Ciudades más pequeñas de España

Frías

Para hablarte de las ciudades más pequeñas de España debemos darte una explicación previa. Aunque solemos utilizar esta palabra para calificar cualquier localidad con un buen número de habitantes y equipada con todos los servicios, esto es incorrecto, al menos en nuestro país.

En España, históricamente, se concedía este título solamente a ciertas poblaciones para darles preeminencia sobre las villas. Y lo recibían por haber dado algún servicio brillante al Rey o a algún personaje ilustre que este deseaba premiar. Hecha esta aclaración, entenderás mejor que te hablemos en este artículo de las ciudades más pequeñas de España. Porque algunas de ellas te sorprenderán debido a sus pocos habitantes. Pero, por su misma razón histórica, también cuentan con un rico patrimonio monumental que te aconsejamos ver.

Frías, la ciudad más pequeña de Burgos

Puente de Frías

Puente románico de Frías

Cabecera de la comarca de Las Merindades, en la provincia de Burgos, esta localidad apenas tiene trescientos habitantes. Se encuentra sobre el cerro de La Muela, cerca del río Ebro. Históricamente, ha sido lugar de paso para comerciantes que se dirigían desde la meseta hasta los puertos del Cantábrico.

Por eso fue muy importante en la Edad Media e incluso antes, como prueba la calzada romana que pasaba por la localidad. Pero Frías tiene mucho más que mostrarte. De hecho, está declarada Conjunto Histórico Artístico por haber conservado su trazado medieval. Y también por el castillo de los Velasco, que la domina desde lo alto del cerro.

Asimismo, son espectaculares su puente medieval románico y su judería. Pero, además, como sucede en Cuenca, Frías también tiene sus casas colgadas, que se asoman al vacío. Igualmente, no dejes de ver la casa cuartel y palacio de los Salazar, próxima al castillo.

En cuanto al patrimonio religioso de la ciudad burgalesa, te aconsejamos visitar los conventos de San Francisco y Santa María de Vadillo o las iglesias de San Vítores y de San Vicente Mártir y San Sebastián. Esta última, restaurada a principios del siglo XX, cuenta con preciosos retablos, pinturas y abundante imaginería religiosa.

Bárcena Mayor en Cantabria

Vista de Bárcena Mayor

Bárcena Mayor, una de las ciudades más pequeñas de España

Entre las ciudades más pequeñas de España, esta te llevará, sin duda, a la Edad Media. Porque, como sucede por ejemplo con Santillana del Mar, Bárcena se compone de espectaculares casonas tradicionales montañesas del Medievo. Son construcciones en piedra, con arcos y balcones de madera en su primera planta que se hallan en calles empedradas y estrechas.

Esta localidad cántabra cuenta con menos habitantes aún que Frías, pues no llega a los cien. Pero es una maravilla que debes visitar. Se halla en el municipio de Los Tojos, a una altura de casi quinientos metros sobre el valle del río Argoza, en el Parque Natural Saja Besaya.

Por tanto, también te ofrece una maravillosa naturaleza, con muchas rutas de senderismo, junto a la belleza que supone su estructura urbana. Finalmente, no te vayas de Bárcena sin probar el delicioso cocido montañés, un contundente plato típico de la zona que lleva alubia blanca, berzas y el popular compango formado por chorizo, morcilla, costilla y tocino. Toda una delicia para reponer fuerzas tras tu recorrido por el parque natural.

Redes, quizá la ciudad más pequeña de España

Redes

Puerto de Redes

Nos trasladamos ahora a la provincia de La Coruña para mostrarte esta ciudad que quizá sea la más pequeña de España, pues apenas llega a los sesenta habitantes. Pertenece al municipio de Ares y está muy cerca de la ría de Ferrol.

Por tanto, se trata de una pequeña localidad marinera en plenas rías altas gallegas. Tiene un coqueto puerto y casa típicas de la zona con sus balcones corridos y acristalados. Pero también puedes ver en ella algunas casas de indianos, es decir, de emigrantes retornados con dinero que construyeron lujosas mansiones en la zona.

Asimismo, encontrarás preciosas playas como las de A Xungueira, Seselle, O Raso, Chanteiro o la propia de Redes. Y también te aconsejamos que vayas hasta las antiguas baterías de costa de Montefaro, Punta Segaño y Coitelada, a las que puedes llegar a través de preciosas rutas de senderismo y bicicleta de montaña. Finalmente, visita el monasterio de Santa Catalina, una joya románica del siglo XIV catalogada como Bien de Interés Cultural.

Ohanes en la provincia de Almería

Ohanes

Ohanes, otra de las ciudades más pequeñas de España situada en la provincia de Almería

Comparada con las anteriores, esta te parecerá una gran ciudad, ya que alcanza los setecientos habitantes. Se encuentra en la Alpujarra almeriense, mirando al valle del río Andarax, a casi mil metros sobre el nivel del mar.

