Tradiciones españolas

Cada país tiene sus costumbres, producto del paso del tiempo, de su gente, de su tierra. ¿Cuáles son entonces las costumbres españolas que conviene conocer si uno está pensando ir a España?

Pues hay varias, algunas más comunes o populares que otras, pero todas con sus particularidades. Hoy, entonces, costumbres españolas para tener presentes.

De tapas y birras

Como viajeros, como visitantes, estamos siempre más que dispuestos a disfrutar de la vida social española. Cuando un español quiere pasarla bien se trata siempre de ir a un bar y tomar una cerveza y comer algo.

Es decir, ir de tapas y birra. Y lo mejor es que no hay que esperar obligatoriamente a que sea viernes por la noche o sábado. Cualquier día de la semana es posible salir con un español o española pues son gente sociable.

Fiestas populares

España es un país con muchas fiestas populares en toda época del año así que oportunidades de ir de fiesta no nos faltará. Hay fiestas regionales, municipales, por barrio y fiestas nacionales. La excusa para irse de fiesta siempre es válida.

Así, podemos nombrar las fiestas de San Fermines de Pamplona o las Fallas de Valencia, las corridas de toros, el flamenco en el sur del país, la Feria de Abril en Sevilla, la Romería de El Rocío, la roja Tomatina en Buñol, la ruta de peregrinación cristiana conocida como el Camino de Santiago, la tamburrada de San Sebastián, las Fiestas de San Isidro de Madrid o el Carnaval en varios lugares del país, solo por nombrar algunas de las más conocidas.

Uvas y campanadas a Fin de Año

Siguiendo con el tono festivo no podemos obviar la tradición española de comer 12 uvas cuando suenan las 12 de la medianoche del nuevo año. Mi abuela, cuya familia era de Almería, me hizo repetir esta costumbre todos los Año Nuevo de mi infancia, sin importar si ya estaba rellena como un chancho después de la cena y los postres.

Las familias españolas se reúnen la última noche del año y es usual prender la tele y esperar el conteo que marca el inicio del primer día del año nuevo. Hay siempre un cuenco con uvas y hay que comer 12 o meterse 12 en la boca, lo que puedas primero.

La siesta española

Un país con temperaturas cálidas en verano, suele tener esta costumbre así que España no es la excepción. De hecho, por la colonia es que la siesta hoy en día también es tremendamente popular en muchos países de América Latina.

Después de almorzar el que puede se acuesta un poco ya sea en la cama o el sofá o en una silla a dormirse un rato. Una hora es a lo que aspiran muchos pero no siempre se puede. Hay gente que duerme la siesta vestida y muchos otros que se desvisten como si ya fueran las 10 de la noche.

Lo bueno es que una linda siesta te despabila y te deja bien fresquito para salir de bares, tapas y birra.

La sobremesa

Cuando era niña comíamos todos en la cocina, sin televisión a la vista. Era el momento para conversar sobre nuestras cosas y realmente lo disfrutábamos. Después, un café, un postre y seguía la charla. Seguro también mientras nosotras o mi mamá levantaban la mesa y lavaban los platos.

La sobremesa es el momento después de comer, ya sea almuerzo o cena, es un momento para la conversación y a veces es incluso más largo que la propia comida.

Horarios de comida

Cada país tiene sus tradiciones en cuento a los horarios de las principales comidas del día. Muchas veces se adaptan a los horarios laborales y también depende de si se trata de una ciudad o de una localidad más pequeña y tranquila.

Mientras algunos países anglosajones tienen horarios más tempranos para todo, en España los horarios de las comidas suelen ser tardíos. El almuerzo en España puede ser tranquilamente a las 2 de la tarde y la cena 9:30 de la noche.

Por eso es usual que los restaurantes y bares también manejen horarios así. Puedes ir a cenar tarde, puedes quedarte haciendo sobremesa, puedes cenar y después salir de bares.

Comida española

Nunca falta el pan, se come mucho pescado y carne, sopas y por supuesto, vino. A veces, vino con gaseosa. La cocina española es super sabrosa y no puedes irte sin probar la tortilla, con patatas y huevo, el jamón serrano, la fabada asturiana y un sin fin de platillos más.

Cuando se trata del desayuno los españolas suelen elegir un café, algún bollo o panecillo, zumo de naranja, leche con chocolate, pan tostado, galletas y si hay hambre porras o unos buenos churros con chocolate caliente.

Juegos españoles

La baraja española es un clásico y hay varios juegos posibles. El Tute y sus múltiples variantes es muy popular, también está el Siete y media, similar al Black Jack e importado de Italia, o el Mus, que nació en el País Vasco pero se ha extendido por toda la nación y es uno de los más jugados.

El dominó también es muy popular, el parchís (¿quién recuerda al popular grupo musical de niños de los años ’80?) con sus fichas de colores y su tablero, el escondite, las gomas (en otros países conocido como «el elástico»), el Juego de la Oca, el juego de chapas y el juego de dos equipos llamado churro, mediamanga o mangaentera.

Matrimonio a la española

Una pareja se casa y la gente, a la salida de la ceremonia le arroja arroz o pétalos de rosa, también tiene su lugar el anillo de compromiso, en el anular de la mano izquierda, o el compartir 13 monedas, las arras, representando ellas el compromiso de compartir el futuro y los bienes juntos.

En España no suele haber damas de honor ni amigos del novio como uno suele ver en las películas estadounidenses. Los padrinos son casi siempre los propios padres de la novia y el novio y ofician de testigos del enlace.

Hasta aquí entonces algunas de las tradiciones españolas más populares. Por lo menos las que te conviene conocer si vas de viaje a España y quieres entender y pasarla bien.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

bool(true)