Torres del Paine

Torres del Paine

El Parque Nacional Torres del Paine es un espacio natural y un área silvestre protegida situada en Chile. Se encuentra en la provincia de Última Esperanza y está entre la Cordillera de los Andes y la famosa Estepa Patagónica. En la actualidad es uno de los lugares más visitados en Chile y un espacio natural protegido de gran importancia en el país.

Vamos a ver qué es lo que se puede hacer y ver en este increíble parque natural de Torres del Paine, que cuenta con zonas de gran belleza. Hoy en día es un lugar orientado al turismo, por lo que ofrece buenos servicios y una experiencia única.

Historia del parque natural

Este lugar se encontraba poblado hace años por los indígenas conocidos como Aonkienk o Tehuelches. Este pueblo indígena pasó en la zona varios siglos, hasta que en el siglo XIX llegaron los occidentales al lugar. Esto hizo que fuesen desplazando a los indígenas hasta que se marcharon y finalmente se extinguieron en la zona. Ya a principios del siglo XX este área comenzó a explotarse para criar ganado y para tareas agrícolas, abarcando muchas hectáreas de terreno. El inicio de la protección del parque no llegaría hasta los años sesenta, con numerosas campañas a favor de dejar de explotar la zona. En principio se estableció un área protegida pequeña que se fue ampliando poco a poco hasta alcanzar el tamaño que tiene en la actualidad. El parque fue creado en 1959 pero los límites que tiene hoy en día se consiguieron en los años setenta. En el año 1978 fue declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

Parque Nacional Torres del Paine

Este parque se encuentra a 154 kilómetros de la localidad de Puerto Natales. En este parque se puede disfrutar de una naturaleza protegida y de paisajes que quitan el aliento. Llaman la atención los grandes macizos que le dan nombre al parque, pero hay mucho más, puesto que en esta zona se pueden visitar varios lagos como el Sarmiento, icebergs, bosques y grandes pampas.

Lago Sarmiento

Lago Sarmiento

Este lago generado por las lluvias en la zona cuenta con un intenso color azul. En el borde blanco que se puede apreciar en la orilla tenemos  un vestigio de la historia, con fósiles vivientes de carbonato de calcio que se formaron en la última glaciación, es decir, hace miles de años. El trayecto por el lago es recto, con las montañas de fondo, por lo que no entraña demasiada dificultad.

Laguna Amarga

Esta laguna recibe su nombre por las aguas de alto PH que cuentan con un sabor amargo. Es una de las estampas que resultan increíbles en este parque, ya que se encuentra en la falda del Cerro Toro, con las montañas como fondo. El lago es como un gran espejo que refleja estas bellas montañas, por lo que el efecto es realmente sorprendente. Está a dos horas a pie de la laguna Sarmiento y en este lugar en ocasiones es posible ver aves como los flamencos.

Lago Grey

Lago Grey

El Lago Grey se puede visitar realizando otra ruta de senderismo por el parque. Se atraviesa el río Pingo por un puente colgante y se llega a un bosque para poder ver al final algunos restos del gran glaciar que se encuentra cerca. En esta zona del lago glaciar hay un mirador de piedra en el alto que ofrece unas espectaculares vistas que resultarán inolvidables para los visitantes.

Glaciar Grey

Glaciar Grey

Este bellísimo glaciar va desapareciendo poco a poco cada año, por lo que es muy necesario poder apreciarlo cuanto antes. Se encuentra junto al lago Grey y hay un mirador del glaciar para verlo. También se realizan excursiones en barco para poder verlo de cerca, algo que impresiona mucho más. Sin duda una de las visitas imprescindibles en las Torres del Paine.

Cueva del Milodón

En esta zona, hoy convertida en Monumento Nacional, se encontraron los restos del prehistórico Milodón. Se camina por una pasarela de madera que lleva a la entrada de la cueva en la que se encontraron esos restos tan antiguos. En uno de los miradores se encuentra un milodón de madera.

Salto Grande

Gran Salto

Bordeando otro de los lagos de este parque, el Lago Pehoé, se llega a una gran cascada llamada el Salto Grande. La cascada tiene diez metros de altura y va a parar al mencionado lago. Cuenta con unas aguas azules y el paraje es de gran belleza aunque todavía se pueden ver los restos del gran incendio de 2011 del que la naturaleza todavía no se ha recuperado. En esta zona también se puede acceder a un mirador para disfrutar de la vista de la cascada.

Cuernos del Paine

Cuernos del Paine

Otra visita que es imprescindible es el Mirador Cuernos, con un sendero de una hora a pie que nos lleva a las mejores vistas de los conocidos como Cuernos del Paine. Estas montañas que dan nombre al parque resultan espectaculares y muy bellas.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*