publicidad

Oimiakón, el pueblo más frío del planeta

Si pusiéramos en cualquier buscador de internet “cuáles son los destinos más insólitos para viajar”, sin duda alguna, Oimiakón estaría entre ellos. La razón es bien sencilla: es el pueblo habitable más frío de todo el planeta, y lo de “habitable” tengo mis serias dudas. ¡Yo no podría!

El Reloj el Pavo Real, en San Petersburgo

Una de las ciudades de Rusia mas hermosas es San Petersburgo. En realidad no puede compararse con Moscú, son totalmente distintas aunque hay que conocer las dos. A San Petersburgo se la conoce como la Venecia del Norte, por sus canales, puentes y palacios, y era la ciudad favorita de Pedro el Grande.

Matrioska, el clásico souvenir de Rusia

No se concibe regresar de un viaje a Rusia sin traer en la maleta la matrioska de rigor. Estas muñecas tradicionales son el clásico souvenir y un original regalo. Su interior hueco sirve para esconder una sucesión casi interminable de muñecas más pequeñas. Sólo hay una regla: el número de muñecas debe ser siempre impar.