Visitar el Castillo de Edimburgo

Castillo de Edimburgo

Edimburgo es una bella ciudad situada en Escocia, Reino Unido. Si hay una parte que destaca de este bonito lugar es el famoso Castillo de Edimburgo, una fortaleza que se divisa fácilmente al encontrarse en una zona elevada. Esta antigua fortaleza se sitúa sobre una roca de origen volcánico ha tenido un uso militar hasta el siglo XII aunque en la actualidad es un lugar de visita y un espacio civil.

El Castillo de Edimburgo es la atracción de pago que más visitan los turistas en Escocia, y no es para menos, ya que se trata de un castillo impresionante y el principal reclamo de la ciudad. Vamos a conocer un poco más de este castillo y todos sus puntos de interés, además de lo que tenemos que hacer para poder verlo.

Un poco de historia

El Castillo de Edimburgo se encuentra en la cima de un volcán extinto, por lo que su base es una sólida roca volcánica. Se tiene constancia de que ya existía una fortificación en el siglo VI pero no se conoce bien su función. Es a partir del siglo XI cuando se conoce la fortaleza de Edimburgo, la cual se convirtió en un importante lugar de residencia de los reyes de Escocia. Durante el siglo XII este castillo fue tomado por los ingleses, que capturaron al rey Guillermo el León. Durante la posterior Guerra de la Independencia escocesa cambió de manos y ya en el siglo XIV volvió a ser lugar de residencia del rey David II, el cual ordenó construir una línea defensiva y la que se conoce como torre de David, en donde residía. Así el castillo comenzaba a tener la forma actual.

Cómo llegar al Castillo de Edimburgo

La ciudad de Edimburgo es un punto turístico muy importante. Para llegar al famoso castillo podemos ir andando por la conocidísima Royal Mile. Esta calle es amplia y en ella podremos encontrar un sinfín de comercios en donde comprar souvenirs y cosas típicas de Escocia. Se accede al castillo por una cuesta, ya que se encuentra en Castle Hill, como se denomina a la colina sobre la que se sitúa. Hay que tener en cuenta los horarios, ya que de abril a septiembre abre de 9.30 horas a las 18.00 horas, mientras que el resto del año abre hasta las 17.00. La recomendación es ir temprano para poder disfrutar mejor de cada rincón, ya que es uno de los lugares más concurridos de la ciudad. Se recomienda adquirir las entradas con antelación en la página web para poder disfrutar de algún descuento.

Qué ver en el castillo

Castillo de Edimburgo

El Castillo de Edimburgo merece una visita tranquila, ya que tiene muchos lugares para ver. Dentro tenemos museos y estancias, pero también podremos disfrutar de las increíbles vistas a la ciudad de Edimburgo desde las alturas, una experiencia que no hay que perderse.

Cañón de la una en punto

Cañón de la una en punto

Este es uno de los cañones más visitados por los turistas. Tiene la peculiaridad de que justo a la una en punto, desde el año 1861, se dispara para señalar la hora. Esto se hacía para que los marineros ajustaran el cronómetro y se comenzó a sincronizar con la bola del tiempo de Calton Hill puesto que la niebla no dejaba verla en ocasiones.

Capilla de Santa Margarita

Capilla

En la entrada del recinto podemos ver la parte más antigua del castillo, que es esta Capilla de Santa Margarita. Data del siglo XII y era la capilla a la que acudían los reyes de Escocia para presenciar los oficios sin tener que salir del castillo.

Los Honores de Escocia

En la zona del palacio real es en donde podemos ver las Joyas de la Corona, conocidas con ese nombre tan peculiar. En esta sala se pueden ver la Espada del Estado, la Corona y el Cetro. Estos símbolos de poder se conservan perfectamente y nos ofrecen la visión de los atributos reales escoceses.

Mons Meg

Cañón de Mons Meg

Este es un gran cañón de asedio que se puede ver en el castillo y que data del siglo XV. Se trata de uno de los cañones de asedio más antiguos de Europa y es también uno de los más grandes. No hay que perder la oportunidad de hacerse una foto con él.

El Palacio Real

En esta zona del castillo podremos ver el palacio que fue remodelado por el hijo de María Estuardo, Jacobo VI. Dentro podremos ver la sala central con una enorme y antigua chimenea, así como una exposición sobre los reyes de Escocia. También es en donde están las Joyas de la Corona.

Cerca del castillo

Castillo de Edimburgo

Este castillo se encuentra cerca de muchos otros lugares de interés en la ciudad. A tan solo unos metros podemos ver la Scotch Whisky Experience, en donde conocer un poco más sobre la historia del whisky. Los jardines desde los que se ve perfectamente el castillo son los Princes Street Gardens, un lugar que también es muy visitado por los turistas y que se encuentra cerca del castillo.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?