Cómo viajar con wifi a cualquier lugar del mundo

Wifi

Cómo viajar con wifi a cualquier lugar del mundo es una pregunta que se han hecho todos los que tienen que desplazarse por negocios o placer. En el primer caso, necesitamos estar conectados para seguir con nuestro trabajo desde donde nos encontremos.

Por su parte, si viajamos por placer también queremos mantenernos online para encontrar información sobre los monumentos que vamos a visitar o para comprar entradas. Y, en ambos casos, necesitaremos la conexión para comunicarnos con familiares y amigos. Por todo esto, vamos a explicarte cómo viajar con wifi a cualquier lugar del mundo.

Utilizar redes públicas

Wifi público

Puedes aprovechar la red wifi pública de una cafetería

Es la forma más sencilla de tener conexión a Internet en cualquier parte del mundo. Podemos aprovechar la que nos ofrecen hoteles, restaurantes, atracciones turísticas y, en general, todos los lugares que visitemos. Sin embargo, te recomendamos que tengas cuidado para no exponer tus datos.

Podrían robarte tus claves o los códigos de las tarjetas de crédito. Para evitarlo, utiliza un servicio VPN, es decir, una red privada virtual que cifra la conexión entre el dispositivo que estás usando e Internet. Como muestra de ellos con buen funcionamiento, puedes elegir entre ExpressVPN, ProtonVPN o NordVPN.

Estas redes te permiten conectarte a cualquier wifi abierto sin miedo a que te roben tus datos. En todo caso, debes tener en cuenta que algunas redes públicas de acceso a Internet son bastante malas y sufren cortes. Así que, quizá, esta no sea la mejor opción en lo que respecta a cómo viajar con wifi a cualquier lugar del mundo.

Llevar un rúter portátil

Rúter inalámbrico

Un rúter inalámbrico

En cambio, esta es una de las mejores posibilidades que puedes elegir. Con un rúter portátil accederás a Internet en cualquier parte del mundo donde exista conexión. Su funcionamiento es muy sencillo. Solo necesitarás una tarjeta SIM compatible y la citada cobertura de red. Con esto, te conectarás tan bien como en casa.

Si viajas al extranjero, te aconsejamos que compres la tarjeta en tu lugar de destino. Así, podrás conectarte a las redes locales de forma más económica. Por si ello fuera poco, este tipo de rúter trae incorporada una batería que le permite funcionar durante horas. Y, cuando se termine, solo tienes que enchufarlo a la red eléctrica.

Además, permite la conexión a Internet de varios dispositivos tecnológicos. Algunos son válidos hasta para diez de ellos, por ejemplo, ordenadores, teléfonos o tabletas. De hecho, esta clase de rúter puede llegar a funcionar tan bien como el que tienes en casa. Depende de cuál compres.

Si te decides por esta opción, te recomendamos que contrates un plan 4G o 5G que ya te incluya la tarjeta SIM. Muchas empresas de telefonía ya los ofrecen. Pero, sobre todo, fíjate en que te brinde datos ilimitados para no tener que controlar los que vas gastando.

Usar dongles USB

Dongles

Dongles USB

Si tienes pensado utilizar solo un ordenador en tu viaje, esta es, quizá, la mejor elección. Como sabrás, los dongles son pequeños dispositivos, adaptadores o llaves que se enchufan a otro mediante un puerto USB y le proporcionan funciones adicionales (en este caso, la conexión a Internet). Además, tienen la ventaja de que no necesitan red eléctrica, se alimentan directamente del propio ordenador al que se enchufan.

Como contrapartida, tienen más limitaciones de velocidad de la conexión que los enrutadores. Y, además, como te acabamos de decir, solo sirven para un dispositivo, mientras que aquellos te permiten conectarte con varios. En todo caso, los dongles son más baratos y también exigen una tarjeta SIM para funcionar. Puedes comprar una o utilizar la de tu teléfono móvil.

Compartir la conexión con el teléfono móvil

Teléfono móvil

Otra opción es aprovechar los datos de tu teléfono móvil

Esta es la opción más utilizada por quienes se desplazan con frecuencia. La razón es que se trata de una de las posibilidades más sencillas en cuanto a cómo viajar con wifi a cualquier lugar del mundo. Si te decides por ella, no necesitarás ningún dispositivo adicional, solo un móvil que sea compatible.

A través de este puedes hacer tethering y dar conexión a Internet a otras de tus herramientas tecnológicas como el ordenador. Los únicos problemas estriban en que consume la batería del teléfono y, sobre todo, que gasta muchos datos móviles. En este sentido, es buena posibilidad si tienes contratados datos ilimitados.

Sobre todo, se trata de una solución muy cómoda porque no tendrás que depender de conexiones locales. El acceso a Internet te lo da tu propio teléfono. Por otra parte, la forma de activar esta opción es distinta en cada dispositivo móvil. Pero, en general, tendrás que ir a Ajustes y en ellos buscar algo así como «otras conexiones inalámbricas». Aquí debes pinchar en «compartir datos por wifi».

Te pedirá que crees un nombre de red, un cifrado, una contraseña y que configures una banda AP o de transmisión inalámbrica de datos. Tu acceso a Internet a través del teléfono ya estará disponible.

Alquilar un wifi portátil

Rúter

Otro modelo de rúter inalámbrico

Terminamos nuestras recomendaciones en cuanto a cómo viajar con wifi a cualquier lugar del mundo hablándote de los wifis de alquiler. Quizá no te suenen mucho en España, pero, por ejemplo, en Japón son habituales. Además, en ocasiones, resultan incluso más económicos que comprar una tarjeta SIM en destino.

Puedes contratar uno desde tu casa antes de salir de viaje y recogerlo una vez llegues. Pero también tienes la opción de gerstionarlo en el mismo aeropuerto, pues suele haber empresas que los ofertan. En cualquier caso, se trata de un dispositivo que te permite conectarte a Internet desde cualquier punto con cobertura. Normalmente, te cobrarán una tarifa diaria o semanal, en función de lo que contrates.

Se trata de una magnífica opción para viajes en grupo, ya que puedes usarlo para varios dispositivos sin ningún gasto añadido. El único inconveniente es que, cada cierto número de horas, tendrás que recargar su batería para que siga funcionando. En todo caso, suelen durar bastante tiempo y te permiten una buena conexión a la Red.

En conclusión, te hemos mostrado cómo viajar con wifi a cualquier lugar del mundo. Tanto si te desplazas por trabajo como si lo haces por placer, con estas sencillas ideas, ya nunca estarás desconectado. Anímate a probar estos dispositivos y disfruta de todo lo que te ofrece Internet.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*