Visitar Londres en un fin de semana

Londres Big Ben

Hay ocasiones en las que no tenemos más que un simple fin de semana para ver lugares a los que siempre hemos querido ir. Una escapada a Londres un fin de semana se hace posible gracias a los vuelos low cost, por lo que si estás pensando en coger un avión para hacer una visita exprés, toma nota de todo lo que tienes que hacer, porque serán unas jornadas muy ajetreadas.

Hay que tener bien planeado cada paso, porque los días pasan rápido, y estaremos muy cansados para andar buscando rutas y lugares por visitar esos días. De todas formas, los lugares principales de esta gran ciudad se pueden ver en dos días, así que no dudes en aprovechar un fin de semana para disfrutar del espíritu más británico.

Día 1: Atracciones principales

Londres

Al llegar a Londres hay que hacer varias cosas, y una de ellas es cogerse un mapa del metro, que va a ser el mejor transporte que puedas utilizar para llegar de un lado a otro de la forma más rápida. Además, lo mejor es coger una tarjeta Oyster, que tiene validez para distintos días y muchas veces compensa teniendo en cuenta la gran cantidad de veces que vamos. Además, se puede devolver una vez nos vayamos y el importe que no se gaste te lo reembolsan. Cuando manejes la red de metros, que es un poco complicada, ya podrás llegar rápidamente a todos los sitios para no perderte nada. Una recomendación es que te bajes el mapa antes en casa si puedes y lo estudies un poco, viendo las paradas por las que quieres pasar y la zona en la que te alojarás. El autobús se recomienda solamente como experiencia, para subir en uno de esos buses rojos de dos pisos, pero tardan muchísimo más en llegar a destino.

El Big Ben es el símbolo de Londres y desde luego es uno de sus monumentos más bonitos. Además, si vamos a verlo ya podemos ver unas cuantas cosas más en el mismo lugar. Junto con este majestuoso reloj podemos ver la Abadía de Westminster y el Palacio de Westminster, en donde se encuentra el Parlamento, y al otro lado del puente se puede ver la famosa noria London Eye. Si tenemos tiempo, ver estos lugares de noche, iluminadas por las luces, es algo espectacular.

Londres Tower Bridge

Otro lugar que resulta totalmente imprescindible y que nunca hay que perderse, es el Tower Bridge, ese precioso puente que atraviesa el Támesis, y que se ve increíble tanto de día como de noche. Al ir paseando por la orilla del río podemos ver restaurantes y lugares muy animados, incluso un barco que hoy en día es un espacio de ocio, hasta llegar al gran puente. Este se puede visitar por dentro en visitas guiadas, y lo más espectacular es la pasarela de cristal que hay en su parte superior, para poder ver el suelo, aunque no es apto para los que tengan vértigo. Si además os gustan las visitas culturales, tomaos un buen rato para poder ver el Museo Británico, ya que hay exposiciones itinerantes y antigüedades que solamente se pueden ver aquí, como la famosa Piedra de Rosetta o las Nereidas griegas.

Día 2: Los mejores mercados de Londres

Londres Camden

Si por algo también es famoso Londres es por sus enormes mercados, que son mundialmente famosos y que no hay que perderse. Por propia experiencia deciros que si solo podéis ir a uno, no dejéis pasar la visita al de Camden Town, que es sencillamente espectacular. Perderse por calles, por espacios que a veces parecen estar dentro de otros edificios, viendo tiendas que tienen artículos asombrosos, es lo más entretenido. Además, hay una zona con puestos callejeros de comida en los que se puede probar de todo, desde comida tailandesa a pizza. Tampoco hay que dejar de ver las fachadas de las tiendas en la calle principal que son auténticas obras de arte, o la futurista tienda de Cyberdog, en donde nos reciben dos enormes cyborgs en la entrada, aunque por desgracia no suelen dejar hacer fotos.

Londres Harrods

Otro de los mercados que suele tener mucho éxito y que todo el mundo quiere ver cuando se visita Londres es el de Portobello. Hay puestos interesantes con antigüedades en una interminable calle, aunque todo hay que decirlo, este resulta un poco más tradicional y menos alternativo y sorprendente que el de Camden. Para completar el día de compras, siempre puedes ir a ver el famoso centro comercial de Harrods, que es encuentra en Brompton Road, cerca de Hyde Park, aunque los bolsillos más low cost agradecerán poder ir a tiendas más económicas. Estas se encuentran en Oxford Street, que es la calle de compras por excelencia en la ciudad, y en donde podemos encontrar todo tipo de firmas, desde la inglesa Topshop a un enorme edificio de dos pisos de Primark.

 

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *