Verano en Berlín, qué hacer y cómo disfrutar

El sol brilla cada vez con más fuerza en el hemisferio norte y las ciudades tradicionalmente frías empiezan a caldearse. Berlín es una de ellas, aunque por suerte para sus habitantes no llega a las temperaturas de horno a las que sí llegan Madrid o Roma.

Berlín es una ciudad con poco verano o con veranos esquivos. Pero eso sí, si tienes la fortuna de estar allí cuando hace calor entonces podrás disfrutar de una ciudad distinta, abierta, divertida. Así que, he aquí algunas cosas que puedes ver y hacer en verano en Berlín.

Disfrutar del agua

Si bien Berlín es una ciudad que no mira al mar puedes optar por asistir a una piscina pública o moverte hacia algún lago cercano. Una de las piscinas públicas más recomendables es Columbiabad, en Neukölln, pues tiene mucho espacio verde alrededor y trampolines de 1 a 3 metros de alto, una plataforma para saltar desde diez metros de altura  y un tobogán.

Tiene varias piscinas, algunas muy poco profundas para que las disfruten los niños, una zona infantil, otra para comer y por supuesto, duchas y vestuarios. Si puedes ir en horario escolar mejor porque no habrá niños. Este sitio también tiene un sauna y todo el complejo abre desde las 8 am hasta las 8 pm.

Puedes entrar hasta una hora antes del cierre pero la piscina cierra media hora antes de esa misma hora. La tarifa es de 5, 5 euros de lunes a viernes por una hora y media de uso de las piscinas.

También hay piscinas privadas, algunas más cool que otras como la que está en la terraza de la casa SoHo (y a la que no todos el mundo accede…), y la de Badeschiff, aunque aquí es imperante que vayas muy pero muy temprano en la mañana para evitar las multitudes y asegurarte un sitio y algo de paz matutina.

Otra opción, más natural, es acercarse a un lago pero si no tienes coche se hace difícil. Además, si piensas que una piscina pública está repleta de gente espera a ver los lagos. ¡A veces explotan! Y claro, las aguas no son las del Caribe. Aún así, puedes conocer Schlahtensee o Weifensee o, un poco más lejos, Liepnitzsee. Lo ideal es averiguar antes cuánta gente hay…

Por último, Berlín tiene muchos canales y puedes pasear por ellos a bordo de un barato y simple schauchboot o apuntarte a un tour. Una empresa de tours recomendable es la BerlinBotsTouren, con un botecito solo para 11 personas. Puedes pasear por el río Spree, escenario de muchos combates durante la Segunda Guerra Mundial, o por las aguas mansas del Landwehrkanal.

Festivales de verano

Si eres de los viajeros activos a los que les gusta participar de la vida de la ciudad entonces debes asistir a algún festival. Las ciudades europeas tienen festivales por cada estación y Berlín no es la excepción, ¡mucha más si brilla el sol!

El Desfile del 1 de mayo, aunque haya pasado ya, es una de las fiestas más concurridas aunque la palabra fiesta no le cabe por completo, ¿no es cierto? Hay desfiles, marchas y mucha historia. Lo mismo el MotzstraBenfest, el Día de la Calle de San Cristóbal, la Fète de la Musique y el Karneval der Kulturen. Este último festival es un evento multicultural que tiene lugar en Neukölln y Kreuzberg desde 1996.

Una especie de Love Parede, música techno, familia y amigos de todos los colores, géneros y orientaciones sexuales. Lo cierto es que si de multiculturalismo se trata es genial, lo mejor que encontrarás en Alemania. No ha estado exento de disputas, a quién se le ocurrió la idea, quién lo organiza, si está comercializado o no, pero bueno… sigue celebrándose y no deberías perdértelo.

El Christopher Street Day es la versión del Berlin Pride Parade made in Kreuzberg. Todos los “raros” o excluidos de la ciudad se dan cita aquí y al revés del otro, muy parecido, su leit motive es la solidaridad así que los inmigrantes y los refugiados son el centro de la atención. Siguiendo con la temática gay o de minorías sexuales también está el Motzstrabenfest, en Schöneberg.

Se trata de un evento anual y no es solo un desfile pues dura todo un fin de semana. Gente joven, gente vieja, gente gay o gente heterosexual, todos están aquí reunidos en una única actitud de disfrute y tolerancia a lo diferente. Mucho color, mucho brillo… ¿Es la Fète de La Musique parecido? No tanto, después de todo es una fiesta mundial, que se celebra en varias ciudades del mundo.

Si llueve es incómodo así que depende del año y su clima  para poder o no disfrutar esta fiesta de las nacionalidades y la diversidad que se celebra siempre el 21 de junio. Las fiestas duran mas de dos horas o incluso, un par de días. Se trata de caminar, reír, cantar y bailar mucho. ¿Mas festivales? Los más comerciales son el Pop-Kultur, el Down by The Lake, en Weibensee, el Down By The River o el Sacred Grounds Festival, a dos horas de la ciudad.

Disfrutar de la comida al aire libre

Si puedes comer algo, hacer una parrillada y beber unas cervezas mucho mejor, ¿no es cierto? En los parques de Körnerpark, Görli, Hasenheide, Tiergarten o Tempholf puedes hacer parrilladas. Y si no tienes una parrilla pues vas al supermercado y compras la parrillada ya hecha para comer. ¡Super practico! El Parque Thai también es un bonito destino, para llevar unos sándwiches, por ejemplos, pues hay menos gente y los vendedores ambulantes venden, obviamente, comida tailandesa que es para chuparse los dedos.

Los spätis son famosos y populares en Berlin. Saben vender comida y bebida de todo tipo, de día y de noche, y cuando llegan los días cálidos colocan algunas sillas alrededor para disfrutar conversando. La ciudad está llena de esta suerte de kioskos gastronómicos que, por suerte, son baratos.

La moda de los carros de comida también ha llegado hasta aquí así que el verano es una temporada con festivales gastronómicos: el Festival Vegano del Verano, por ejemplo, el Festival Gastronómico de Berlin, el Street Food Berlin o el Markthalle 9, son algunos ejemplos.

Yo no dejaría fuera de mi lista de visitas el viejo aeropuerto de la postguerra hoy devenido en Parque Tempelhofer. Verás arquitectura nazi, una vieja pista con su torre de control y mucha gente disfrutando de un picnic. Si alquilas una bici o un motoneta /scooter podrás moverte a tu antojo por todo Berlín. ¡Tenlo en cuenta!

Escapadas de Berlín

Por último pero no menos importante siempre puedes alejarte un poco de Berlín y conocer sus alrededores. Los autobuses y los trenes están muy bien conectados y permiten hacer buenos programas. Puedes viajar hasta Teufelsberg, a la hermosa Pfauueninsel o Spreewald.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *