Oymyakon, donde el frío reina

¿Te imaginas un sitio donde el frío es realmente extremo? No, no es el Ártico ni la Antártida. Se trata de Oymyakón u Oimiakón, un pueblo ruso ubicado en la lejana y helada Siberia. Aquí es frío no es chiste, pero vive gente.

Se lo conoce como «el pueblo más frío del mundo» pues alguna vez se registraron –71 ºC. ¿Imaginas ese nivel de frío calando tus huesos? Bueno, nuestro artículo de hoy será sobre este lejano y poco conocido pueblo ruso. Tal vez te entren ganas de viajar un poco…

Oymyakón

Como dije antes, es un pueblo, una comunidad agrícola, en verdad, que está en Rusia. Específicamente, al este de Siberia, una región enorme que está dentro de la parte asiática de la república rusa. Va desde los Montes Urales hasta el Pacífico y tiene frontera con el océano Ártico, China, Corea del Norte, Mongolia y Kazajistán.

Se calcula que Siberia es el 76% de la superficie de Rusia, pero vive realmente muy poca gente, a razón de tres personas por kilómetro cuadrado, así que la densidad poblacional es realmente baja. A Siberia se la divide en tres, a fines prácticos: las partes están así separadas por el curso del río Yeniséi y por el Lena.

Tenemos entonces una Siberia Occidental, planicie de tierras bajas con lagos y pantanos, Siberia Central con lagos más profundos y cañones, el Lago Baikal, por ejemplo, y Siberia Oriental con muchas montañas y la famosa Península Kamchatcka, amén de algunos volcanes despiertos.

Entonces, Oymyakón está en Siberia Oriental, al lado del río Indigirka, sobre terreno permafrost. ¿Qué es esto? Pues es simplemente terreno congelado de manera permanente y cubierto con nievo o hielo. En idioma yakuto, idioma que deriva de las lenguas túrquicas y tiene influencias mongólicas y tungús, significa «agua que no se congela». ¿Te preguntas como puede tener ese nombre estando sobre suelo permafrost? Fácil, muy cerca hay aguas termales y ya creo y que unas gotas de agua caliente en semejante frío sobresalen como oro.

Aquí en Oymyakón el invierno es largo, de nueve meses, y demás está decir que es muy crudo. El pueblo está encerrado entre dos montañas entonces una vez que el frío se instala tarda mucho en irse. El clima, específicamente hablando, es subpolar extremo. El invierno es seco y en verdad no hay muchas diferencias con la temporada de verano. Fácilmente, hay temperaturas de -59ºC y el verano, así, también es frío.

Oymyakón forma parte de la República de Sajá, con una población de poco menos de medio millón de habitantes. En pleno invierno no se ve un alma en las calles. Y es que, por un lado, los niños no van a la escuela si la temperatura es de -52ºC, y por otro la gasolina se congela por debajo de los 45ºC así que si apagas el motor, chau coche. Con estas temperaturas nadie está afuera si realmente no hace falta. La gente vive puertas adentro y cruzarse con alguien es un milagro.

A nosotros nos puede resultar pintoresco que haga tanto frío pero parece que a los habitantes no les gusta nada. Ya no es una cuestión de que guste o no, sino de que semejante temperatura helada es peligrosa. Quedarse sin luz, sin gas, sin gasolina, sin comunicaciones… y en otro nivel, ya se sabe que el frío invita a elevar el consumo de alcohol. Así, las borracheras o los borrachos son comunes.

Dijimos que el pueblo se dedica a la actividad rural, básicamente a la cría de renos y vacas. Obviamente eso no puede motorizar la economía local, así que es un pueblo que vive del dinero del Estado. La Federación Rusa pone dinero, mucho, así que así cierran las cuentas.

Oymyakón es tan frío que las casas casi no tienen tuberías. No servirían de mucho pues el líquido se congela, así que hay baños comunales y los baños domésticos no tienen caños. Incluso, los peces tardan solo 30 minutos en congelarse una vez pescados y es común ver a los coches permanentemente con sus motores encendidos. ¿Viste que el vodka no se congela en el refrigerador? Pues aquí, sí.

Los días más cortos del año duran aquí 21 horas. Al final de cada invierno tiene lugar el Festival del Polo frío, auspiciado por el Lord del Hielo, Chyskhaan, una deidad pagana que se parece a una cruza entre la reina de Frozen y el mago Gandalf. Cada mes de marzo hay entonces carreras de renos, trineos de perros, pesca en el hielo y demás entretenimientos. Entonces, es posible acercarse al pueblo.

¿Oymyakon es afectado por el cambio climático? Pues parecería que sí porque en enero pasado hizo todavía más frío y así llegó a aquel récord que siempre se nombra, tomado en 1924. Pero solo dos semanas después hubo una ola cálida y el termómetro llegó a 17 ºC. Un cambio dramático y nada más y anda menos que en dos semanas… Así, por lo menos brevemente los habitantes de este pueblo pudieron descongelarse al menos las pestañas…

Oymyakón está dos hora sen coche desde Yakutsk, donde está el aeropuerto mas cercano. Esta ciudad está a 450 kilómetros del Círculo Polar Ártico y es, con sus casi 270 mil habitantes, la ciudad mas poblada del noroeste de Rusia.

No creo que sea un destino muy turístico pero hay gente que le gusta conocer lugares atípicos, lejanos, extraños, sentirse el único extranjero. Si es tu caso, Oymyakon es para ti.  Tal vez viste algo en televisión o alguna foto. Ha llegado la tele aquí y han llegado fotógrafos para retratar como se vive o como se sufre, jaja.

Yo creo que a pesar del frío el sitio es hermoso. Con esa belleza que dan los paisajes extremos, casi agresivos al ser humano.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*