Sigüenza, de ciudad del doncel a mejor destino rural 2017

Este año Sigüenza se alzó con el título de Capital del Turismo Rural otorgado por el portal escapada Rural, que, con motivo de su décimo aniversario, organizó durante un mes una encuesta para saber cuál sería el mejor destino rural en 2017.

Sigüenza se impuso a otras 269 localidades españolas como Leiro (Orense), Elizondo (Navarra) u Onís (Asturias). Pero, ¿cuáles son las razones que llevaron a este municipio guadalajareño a convertirse en la Capital del Turismo Rural en 2017? ¡Te las descubrimos, a continuación!

Sigüenza es uno de esos destinos rurales que enamora al viajero debido a su encanto y singularidad. Es, además, un extraordinario ejemplo de la Castilla más clásica con unas raíces que se hunden en la Edad Media, el Renacimiento, el Barroco y el Neoclasicismo. Un popurrí de estilos y movimientos culturales que se refleja en cada rincón y que la hacen merecedora de una vista casi obligatoria para conocer la España de interior.

Historia de Sigüenza

Para comprender la Sigüenza de hoy debemos remontarnos a su pasado. Sus primeros pobladores fueron celtíberos, quienes la llamaban Segontia, y más tarde pasó a manos romanas ganando en importancia. Luego llegaron los visigodos y los musulmanes y hacia la segunda mitad del siglo XV vivió su periodo de esplendor con el cardenal Mendoza como su obispo. Durante la Guerra Civil de 1936, Sigüenza fue escenario de intensas batallas, lo que la afectó gravemente. Sin embargo, afortunadamente hoy luce restaurada y en perfecto estado para alegría de sus habitantes y de los turistas.

¿Qué ver en Sigüenza?

En primer lugar Sigüenza es una de las poblaciones medievales mejor conservadas de España y una de las más bellas. Algunos de los monumentos más destacados de esta localidad guadalajereña son:

Castillo de Sigüenza

El Castillo de Sigüenza pertenece al periodo medieval de la localidad. Fue construido en el siglo XII con el objetivo de ser un palacio-fortaleza de los obispos que fueron señores de la ciudad durante setecientos años.

De planta rectangular, sus torres son de la misma altura y están rematadas por almenas que rompen la monotonía de la construcción. Con el tiempo se fueron creando salas para todo tipo de actividades y eventos llegando a convertirse en uno de los castillos más grandes de la época. En sus dependencias había capillas, tribunales, salas de justicia y cárceles.

Su declive vino a partir del siglo XIX con la Guerra de la Independencia y las Guerras Carlistas. Posteriormente, sucesos como el gran incendio que sufrió también contribuyeron a su deterioro al igual que los desperfectos ocasionados por la Guerra Civil.

A mediados del siglo XX el Castillo de Sigüenza estaba prácticamente destruido y hubo que restaurarlo por completo siguiendo planos antiguos del edificio. En la actualidad es el Parador de Turismo de la localidad y uno de los alojamientos más singulares de Guadalajara.

Además, como buen castillo medieval tiene su propia leyenda. Se dice que en él estuvo confinada doña Blanca de Borbón, la esposa que Pedro I el cruel repudió, hasta su salida hacia el destierro y en la actualidad su fantasma merodea entre los muros del castillo.

Catedral de Sigüenza

En la parte baja de la ciudad se erige la Catedral, frente a la Plaza Mayor de Sigüenza. Se trata de un templo-fortaleza creado para admirar y rezar que se ha transformado, además, en un museo vivo de arte románico, cisterciense, gótico, renacentista, plateresco, barroco y neoclásico. Se comenzó a construir en el siglo XII a instancias del primer obispo y señor de Sigüenza, don Bernardo Agén, siguiendo un estilo románico aunque terminó por recibir influencias góticas y barrocas al finalizarse su construcción en el siglo XV.

Durante la Guerra Civil fue seriamente dañada y aún hoy día pueden apreciarse los impactos de los proyectiles en su fachada.

En el interior de la Catedral de Sigüenza encontramos su famoso Sepulcro del Doncel, escultura semi-yacente de alabastro realizada en honor a don Martín Vázquez de Arce, que falleció en la guerra de Granada.

Lo llamativo de esta estatua es que la iconografía habitual durante la Edad Media reserva los libros al clero, por lo que su uso en este caso puede considerarse una innovación relacionada con el aumento de la literatura profana desde que se inventó la imprenta.

La Casa del Doncel

CiudadSegontia

Una visita a la Casa del Doncel nos permitirá conocer cómo eran las viviendas medievales, ésta en concreto de la familia Vázquez de Arce y casa natal del renombrado doncel. Tras ser rehabilitada por la Universidad de Alcalá, actualmente es la sede del Archivo Histórico municipal además de un centro de exposición de la vihuela de mano, la antecesora de las actuales guitarras españolas.

La Plaza Mayor

Imagen| Libertad Digital

La Plaza Mayor de Sigüenza es una de las plazas porticadas más bonitas de España y forma parte de su etapa renacentista. Antiguamente aquí era donde se celebraba el mercado, el acontecimiento más importante de la vida cotidiana de la época. Hoy en día alberga el Ayuntamiento y es uno de los centros neurálgicos de la ciudad, sede de festejos y espectáculos.

De estructura rectangular, a uno de sus lados se levantó una galería porticada para guarecerse los días de lluvia. Sobre ella se construyeron casas para el Cabildo que se adornaron con escudos. Al otro lado tenemos una serie de casas para nobles: la casa del Mirador y la casa de la Contaduría erigida por el Cardenal Mendoza a fines del siglo XV.

Las Traveseñas

De ruta por el casco antiguo, llamadas las travesañas, puedes visitar también la iglesia de Santiago, la iglesia de San Vicente, la iglesia de Santa María, la plazuela de la Cárcel o las puertas que daban entrada a la ciudad a través de sus murallas: la puerta de los Toriles, la puerta del Sol, la puerta de Hierro o el arco del Portal Mayor.

Parte baja de Sigüenza

En la parte baja de la localidad se puede visitar el Convento de las Ursulinas, la Ermita del Humilladero, la Ermita de San Roque y el Convento de las Clarisas, donde se pueden comprar riquísimos dulces para el camino de regreso a casa.

Ecoturismo

En la comarca hay tres espacios naturales protegidos: El Parque Natural del Río Dulce, el Lugar de Interés Comunitario del Río Salado y la Microrreserva de los Saladares del Río Salado. Asimismo, el Gran Pinar también es un lugar muy recomendable al que ir para pasar un día en plena naturaleza.

¿Cómo visitar Sigüenza?

Imagen| ABC

A sólo 74 kilómetros de Guadalajara y a 130 de Madrid, Sigüenza es el destino perfecto para una escapada rural de fin de semana.

Para conocer Sigüenza podemos optar por una ruta por libre o guiada, siendo más recomendable la segunda opción ya que la visita puede ser mucho más divertida y didáctica.

La Oficina de Turismo de Sigüenza ofrece dos interesantes visitas guiadas a los turistas: una sobre la Edad Media y el Renacimiento en Sigüenza (de lunes a sábados), otra sobre la Ilustración y el Barroco en la localidad (sólo los sábados).

Además, RENFE nos permite viajar a Sigüenza de una manera muy original gracias a su tren medieval, que cuenta con animadores para amenizar el trayecto así como con actuaciones musicales y teatrales.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *