Thames Town, un pedazo de la vieja Inglaterra en China

Calles en Thames Town

La Vieja Europa todavía tiene encanto y como la cultura que circula por los medios de comunicación siempre refiere, de alguna manera u otra, a ella, atrae visitantes del resto del mundo. En cualquier ciudad europea encontramos turistas americanos, africanos o asiáticos.

Todos quieren conocer las calles de París, los museos de Madrid o los pubs de Inglaterra. Tanto que en algunos países se ha intentado recrear la centenaria belleza europea. Es el caso de Shanghái donde encontramos Thames Town.

Thames Town

Foto Río shanghái

Primero hay que decir que Shanghai es una de las ciudades más cosmopolitas e internacionales de China. Siempre lo ha sido, no es nuevo. Se trata además de una de las ciudades con más población del mundo, unos 24 millones de personas aproximadamente.

Siempre ha sido una ciudad dedicada al comercio marítimo, aquí siempre se han hecho grandes negocios y desde que Asia entró en contacto con Europa comerciantes británicos y de otros países del Viejo Mundo se han establecido en sus calles.

 Thames Town en invierno

Thames Town es una parte nueva dentro del distrito de Songjian, a unos 30 kilómetros del centro de Shanghai. Este distrito es una zona suburbana, milenaria, que se considera la cuna de la cultura regional.

Songjiang y el centro de Shanghai están unidos con una línea de metro, la 9. Lo más nuevo por aquí es este distrito residencial bautizado en honor del río Támesis. Como su nombre lo indica la arquitectura es europea y parece que estás caminando por algún barrio londinense.

calles Thames Town

Thames Town tiene cuatro kilómetros y originalmente el propósito de su diseño y construcción fue darle alojamiento a la población de la ciudad universitaria de Sonjiang, cerca, y mudar gente del centro de Shanghai. Formó parte de un proyecto mayor que comprendía la construcción de un total de nueve ciudades nuevas, todas en cierta forma “tematizadas” al estilo occidental.

Thames Town

Así, el proyecto incluía una ciudad de estilo alemán, otra holandesa, otra española, otra canadiense, una italiana y una escandinava. La empresa detrás de los planos fue Atkins y lo que primero vio la luz fue Thames Town. Las obras se completaron en 2006.

Thames Town casa

Thames Town ocupa un espacio de un kilómetro cuadrado y está pensada para que lo habiten 10 mil personas. Es un barrio familiar, con pocos comercios, los suficientes como para abastecer a la gente y nada más, y tiene el propósito de no hacinar a nadie.

Las casas y pisos se vendieron muy rápido a precios caros pero en su gran mayoría se vendieron como “segundas casas” así que la consecuencia inmediata fue la subida de los precios y que en realidad nadie vivera allí. Un pueblo fantasma.

El pueblo fantasma de Thames Town

cabinas teléfonicas Thames TownTal vez las autoridades de Shanghai no pensaron que este sería el destino de la nueva ciudad. Los precios subieron tanto por las rápidas ventas que en definitiva ninguna familia común y corriente pudo comprar allí y los pisos y casas quedaron vacíos.

Con dueño, pero vacíos. Hoy podemos tomar el metro de la Línea 9 y acercarnos a conocer este barrio vacío pero al mismo tiempo muy pintoresco. Muchos de sus edificios han sido literalmente copiados de las calles londinenses y de otras ciudades inglesas.

boda en Thames Town

Calles adoquinadas, edificios europeos, piedras, ladrillos y ni un pelo de arquitectura china. El resultado es que muchos de los libros de fotografías de casamiento lo tienen como escenario favorito. Parece mentira pero hace quince o 20 años aquí solo había pasto, granjas y vacas.

Hoy hay una plaza con una estatua de Winston Churchill, el Primer Ministro inglés de la Segunda Guerra Mundial, pubs, casas de madera estilo Tudor y algún que otro lugar más medieval. Lo cierto es que es pintoresco… tanto como un parque temático de diversiones.

Thames Town tiendas

¿Quién querría vivir aquí? Pues tal vez a nosotros no nos resulte muy atractivo pero cuando no tienes dinero para coger un avión y viajar 16 horas hasta Europa, desde China, esto está a la vuelta de la esquina y puede ser maravilloso.

Más allá de las apreciaciones personales hay muchos arquitectos que consideran que está mal construido: las proporciones no están bien, se han utilizado mal los tipos de piedra y los estilos no concuerdan entre sí. Es un pastiche.

Thames Town calle soho

Podría decirse que más que un pueblo inglés es un pueblo de lo que los chinos entienden por inglés. Obviamente, a los chinos esos no les importa. Pocos viven aquí, aunque dicen que lentamente está cobrando vida y la gente que sí tiene su casa empieza a sentirse parte de una comunidad.

Thames Town
El resto de la gente viene de visita: a tomarse fotos, a hacer un picnic en sus plazas vacías, a caminar y a soñar que están en Inglaterra, aunque sea un rato. No sé si viviría aquí pero si lo tuviera cerca iría a dar una vuelta, ¿tú no?

El caso es que esto que hacen los chinos no es nuevo. Estados Unidos, hace alrededor de un siglo, experimentó la misma manía y si uno investiga un poco descubre “pueblos copias” por todas partes del mundo. Los chinos son los últimos en sumarse a la moda, eso es todo.

Replica de hallstats en Thames Town

El año pasado construyeron una réplica de la aldea austriaca más hermosa de todas, Hallstatt, Patrimonio Mundial por si fuera poco. A ellos les encanta, a nosotros nos parece un detalle kistch. Y a algunos nos encanta que les encante.

Kent Street en Thames Town

Lo cierto es que este programa, “Una ciudad, nueve pueblos” del que hablamos más arriba, no es mala idea. Descongestionar una megalópolis como Shangahi es algo que todavía sigue siendo necesario, aunque un proyecto como éste parece no ser tan accesible para la gente común que quiere salir del hacinamiento urbano.

Thames Town sesión de fotos

China se abre al mundo y los chinos descubren ese mundo y les gusta mucho así que no solo adoptan modas y costumbres sino arquitectura. Muchos de los nuevos ricos chinos terminan construyendo mansiones al estilo Beverly Hills, por ejemplo, y no sienten ni una pizca de vergüenza al copiar.

¡Ya lo creo! Mientras en esta parte del mundo la copia es mal vista en la cultura china está todo bien. Copian una cartera, un par de botas Hunter, un móvil o un edificio. ¿Cuál es el problema?

Seguro que hay arquitectos chinos que no están nada de acuerdo con esta “manía copiona”, después de todo el acervo cultural de China es milenario como para hacer esto… pero la moda es moda. Quien la entienda, que avise.

¿Quieres reservar una guía?

2 comentarios

  1.   aire hitachi dijo

    Una idea arriesgada que lamentablemente no ha triunfado.

  2.   Blogitravel dijo

    Thames Town es el destino preferido de muchas parejas para las fotos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *