Tres días en Jerusalén

jerusalen

Se acercan la navidad y de golpe Jerusalén y su historia empiezan a hacer acto de presencia. ¿Has viajado alguna vez a esta antigua e importante ciudad religiosa?

Seguro que Israel no es uno de los sitios más seguros del mundo, pero en verdad, hoy, ¿qué sitio lo es? Si nos guiáramos solo por la seguridad a la hora de viajar recorreríamos muy pocos kilómetros… Entonces, ¿tres días en Jerusalén? ¡Seguro!

Jerusalén, una ciudad y tres religiones

jerusalen-2

Al día de hoy es la capital de Israel y su ciudad más poblada con casi un millón de habitantes. Fue conquistada y ocupada por los israelítas en 1967, después de que la ONU la partiera en 1947 entre judíos y árabes, y los palestinos reclaman aún parte de ella, aunque nada indica que la vayan a recuperar pronto.

Según los arqueólogos su historia se remonta al siglo IV a.C y ya era un pueblo en la Edad de Bronce, entre 3 mil y 2800 a.C.

Qué hacer en Jerusalém

ciudad-vieja

Todo debe comenzar con la Ciudad Vieja, después de todo es el núcleo de la historia. Está rodeada de una muralla y se divide en cuatro barrios, el judío, el cristiano, el musulmán y el armenio.

Aquí dentro vas a pasar buena parte del primer día y el segundo pues concentra los lugares sagrados de las tres religiones más grandes. Verás la Iglesia del Santo Sepulcro, el Domo de la Roca, el Templo del Monte y la Muralla Oeste. Esta muralla es el famoso Muro de los Lamentos.

iglesia-del-santo-sepulcro

  • Iglesia del Santo Sepulcro: entre abril y septiembre abre de 5 a 9 pm todos los días y entre octubre y marzo de 4 a 7 pm. Hay misa cuatro veces cada domingo en verano y en invierno y cinco los días de semana. En latín. Hay usualmente curas escuchando confesiones, administrando el sacramento de la Reconciliación y procesiones.
  • Domo de la Roca y Templo del Monte: es difícil de visitar porque tiene horarios muy restrictivos y mucha seguridad, pero si planeas bien es posible. Los turistas y musulmanes solo pueden llegar desde la Puerta Mugrabi, cerca de la Plaza del Muro y cerca de la Puerta Dun. En verano abre de domingo a jueves de 8:30 a 11:30 am y de 1:30 a 2:30 pm. En invierno lo hace entre las 7:30 y las 10:30 am y entre las 12:30 y la 1:30 pm. Cierra en festivales judíos o feriados nacionales. Te conviene ir hora y algo antes de que abra porque hay mucha gente y recuerda llevar sombrero, agua y pantalla solar. Cuidado con tu ropa, si eres mujer convienen los pantalones y pañuelo grande para cubrir la parte superior del cuerpo. Y para los hombres vale también porque tapas las bermudas. La entrada es gratuita. ¡No olvides el pasaporte!

Alrededor están los túneles de la muralla, el Barrio Judío, la ciudadela de Cardo y David y el Centro Davidson. Un paseo por el barrio vale la pena porque es un viaje en el tiempo a la historia de este pueblo: las Mansiones de Herodes, la Casa Quemada, la calle Cardo, los restos del Primer Templo que los babilonios tiraron abajo, algo de la Jerusalén medieval, sinagogas y mucho más.

muro-de-los-lamentos

Si eres cristiano te interesará además caminar por el Barrio Cristiano que concentra unos 40 edificios religiosos entre monasterios y casas de peregrinos. Es el lugar de la Vía Dolorosa, el recorrido final de Jesús camino a la colina Gólgota, así que muchos turistas lo recorren comenzando el camino en el Barrio Musulmán y pasando por las 14 estaciones de la Cruz para terminar en la Iglesia del Santo Sepulcro.

La Abadía Dormition se construyó donde se cree que la Virgen María durmió la última noche, unos cien años después de la muerte de Cristo, y a su lado está la sala de la Última Cena, supuestamente. Esto al oeste de la Ciudad Vieja, al este está el Monte de los Olivos y un puñado de encantadoras y antiguas iglesias.

via-dolorosa

Todo esto te ocupará fácil un día entero o día y medio, siempre dependiendo de a dónde ingreses o cuanto te detengas en cada lugar, más las paradas obligadas para descansar, comer y refrescarte. Yo concentraría todo en dos días enteros, bien organizados, para tener tiempo y disfrutar a pleno de estos sitios que tal vez nunca más visites. Y después dejaría un día entero para conocer la otra Jerusalén.

La ciudad tiene mercados coloridos donde puedes comprar recuerdos, ropa, cerámicas, cristales, velas, alfombras y mucho más. La Ciudad Nueva, por ejemplo, es la parte que data del siglo XIX, y tiene varios barrios por los que puedes caminar. Allí puedes conocer el Museo de Israel, el Monasterio de la Cruz o el colorido Mercado de Makhane Yehuda.

ciudad-nueva

Hablando de museo, si te gustan, puedes visitar el Museo de las Tierras Bíblicas, el Museo de Arte Islámico o el Memorial del Holocausto Yad Vashem.

A la caída de la noche, si no estás cansado, siempre puedes caminar por la Colonia Alemana, la calle Shlomtsiron HMalka, el campo ruso o Nakhalat Shiv’a para codearte con gente joven, beber y divertirte. La oferta gastronómica es variada porque la ciudad es multicultural así que es imposible aburrirse de los sabores.

vida-nocturna-en-jerusalen

Salir a comer fuera es una obligación, cada noche de esos tres días, porque los restaurantes y puestos callejeros valen mucho la pena. Finalmente, en el atardecer de ese último día en Jerusalén yo recomiendo pasear por lo alto de las murallas de la Ciudad Vieja. La vista es maravillosa.

vistas-de-jerusalen

Así de completo debe ser un viaje a Jerusalén, si ya te quedas más días puedes sumar excursiones a la redonda (Masala, el Mar Muerto, Jerico, Ein Gedi), o fijarte qué actividades culturales tienen lugar durante tu estancia.


Categorías

General

Mariela Carril

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *