Verano en París, las mejores piscinas para refrescarse

París no está entre las ciudades más calurosas de Europa, está lejos de Madrid, por ejemplo, pero de tanto en tanto llega una ola de calor y dan unas ganas tremendas de refrescarse un poco.

Es cierto que está la famosa “playa del Sena” pero nadie se pone a nadar o chapotear en el río así que si la necesidad pasa por embeber el cuerpo en agua fresca… hay que recorrer a piscinas. Si tienes un hotel que cuenta con una mucho mejor, sino hay piscinas municipales y piscinas privadas. Apunta esta información.

Verano y piscinas en París

Si quieres un poco de arena y mar y estás en París para encontrar una playa deberás viajar al menos dos horas. No es lejos, pero a veces no tienes ganas de emprender el viaje. Entonces las piscinas municipales y privadas son una opción. Algunas horas refrescandote permiten olvidar el calor y expulsarlo del cuerpo.

Muchas de las piscinas privadas tienen precios muy altos pero las municipales, obviamente, son mucho más baratas y pueden tener tarifas de entre tres y cinco euros por persona. Aquí te dejo algunas de las más conocidas y recomendables.

Piscine Pailleron

Es una piscina de nada despreciables 33 metros de largo con un diseño interior muy elegante. Tiene techo transparente y ventanas en los lados lo que permite mejor ingreso de luz solar y no te da la sensación de estar encerrado. También cuenta con una piscina mas pequeña y tranquila que sirve para relajarse o si hiciste algunos largos descansar la musculatura.

Está ubicada en la Rue Edouard Pailleron, 32. Justo detrás de Buttes-Chaumont. La estación del metro Bolivar o Butts Chaumont te deja cerca. La entrada cuesta 3, 10 euros pero si compras diez pagas 26 euros.

Piscine Pontoise

Si te alojas en el Barrio Latino esta parte de París te encanta aquí tienes una piscina: la Pontoise. Es un poco más pequeña que la anterior: 25 metros, pero es de las más queridas en París porque incluso tiene horario nocturno. Cuando es así las puertas permanecen abiertas hasta la medianoche así que una ola de calor parisina tiene aquí su punto de refresco ideal.

La decoración de la piscina es estupenda, en colores blanco y azul y amarillo con murales de estilo azteca, un techo transparente que permite el ingreso del sol o la oscuridad de la noche y habitaciones especiales para mudarse de ropa que se ubican en los pisos que rodean la piscina misma. La encuentras sobre la Rue de Pontoise, 19.

Piscine Georges Vallerey

Si lo tuyo son las piscinas olímpicas entonces apunta esta: tiene nada más y anda menos que 50 metros de largo. Con este tamaño suele ser sede de torneos y competencias de natación y las escuelas locales también la utilizan.

De hecho, fue construida en 1924 con motivo de las Olimpiadas. Tiene un enorme techo retractil, de plexiglass y arqueado, algo que la hace todavía más fantástica.  Tiene aire antiguo, casi un aire soviético, pero es realmente grande e imponente.

Tiene un bar en el primer piso y está sobre la avenida Gambetta, 148. Abre a partir de las 11:45 am y la entrada cuesta 3 euros.

Piscine Josephine Baker

Esta piscina con nombre de mujer, una bailarina exótica negra que llegó de Estados Unidos y en cierta forma fue la predecesora de Mia Farrow y Angelina Jolie en eso de adoptar niños y armar familia numerosa, está sobre una bacaza que flota en el Sena.

En verano no tiene techo así que estás en el agua mirando el agua del Sena. Tiene decks en los laterales, la piscina principal tiene 25 metros de largo pero se suma otra piscina para niños de 50 metros cuadrados, un solarium, un hamman, un sauna, un gimnasio y un jacuzzi. Vale la pena conocerla por o rara que es, una fantástica estructura de vidrio diseñada por el arquitecto Robert de Busni.

Fue inaugurada el mismo año de la Paris Plage así que es muy popular y deberías evitarla los días más calurosos o por lo menos en las horas punta.  Si de todas maneras vas y ves mucha gente siempre puedes esperar un poco tomando un café o un zumo en la zona de descanso.

La encuentras en la Port de la Gare, Quai Francois Mauriac, no muy lejos de la Biblioteca Francois Mitterand y Batofar.

Piscine Keller

Es una piscina que data de los años ’60 pero fue renovada por completo en 2008. Está en el barrio de  Beaugrenelle y es en cierta forma muy lujosa. Tiene 50 metros de largo, es de categoría olímpica, aunque al lado hay otra de 15 metros anda más.

Los cuartitos para cambiarse son geniales y el agua recibe un tratamiento especial con filtro de ozono en lugar de cloro así que es mejor. Cada cuatro horas el agua es desinfectada y filtrada.

También tiene un techo deslizante así que cuando brilla el sol puedes gozar de su calidez o aprovechar sus rayos para broncearte. Si quieres escapar de la gente o tuviste una noche calurosa puedes aprovechar su temprano horario de apertura: ¡las 7 de la mañana!

Piscine Hébert

Esta piscina está escondida en una pequeña placita al comienzo de la calle des Filletes. La estructura es de hierro y vidrio, con el techo transparente. En verdad hay dos piscinas, una de 25 metros de largo con dos pisos a su alrededor de cuartitos para cambiarte y otra de 14 metros, más tranquila. Como dije, el techo es de vidrio y pasa el sol. El caso es que por donde está ubicada mucha gente incluso de París olvida que existe así que es muy peor muy tranquila.

 

Está sobre la rue des Filletes, 2 y la estación Porte de la Chapelle o la Marz Dormy te dejan cerca. El pase cuesta 3 euros y diez entradas, 24 euros.

Piscine Champerret

Esta piscina está situada en la periferia y forma parte de un complejo deportivo municipal. No es una piscina de lujo pero se ve muy bien y mira a un bonito y verde jardín que incluso está decorado con una iglesia neogótica la Sainte Odile. Tiene 25 metros de largo y el cuarto para cambiarse es mixto. Tienen muchos lockers para guardar las pertenencias y suele ser un sito familiar.

Está en el boulevard de Reims, 36, abre los siete días de la semana a partir de las 10 am y en metro bajas en la estación Porte de Champerret o Pereire. La entrada cuesta 1, 70 euros a 3 euros y por diez entradas cuesta 24 euros.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Guías, París

Mariela Carril

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *