Titlis, el puente colgante más alto y fantástico de Europa

Suiza es un país que podemos visitar durante todo el año. Sus paisajes lacustres son estupendos para practicar deportes de invierno o disfrutar de chocolates calientes, pero el verano también es una gran época para el turismo.

Montañas, glaciares, lagos, bosques, aldeas y ciudades de cuento. Todo eso se conjuga para que sea uno de los destinos más top de Europa. Hay quienes se quejan de sus precios pero ya sabemos que nada detiene a un viajero empedernido y con pocas pulgas, así que siempre hay maneras de abaratar. ¡Todo sea por una caminata vertiginosa sobre el Titlis, el Puente Colgante más alto de Europa!

Titlis

Es el nombre de una montaña de los Alpes Uri que se ubica justo en la frontera ente los cantones de Berna y Obwwalden y tiene alrededor de 3200 metros de altitud. Se accede desde Engelberg, del lado del cantón de Obwalden, un resort de invierno y verano super popular desde el boom del turismo en el siglo XIX.

Engelberg es una aldea alpina muy popular en la zona central de Suiza y su fama, centenaria, se la debe a la Abadía Benedictina que alberga. Si andas por Lucerna pues no puedes dejar de visitarla porque está cerca y es muy accesible. La montaña Titlis está a su vez al sur de la aldea y hasta su cima se llega en cablecarril que forma parte del Titlis Bergahnen.

Este cablecarril ostenta el título de ser el primer cablecarril rotativo del mundo conectando Engelberg con la cima y deteniéndose en tres paradas a distintas alturas: a 1262 metros, a 1796 y a 2428 metros de altura.

Las vistas que proporciona el último tramo son fantásticas porque el cablecarril vuela sobre el glaciar y de hecho, una vez arriba, uno de los paseos que puedes hacer es visitar una cueva de hielo glaciar que está justo al lado de la estación con sus tiendas y restaurantes. La cima de la montaña tiene nieve perpetua así que siempre hace frío y siempre hay nieve. Aún en verano.

Titlis Cliff Walk

Como dice en el título del post se trata del puente colgante más alto del mundo. Fue construido en 2012 a unos tres mil metros de altitud y cruza una distancia de casi cien metros. ¿Su anchura? No llega al metro de ancho así que eso hace el paseo más impresionante.

La apertura oficial fue en diciembre de 2012, un día de tormenta de nieve, así que los funcionarios de varios países europeos que habían sido invitados se murieron de frío y poco pudieron ver en el evento. Recién al otro día los turistas más aventureros accedieron al puente. Ahora que es primavera y se viene el verano desde allí, un día claro y despejado, se puede ver el glaciar a unos 460 metros por debajo y afinando el ojo, Italia en la distancia.

Los ingenieros lo diseñaron para que soportara vientos fuertes y varias toneladas de nieve acumuladas. El puente se construyó en cinco meses con el claro objetivo de que se convirtiera en una gran atracción turística. De aquí los títulos grandilocuentes de “el puente colgante más alto del mundo” o “el paseo con más adrenalina”.  Cruzarlo implica caminar 150 pasos.

La caminata une la telesilla Ice Flyer con la estación. Estas fantásticas telesillas son las que te transportan al glaciar y sus grietas de diez metros de profundidad. Si vas en verano puedes acceder con ellas a la pista de trineos del Parque Glaciar y si vas en invierno, pues no olvides los esquíes.

¿Cuáles son los precios para moverte por aquí? El viaje en cablecarril entre Engelberg y Titlis ida y vuelta cuesta 92 francos suizos y las telesillas Ice Flyer cuestan 12. Consigues precios más baratos si tienes en tus manos la Guest Card Engelberg y el Eurail o Interrail Pass. Por su parte también está la góndola rotativa de Titlis o Titlis Rotair, gira 360 grados en el viajecito de cinco minutos brindando vistas panorámicas de rocas, cañones y picos nevados y lejanos.

La cueva glaciar es la frutilla del paseo porque es el corazón de la montaña Titlis. Su hielo es muy pero muy antiguo y según los expertos es anterior al momento histórico en el que el ser humano descubrió el fuego. Tiene 150 metros de largo y hay pasarelas para moverse en varias direcciones, incluso unos 20 metros hacia abajo. Es profundamente azul, a causa del reflejo de la luz, y como dijimos al comienzo hace frío así que espera temperaturas menores a los 0º. ¿Cómo llegas? Por un pasillo desde la estación de la Titlis Rotair y lo mejor de todo es que la entrada a la cueva es absolutamente gratuita.

El Parque Glaciar Titlis está abierto todo el año y hasta puedes deslizarte por sus pistas con el traste encajado en un neumático colorido. ¡La de vueltas que se dan! Vale recordar que la entrada también es gratuita. Lo que no es gratuito pero mucha gente paga gustosamente es una sesión de fotos con trajes típicos suizos que se ofrece allí mismo (tampoco faltan los trajes de cowboy, de época y de esquí).

La ropa está pensada para ponérsela sobre la ropa que llevamos, rápidamente, y la foto es la postal divertida que no puede faltarte: tus amigos, la montaña Titlis y tú con esa sonrisa típica de viajero feliz. La foto-postal está lista en tres minutos y puedes pedirla en cuatro tamaños: de 13 x 18 cm, de 20 x 30 cm, de 30 x 45 cm y de 40 x 60 cm. ¿Los precios? 35, 59, 89 y 118 CHF respectivamente.

También puedes pagar por la foto en la Ice Flyer o la foto en el Titlis Cliff Walk. Como actividad divertida y recuerdo de nuestro paso por Titlis y su puente colgante no es mala idea.

¡Recibe el primero nuestros chollos en viajes!
Si quieres viajar más barato y ahorrar dinero, suscríbete a nuestra sección de ofertas y chollos en viajes.


Categorías

Que ver, Suiza

Mariela Carril

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *