Visita al Castillo de los Guzmanes en Niebla, Huelva

castillo-de-los-guzmanes-en-niebla

Ayer realizamos una visita al Castillo de los Guzmanes en Niebla, Huelva. Tenía muchas ganas de visitar este castillo, porque lo hice de pequeña y tenía muy buenos recuerdos de ello.

Nada más llegar al pueblo de Niebla, bajo un sol de justicia a pesar de casi rozar el mes de noviembre, intentamos buscar aparcamiento lo más cerca posible al castillo. Quizás porque salimos con tiempo suficiente (llegamos a eso de las 12:50 de la mañana) no nos fue difícil encontrar un buen lugar para aparcar, y no muy lejano. A un corto paseo se encontraba no sólo el Castillo de los Guzmanes sino también la Feria Medieval Artesanal que coincidía este fin de semana. Una feria medieval justo a las puertas de las murallas de un castillo es el acompañante perfecto si buscas recrear escenas medievales lo más realistas posibles.

En la Feria Medieval podíamos encontrar de todo: desde la típica tarotista que te lee las cartas, hasta los bien perfumados puestos de jabones y esencias, pasando como no por uno donde las figuras en cristal se hacían en el momento, otro donde podías tatuarte algo en henna, otros de bisutería de cuero, otros de utensilios de caucho, otros de quesos, uno de espadas y katanas, etc. Obviamente también los había de restauración, para el deleite de todos los que estábamos presentes: pizzas, carnes, crépes, cervezas artesanales, etc. Todo esto ambientando como no con su peculiar pasacalles donde caballeros demostraban su manejo de la espada y bellas damas se paseaban con sus mejores trajes, etc.

castillo-de-los-guzmanes-en-niebla-feria-medieval

Una vez nos decidimos a pasar la muralla más exterior del castillo lo que nos encontramos en su interior fueron más puestos de la feria medieval, algunas casas de habitantes del pueblo y por fin la puerta que daba a la entrada del castillo. Allí dentro pagamos nuestras correspondientes entradas, 4 euros cada una, que incluían todas las visitas que quisiéramos al castillo hasta su hora de cierre (20:00 p.m.), tiros con arco, foto disfrazados de época y visita turística por la zona en el autobús turístico.

castillo-de-los-guzmanes-5

Adentrándonos en el Castillo de los Guzmanes

castillo-de-los-guzmanes-1

Lo primero que encontramos al entrar en el castillo es su planta cuadrangular, dividida en dos grandes patios rodeados de varios torreones cuadrados. La torre del homenaje se levanta en la esquina nordeste y tiene planta cuadrada rematada por almenas defensivas. El material empleado en la construcción de dicho castillo es una mezcla de piedra y tapial. El origen de este castillo es de tiempos romanos, restos que fueron utilizados en la construcción musulmana, artífices de la fortaleza que pasa a manos cristianas en 1262 gracias a la acción de Alfonso X. Es decir, un castillo por el que han pasado romanos, árabes y cristianos, aunque también se cree que tuvo presencia turdetana.

castillo-de-los-guzmanes-2

Pudimos acceder a varias salas temáticas como son la Cámara de la Condesa, donde con carteles te explica quién era la condesa del lugar y durante qué tiempo estuvo habitando el castillo, la armería, la cetrería y las mazmorras, siendo este último el más divertido y amenizado por los actores del lugar… En dichas mazmorras se podían encontrar desde cadenas enganchadas al suelo para los posibles prisioneros que encerraban hasta más de 30 instrumentos y máquinas de tortura.

Desde varias torres del castillo pudimos contemplar también el paso del río Tinto, único en el mundo por su composición y el puente romano que lo atravesaba.

castillo-de-los-guzmanes-3

Según pudimos saber, este castillo ha resistido al gran terremoto que hubo en el año 1755 (ocasionó ciertos daños que fueron restaurados posteriormente) y a la Guerra de la Independencia, donde los franceses destruyeron parte de su muralla.

Como es costumbre en mis artículos, me gusta no sólo redactar la experiencia sino también acompañarlas de fotografías (estas hechas personalmente) que puedan acercaros un poco más el día vivido. En ella podéis ver la engalanada entrada al castillo, parte de la Feria Medieval (lo concerniente a la muestra de cetrería) y los dos patios de armas, vistos tanto desde su planta como desde lo alto de las torres.

castillo-de-los-guzmanes-4

Como conclusión final, añadiré que me ha parecido un castillo muy bonito y muy bien cuidado, con una historia bastante importante a sus espaldas y con la suerte de estar en un pueblo pequeño y amable, situado muy cerca de la ciudad de Huelva (a tan sólo 20 minutos). De obligada visita, sin duda.

¡Recibe el primero nuestros chollos en viajes!
Si quieres viajar más barato y ahorrar dinero, suscríbete a nuestra sección de ofertas y chollos en viajes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *