Visitar Hobbiton en Nueva Zelanda

Casa hobbit

Si sois fans de la trilogía de ‘El Señor de los Anillos’, seguro que recordáis el pueblo de Hobbiton que salía en la película, y que se basa en el que aparece en el libro. ‘La Comarca’ es el lugar en el que habitan los hobbits, esa raza de la Tierra Media de pequeño tamaño y gran apetito. Y lo cierto es que la puedes visita, pero solo si vas a Nueva Zelanda.

Sí, has oído bien. Y es que tras acabar la película, la aldea de Hobbiton que crearon para rodar en los exteriores se mantuvo, dando lugar así a un espacio muy turístico que todavía a día de hoy está dando rentabilidad. Se puede hacer un tour, ver la ropa de los Hobbits colgada e incluso tomar algo en la taberna de ‘El Dragón verde’.

Cómo permaneció en pie Hobbiton

Puente hobbiton

En un principio, al terminar la película, tenían pensado demoler todo. Debido al copyright decidieron tirar las maquetas y todo lo que tuvo que ver con la película, incluido este set de rodaje situado en una granja en la localidad de Matamata. Debido a unas intensas lluvias, decidieron posponer la demolición del resto del lugar para unos meses más tarde. Para cuando estaba programada, ya se había estrenado la película, y la gente ya había reconocido el lugar, convirtiéndose en un sitio de peregrinaje para los fans de la saga. La granja de la familia Alexander era la propietaria del terreno, y viendo la rentabilidad que le podían sacar decidieron negociar con New Line Cinema para conservar la aldea hobbit. En dos años comenzaban los tours, y hasta hoy. Como peculiaridad decir que la taberna de ‘El Dragón Verde’ se construyó para la película, pero fue quemada para ‘El Retorno del Rey’ y reconstruida de nuevo para ‘El Hobbit’.

Cómo llegar a Hobbiton

Cartel en Matamata

Para llegar a Hobbiton es imprescindible coger el coche o algún autobús. Lo más cerca que se puede llegar por avión es Hamilton, a unos 30 minutos en coche de Matamata. Mucha gente también va desde Auckland, ya que está a unas dos horas y media de la población. Al llegar a la granja Alexander podremos ver Hobbiton solamente contratando un tour. Esto se puede hacer a través de la web o al llegar, ya que en temporada alta son cada media hora. Te llevarán en un autobús por la granja durante unos diez minutos, mientras disfrutas con el paisaje propio de ‘La Comarca’. Al llegar el tour durará un par de horas, para poder ver bien todos los rincones de la aldea hobbit.

 Paseo por la aldea de Hobbiton

Casa hobbit

Hay muchas cosas que ver en esta aldea, y es que durante el tour no solo verás todos sus rincones, sino que además irán contándote muchas anécdotas y detalles del rodaje. Esta es la mejor parte para los fans de la trilogía, porque conocerán muchos detalles interesantes de su película favorita y las cosas que pasaban entre bambalinas.

Los lugares más famosos son desde luego la casa de Sam, que aparece en la película, y también la casa de Bilbo Bolsón, del que todavía se pueden ver algunas pertenencias en el banco de fuera de su casa. Es todo tan realista que parece que en cualquier momento va a aparecer un hobbit para arreglar su jardín. De hecho, se pueden ver cestas de legumbres recién recogidas, o de fruta, porque a los hobbits les gusta comer bien y llevan una vida tranquila en plena naturaleza. También se ve alguna casa de la que sale humo.

Molino

Otra visita fundamental es la del puente por el que entra Gandalf con Frodo en el carro en la primera película, un puente precioso al lado de un molino. Las fotos ahí son imprescindibles. El tour también incluye tomarse algo en la taberna ‘The Green Dragon’, para sentirse como un auténtico hobbit de fiesta.

Hobbiton

Si os fijáis en todos los detalles, las casas del lago son estupendas, e incluso han puesto ropa de hobbit colgada para que parezca que todavía viven ahí, que solamente se han escondido en sus casitas para que no los veamos. También tienen decoración festiva, como si el cumpleaños de Bilbo fuese a celebrarse en ese mismo momento. Hay pan recién horneado, casas con bonitas vallas y mucho más.

Durante el tour, que es largo y permite ver todo al detalle, se puede incluso entrar en alguna de las casas. Desafortunadamente, aunque pensemos que dentro vamos a encontrar la morada de un hobbit, las casas no tienen nada, son solo para poder sacarse una foto dentro de ellas. Además, algunas de las casas están hechas a una escala más pequeña, para esas escenas en las que Gandalf parece mucho más grande que la casa, así que podremos sacarnos una foto en esas pequeñas casas de hobbit para que la cosa parezca todavía más creíble.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *