los Caballeros Hospitalarios y los de la Orden de Malta, los otomanos, Napoleón y obviamente los británicos que en definitiva se quedaron con la isla tras la derrota francesa en el siglo XIX.

Se independizó de los ingleses en 1964 y cuando las tropas se retiraron fue la primera vez en la larga historia de la isla que no hubo sobre ella presencia militar extranjera. Desde entonces ese día, el 31 de marzo, es el Día de la Libertad.

Qué ver en Malta

Con siete mil años de historia hay mucho para ver. Tal vez un solo artículo nos quede pequeño para hablar de todo así que nos concentraremos solo en algunas de sus atracciones. Por ejemplo, si empiezas tu recorrido turístico por La Valeta no puedes perderte estos museos:

  • Museo de Arqueología: es el mejor sitio para empaparte de la época antigua de las islas. Aquí no puedes perderte los Cuartos Bélicos de Lascaris, celdas excavadas en la roca por los esclavos de la Orden de los Caballeros de San Juan que en la Segunda Guerra Mundial funcionaron como el cuartel general de los Aliados. Desde aquí Eisenhower comandó la exitosa invasión de Sicilia del ’43. Hay mapas, viejos teléfonos y mucho más. La entrada cuesta 10 euros.
  • Museo de la Guerra: funciona en un pintoresco sitio, el Fuerte de San Elmo. Los domingos tiene lugar aquí un colorido desfile militar en ropa antigua.
  • Museo Nacional de Finas Artes: es una hermosa galería que funciona en un elegante palacio rococó con obras de todos los tiempos desde el siglo XIV.
  • Palacio del Gran Maestro: sirvió como la base de la Orden de los Caballeros de San Juan y data de fines del siglo XVI. Esta orden fue expulsada por Napoléon en 1798 y el edificio es la mar de lujoso porque el Gran Maestro era aquí casi un príncipe. Hoy alberga el parlamento y la oficina del presidente maltés. Puedes pasear por la vieja armería, por ejemplo. La entrada al palacio cuesta 10 euros y si este está cerrado y la armería abierta entrar a ésta solo cuesta 6 euros.
  • Catacumbas de San Pablo: son catacumbas cristiano – bizantinas que están justo fuera de las antiguas murallas de la vieja capital romana de Malta, lo que hoy es Mdina. Se trata de un laberinto de túneles y tumbas excavadas en la roca dura con algunas mesas circulares que es donde se llevaba adelante el ritual funerario. Hay tumbas fenicias, incluso. Genial. La entrada cuesta unos 14 euros.
  • Catedral de San Juan: era la iglesia principal de la Orden de los Caballeros de Malta. Es un elegante edificio barroco pero con estilo severo diseñado por el mismo arquitecto que le dio forma a la ciudadela de la Valeta. Pero dentro es preciosa, con mármol y oro por todas partes. Hay audioguía disponible y dos hermosas obras de Caravaggio. La entrada cuesta 10 euros pero si vas en misa es gratuita.
  • Casa Rocca Piccola: es una elegante mansión de una familia noble maltesa.  Muebles y obras de arte abundan en este palacio peor también hay un refugio anti bombas de la Segunda Guerra excavado en la roca y con cisterna propia. Las visitas son solo en tour y en inglés y duran una hora. Algunos tour son prestados por el mismísimo marqués. El precio es de 9 euros.

Más allá de estos destinos a mí siempre me ha maravillado la historia más antigua de la isla de Malta, aquella de la que nos hablan los templos prehistóricos de Mnajdra y Hagar, por ejemplo. Hoy en día, junto con otros sitios, son considerados Patrimonios de la Humanidad.

Estos dos templos se calcula que fueron construidos entre 3600 y 2500 años a.C así que son mucho mas antiguos que Stonehenge, por ejemplo, y mil veces mas sofisticados. Tienen techo, muchas salas, portales gigantescos, muebles de piedra. Estos dos templos no puedes perdértelos. En Mnajdra hay tres templos uno al lado del otro y Hagar es muy atípico. Por suerte hay un centro de visitantes que ofrece audioguías. En general abren de 9 am a 5 pm y la entrada es de 10 euros.

Otro templo prehistórico es Tarxien, hoy en día escondido entre edificios más modernos (no como los dos anteriores que están en el medio de un terreno tranquilo). Tarxien tiene cuatro templos pero uno, el ubicado al sur, es el que esta profusamente decorado y tiene las tallas mas impresionantes, hoy expuestas en el Museo Nacional de Arqueología. Es el complejo de templos que se sitúa más cerca de otro sitio fantástico: el Hipogeo de Hal Saflieni.

El Hipogeo es un sitio fantástico: un complejo subterráneo que se considera sirvió como santuario primero y como necropolis después. Fue descubierto accidentalmente a comienzos del siglo XX y tiene tres niveles con trabajo en piedra muy refinado. De hecho, en la llamada Sala del Oráculo el eco es fantástico. Solo está permitido el ingreso a 80 personas por día por lo que te conviene reservar antes de viajar.

Finalmente, recuerdo cuando era niña cómo me maravillaban las preguntas que en torno a Malta y sus secretos se hacía Erich Von Dániken, el suizo precursor de la teoría de los antiguos astronautas. Es que por todo Malta hay extrañas líneas, cientos, miles de líneas que corren paralelas excavadas en el piso de dura roca. Algunas incluso se internas en la playa, bajo el agua.

Hay muchas en Misrah il-Kbir, el acantilado prehistórico de Malta, y son de naturaleza misteriosa. En promedio tienen 15 centímetros de profundidad pero algunas alcanzan los 60 y el ancho entre las líneas paralelas a veces es de 140 centímetros. Son muy pero muy raras y todavía nadie las ha sabido explicar convincentemente.

Bueno, si llegas a ir a Malta como ves tienes mucho para hacer.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Malta, Que ver

Mariela Carril

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Horacioi MARTÌNEZ dijo

    EXCELENTE LA CALIDAD DE LA FOTOGRAFÌA Y LOS DATOS HISTÒRICOS SOBRE MALTA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*