Visita las montañas más espectaculares del mundo

Quizás en España no tengamos la suerte de tener montañas inmensas y espectaculares a nuestro alcance pero sí las tenemos en el resto del mundo. Y aunque no estén a una hora o dos en coche tenemos la suerte de poder verlas y disfrutarlas, aunque sea mediante fotografías. Queremos que nos des la mano en este artículo, visita las montañas más espectaculares del mundo gracias a estas impresionantes imágenes que desde Actualidad Viajes os ofrecemos.

Me he encontrado tantas tan maravillosas que me ha sido casi imposible hacer una escasa selección. Pero si son varias mejor, ¿no?

El monte Fitz Roy

El monte Fitz Roy está ubicado al oriente del campo de hielo Patagónico Sur en el límite entre Argentina y Chile, en la Patagonia, nada más y nada menos.

Casi totalmente cubierto de hielo, este impresionante bloque de piedra no sólo asombra por su altitud y rocosidad sino también por las maravillosas estampas coloridas que ofrece a aquellos viajeros que pueden llegarse a poco metros de él y contemplar como varía el reflejo de luz según la situación del sol.

Aunque no sea muy alta, son pocos los escaladores que han conseguido llegar a su cima, debido a la dificultad por ser un terreno tan resbaladizo, con aristas tan angulosas y por tener un clima tan inestable.

Dejemos pues al Monte Fitz Roy como belleza contemplativa de muchos, terreno seguro para pocos.

Cordillera Bungle Bungle

Volvemos a cambiar de continente (como veis las distancias no son todo lo cortas que nos gustarían) y pisamos Australia. Allí podéis ver una cordillera con un nombre divertido y con una apariencia no menos curiosa. Se trata de la Cordillera Bungle Bungle, formada hace nada más y nada menos que 375-350 millones de años

Son formaciones en torre que han ido adquiriendo la apariencia de colmenas y según tenemos entendido son de una fragilidad extrema. Por esta razón, la escalada en ellas está totalmente prohibida.

Puedes contemplarlas si viajas a Australia y te adentras en el Parque Nacional de Purnululu, el cual fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2003.

Colinas de chocolate

Si ves la imagen quizás entiendas el porqué de este nombre tan curioso para unas colinas. En la imagen no las verás todas, pero hay más de 1.200 colinas y si quieres verlas tendrás que irte a Bohol, en las Islas Filipinas que es donde se encuentran.

Su nombre se debe a que el verde hierba que cubre el monte se transforma en marrón chocolate en la estación seca, dándole un aspecto de cientos de onzas de chocolate esparcidas en tan solo 50 kilómetros.

Como podréis observar no son majestuosas, e impresionan sobre todo por su diferencia con el resto, ya que de altura, la más alta alcanza únicamente los 120 metros.

Chimeneas de Hada

Con este nombre tan curioso se les conoce a estas formaciones no menos curiosas. Nos quedamos en Europa y viajamos a Turquía que es donde se encuentran.

Sus formaciones, totalmente verticales, se les conoce como pináculos o chimeneas y se forman por los ríos de lava de las erupciones volcánicas.

Por lo que conocemos, este tipo de estructuras también se dan en América del Norte y tanto en un lugar como en otro, la erosión les ha dado ese aspecto tan solitario y alejado. En las chimeneas de Hada de Turquía, sabemos que siglos atrás, los monjes del lugar tenían que hacerse hueco entre ellas para poder construir sus propias casas.

La Torre del Diablo

Y llegamos a una de las que más me han impresionado. ¿No os parece super interesante esta formación? Se trata de un monolito de basalto que fue nombrado Monumento Nacional de los Estados Unidos. Se encuentra dentro de las Colinas Negras, en el estado de Wyoming.

¡Es tan diferente a todo lo conocido! Y más te impresionará saber que su base abarca un total de 5,45 km cuadrados… ¿Cuánto tardaríamos en rodearlo?

¡Una vez más el poder de la naturaleza me deja totalmente anonadada! Y visto esto, yo siendo tan de costa y tan de playas, tengo mis serias dudas de lo que me gustaría ver en mis próximas vacaciones, ¿eh? Si tú no tienes que elegir, si puedes ir a ambos sitios, o si por el contrario eres más de montaña que los canadienses, aprovecha tus días, semanas o meses de vacaciones y escápate a alguno de estos lugares.

Contemplar algo así, tener la suerte de ver formaciones tan majestuosas y tan diferentes a las que estamos habituados a contemplar, debe ser toda una experiencia. No desaproveches la ocasión en caso de tenerla y vive el momento de una forma tan única y maravillosa como son estos sitios en si. Ponte en el lugar de quienes no podemos y disfrútala por nosotros, yo personalmente y mientras tanto, estaré encantada de seguir contemplando fotografías tan buenas como estas.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*