Trieste

Trieste que ver

Trieste es una ciudad peculiar, que se encuentra en la zona norte de Italia, frente al mar Adriático y haciendo frontera con Eslovenia. Es la capital de la región Fruili-Venecia Julia. Esta ciudad es un crisol de diversas culturas, ya que está en Italia, a un paso de Eslovenia y fue parte del impero Austro húngaro. Aunque todavía no es capaz de eclipsar la popularidad de otras ciudades italianas, sí es un lugar que vale la pena ver.

Esta ciudad fue visitada por muchas personalidades como James Joyce o Ernest Hemingway. Es una ciudad bella, que parece inspiradora y que goza de un buen clima, excepto cuando sopla la famosa bora, un fuerte viento que aparece solo algunas veces al año. Vamos a conocer un poco más de esta peculiar ciudad de Trieste.

Castillo de Miramare

Castillo Miramare

Este bello castillo se construyó en el siglo XIX y está ubicado en un precioso lugar, con vistas al mar Adriático. Este castillo se erigió para el archiduque Maximiliano de Hasburgo y su esposa Carlota de Bélgica. Al parecer existe la leyenda de que todo el que pase demasiado tiempo entre sus muros acabará muriendo de forma prematura como el archiduque. De todas formas, en este caso solamente realizaríamos una visita corta, aunque no podemos perdernos este bonito lugar. El color blanco de la piedra contrasta con el verde de los campos alrededor y del azul del mar, ya que se encuentra en un enclave ideal. Para verlo por dentro hay que pagar entrada, pero sobre todo valen la pena los jardines y sus vistas.

Plaza Unidad

Piazza della Unita

Ya en el centro de Trieste podemos dirigirnos a la Piazza della Unità, el lugar más céntrico. En esta amplia y bonita plaza podemos ver algunos palacios como el Palacio Comunal, el Palacio del Gobierno, el Palacio Pitteri, la Casa Stratti y el Palacio Modello entre otros. Todos estos edificios le dan a esta plaza un estilo elegante y único. En el Palazzo Stratti podemos encontrar uno de los cafés más típicos de esta ciudad, en la que además hay varios que son de interés. En unas calles cercanas también encontraremos la oficina de turismo en donde conseguir más información sobre los lugares de interés de Trieste. Hay otras plazas que también se pueden visitar en la ciudad como la Plaza de la Borsa o la Plaza Goldini, aunque no son tan importantes como esta.

San Giusto

Catedral de Trieste

Normalmente cuando visitamos una ciudad queremos ver su parte histórica, los lugares más auténticos. Pues en Trieste esta zona es la de San Giusto. En esta parte podremos ver la catedral de la ciudad, del siglo XV, con un característico rosetón blanco en la parte de la fachada. Al lado de la catedral está el Castillo de San Giusto, en un enclave ideal por sus vistas. Hoy en día se usa como un lugar de exposiciones con una armería y un museo.

Teatro Romano

Teatro romano

En toda Italia se pueden encontrar lugares que pertenecieron al Imperio Romano, que duró varios siglos y tuvo una gran expansión. En Trieste no se descubriría este teatro romano del siglo I d. C. hasta el siglo XIX, debido a unas excavaciones en la zona. Esto hizo que se conservase en bastante buen estado. Hoy en día se pueden ver claramente estos restos en el medio de la calle, aunque se encuentran aislados para su conservación.

Antiguos cafés históricos en Trieste

Cafés en Trieste

Trieste es una ciudad que destacó por ser un lugar de políticos y personajes de la cultura. Es por eso que hubo muchos cafés históricos que además adquirieron el estilo de los de Viena, ofreciendo diversos tipos de café y dulces. Hoy en día estos antiguos cafés siguen siendo de interés para quienes se acercan a la ciudad ya que muchos de ellos son históricos. Algunos de los que deberíamos  visitar son el Café San Marcos, el Café Torinese o el Café Tomaseo.

Museos de Trieste

En esta ciudad hay varios museos que pueden resultar interesantes. El Museo Cívico de Historia y Arte y Orto Lapidario nos ofrece piezas de la arqueología local que nos hablan de la historia de la ciudad. Además, podemos ver otras colecciones de culturas como la maya o la egipcia. Como en muchas otras ciudades hay un museo de Historia Natural, en el que también encontraremos la Biblioteca Cívica y el Museo Joyce. Por otro lado, tenemos el Museo de Arte Oriental dedicado a la cultura china y japonesa o el Museo Revoltella que es una galería de arte moderno.

Risiera di San Sabba

Risiera en Trieste

Esta es una visita imprescindible por su valor histórico. Risiera di San Sabba fue el único campo de concentración nazi en Italia y en él podemos ver mucho de lo que allí pasó, objetos personales de las víctimas y conocer cómo fue la historia de este campo. En donde se encontraba el horno crematorio para los cuerpos se erigió un monumento en su honor, para recordarlos.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*