Lo primero que llamará tu atención son las colinas de viñedos y tomateras criados casi en vertical, así como sus casas blancas y encaladas adornadas con flores. Pero también puedes ver sus cuevas neolíticas de Nieles y Almecena.

En cuanto a sus monumentos religiosos, visita la iglesia de la Purísima Concepción, construida a fines del siglo XVI en estilo mudéjar sobre otra más antigua. Y también el Santuario de Tices, edificado a principios del XIX y que está en proceso de restauración debido a su deterioro.

Respecto a los civiles, destaca la casa de la Torre, al parecer construida por un antiguo virrey de México en el siglo XVIII. Pero también las estatuas consagradas al obispo Diego Ventaja, hecha en bronce, y a Miguel de Cervantes, en escayola sobre pie de granito. Por último, aprovecha el Parque Nacional de Sierra Nevada para hacer rutas de senderismo o en bicicleta. Por ejemplo, la que lleva al peñón de Polarda, desde el que tienes maravillosas vistas de los valles de Fiñana-Abrucena y de Andarax.

Jorquera, una de las ciudades más pequeñas de España y con mejores vistas

Jorquera

Jorquera, en la provincia de Albacete

Esta pequeña localidad de la provincia de Albacete no llega a los cuatrocientos habitantes. Pero, si por algo destaca, es por su espectacular ubicación que te ofrece extraordinarias vistas. Se encuentra en un cerro cortado en vertical sobre la espectacular Hoz del Júcar.

Tuvo mucha importancia en época musulmana, como prueban sus murallas almohades del siglo XII. De ellas queda, además de varios lienzos, la Torre de Doña Blanca, actualmente restaurada. Como curiosidad, te diremos que, según la leyenda, en el antiguo castillo de la localidad se alojó el Cid Campeador cuando viajaba camino a Valencia.

Pero también te recomendamos que visites la iglesia parroquial de La Asunción, catalogada como Bien de Interés Cultural. Fue edificada en el siglo XVI con un estilo de transición entre el gótico y el renacentista. Posee una sola nave cubierta en forma de bóveda de crucería. En su interior, fíjate especialmente en la capilla de los Maldonado, la cruz procesional y el lienzo titulado La contemplación de San Francisco.

Sabinosa, una ciudad en El Hierro

Sabinosa

Vista de Sabinosa

Incluso la coqueta isla canaria de El Hierro cuenta con una de las ciudades más pequeñas de España. Además, es la única localidad de la parte occidental del valle del Golfo. Se llama Sabinosa por la gran cantidad de sabinas que hay en la zona y apenas tiene trescientos habitantes.

Puedes contemplar las concentraciones de este arbusto haciendo algunas de las muchas rutas de senderismo que te ofrece. Algunas discurren por la Reserva Natural de Mencátefe e incluso otra te llevará hasta el santuario de Nuestra Señora de los Reyes, patrona de la isla.

Asimismo, en la parte más cercana a la costa puedes ver el pozo de la Salud, con sus aguas medicinales. Tienes la posibilidad de disfrutar de ellas en el hotel balneario que las aprovecha. Pero también te aconsejamos que pasees por las estrechas calles de Sabinosa contemplando sus casas de arquitectura tradicional canaria. Finalmente, disfruta de su excelente playa de Arenas Blancas.

Viniegra de Abajo, pequeña ciudad de La Rioja

Viniegra de Abajo

Panorámica de Viniegra de Abajo

Muy distinta es esta pequeña ciudad riojana que se halla en las faldas de los picos de Urbión. Pese a su nombre, se encuentra a casi novecientos metros sobre el nivel del mar (Viniegra de Arriba está a más de mil cien) y es tierra de tradición ganadera y trashumante.

Apenas tiene cien habitantes, pero te ofrece paisajes montañosos de ensueño. Puedes apreciarlos realizando maravillosas rutas de senderismo como la que va desde la localidad hasta Ventrosa, la que discurre por el valle del río Urbión o la que llega hasta el embalse de Mansilla.

Pero también cuenta esta pequeña ciudad con interesantes monumentos. Además de algunas casas de indianos, te aconsejamos que veas la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, construida en el siglo XVI, aunque alberga una pila bautismal románica del XIII.

También puedes visitar las ermitas de la Soledad, de Santiago (patrón de Viniegra) y de San Millán o subir hasta la estatua del Sagrado Corazón de Jesús que domina la localidad desde lo alto del monte Turza. Todo ello sin olvidar sus peculiares fuentes como la de los Cuatro Caños o la de la Fuentina.

En conclusión, te hemos mostrado las siete ciudades más pequeñas de España. Todas destacan tanto por su poca población como por su belleza paisajística y monumental. Pero también queremos invitarte a conocer otras urbes que, sin ser tan pequeñas, tampoco alcanzan las dimensiones de las grandes capitales. Por ejemplo, las ciudades condales de Noreña en Asturias, con sus cinco mil habitantes, o de Morella en Castellón, con apenas dos mil quinientos. ¿No te apetece conocer estas localidades con tanta historia?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*