Pueblos abandonados de Madrid

Las Bellidas

Los pueblos abandonados de Madrid son una evidencia de la situación que viene sufriendo la España rural desde hace décadas. La falta de salidas laborales y la escasez de servicios han provocado que sus habitantes se trasladen a las ciudades para mejorar sus condiciones de vida.

Como consecuencia, en todas las provincias de nuestro país han quedado localidades vacías o semi-abandonadas que tienen un aspecto fantasmal. Si las visitas, todavía notarás el aliento de quienes las habitaron y, sobre todo, te trasladarás a otros tiempos en que la vida en el campo era populosa y, en algunos casos, incluso próspera. Pero, sin más preámbulos, vamos a mostrarte algunos pueblos abandonados de Madrid.

Fresno de Torote

Fresno de Torote

Iglesia de Fresno de Torote

Ubicado en pleno corredor del Henares, a unos quince kilómetros de Alcalá, este pueblo fue creado nada menos que por el primer marqués de Santillana para alojar a los jornaleros de sus tierras en el siglo XV. De hecho, en el año 2000 se encontró un sepulcro en la iglesia de la localidad donde estaba enterrado el hijo del aristócrata.

El principal motivo por el que Fresno quedó abandonado tiene que ver, justamente, con el trabajo de sus pobladores. Según parece, los últimos que lo habitaron fueron jornaleros del marqués de Quirós y del conde de Torrepalma. Cuando estos dejaron de necesitarlos, se marcharon a otros lugares para ganarse la vida.

Curiosamente, Fresno de Torote está abandonado, pero Serracines, que se añadió a su término municipal en el siglo XIX, cuenta con población y, actualmente, es la capital del concejo. También existen varias urbanizaciones en la zona. Los pocos moradores que ya quedaban en la localidad se mudaron a esas otras poblaciones.

Si te acercas a esta villa, además de casas abandonadas, puedes visitar la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora. Y, muy cerca de ella, la de San Esteban, construida en el siglo XVI según los cánones renacentistas, aunque con elementos mudéjares. En su fachada destaca una espadaña en la que se abren dos arcos de medio punto y que se remata con un frontón.

Asimismo, puedes ver la ermita de la Soledad. Pero lo que llamará más tu atención es el buen estado en que se conserva Fresno. Casi pensarás que sus pobladores acaban de marcharse.

Finalmente, te diremos que puedes llegar a Fresno en tu propio vehículo. Pero, si lo prefieres, hay dos líneas de autobús que te dejan cerca. Salen de la estación de metro de Canillejas y son la 251 y la 256, que llegan hasta Valdeavero, Torrejón y Alcalá de Henares.

El Alamín, otro pueblo abandonado de Madrid

Río Alberche

Río Alberche, en cuya cuenca está El Alamín, uno de los pueblos abandonados de Madrid

Este pueblo, situado en la comarca del Alberche, con su extraordinaria belleza natural, tuvo una vida más breve que Fresno de Torote. También fue creado para alojar a los jornaleros de un aristócrata, en este caso el conde de Ruiseñada. Pero su fundación data de mediados del siglo XX y, en el momento en que esos trabajadores dejaron de ser necesarios, se tuvieron que marchar.

No obstante, tuvo unos años de cierto esplendor e incluso contó con iglesia, escuela y oficina de correos. Se distribuía en una plaza y cinco calles conformadas en total por unas cuarenta casas de planta baja. El Alamín quedó abandonado en torno al año 2000 y actualmente, según parece, está en manos de una inmobiliaria cuyos planes para él se desconocen.

Las Bellidas

Vista de Las Bellidas

Las Bellidas

Este otro pueblo abandonado de Madrid pertenece al municipio de Piñuécar-Gandullas, en medio del maravilloso valle del Lozoya. Si lo visitas, casi no encontrarás casas en pie. De hecho, solo hay una, denominada Caserío de Bellidas, y en torno a ella un conjunto de ruinas.

En este caso, sus habitantes se marcharon, simplemente, para encontrar una forma más próspera de vida que la ofrecida por el campo. No obstante, en los alrededores de esta villa tienes mucho que ver y hacer.

Si te acercas a Las Bellidas, te aconsejamos que hagas alguna de las maravillosas rutas de senderismo que te ofrece el valle de Lozoya. Y también que veas localidades como Braojos de la Sierra, con su preciosa iglesia de San Vicente Mártir, o El Berrueco, con su atalaya musulmana y su templo de Santo Tomás Apóstol.

Pero, sobre todo, acércate a Buitrago del Lozoya, una maravillosa sorpresa a escasos kilómetros de Madrid. Declarado Bien de Interés Cultural, esta villa se encuentra rodeada por un recinto amurallado construido en el siglo XI. No obstante, su buen estado de conservación se debe a varias restauraciones posteriores.

También cuenta Buitrago con un castillo del siglo XV y de estilo gótico mudéjar. Su planta es rectangular, con siete torres, un patio central e incluso un foso defensivo. Asimismo, te aconsejamos que te fijes en el puente del Arrabal, levantado en torno al siglo XV, y en la espectacular iglesia de Santa María del Castillo, construida en el XIV y que combina los estilos gótico flamígero y mudéjar.

Pero aún te esperan más sorpresas en Buitrago. No dejes de ver la Casa del Bosque, un palacete del siglo XVII y estilo renacentista que se edificó para alojar a los duques del Infantado. Pero más curioso aún es el museo Picasso, que alberga pinturas del artista malagueño donadas por Eugenio Arias, quien fue su peluquero y amigo.

Polvoranca

Polvoranca

Iglesia de San Pedro en Polvoranca

Es otro de los pueblos abandonados de Madrid y se halla entre Leganés, Fuenlabrada y Alcorcón. Quizá sea el que primero fue despoblado. Sus habitantes comenzaron a marcharse en el siglo XVIII debido a la desapacible climatología de la zona, a las enfermedades que ocasionaban los ríos cercanos y también al desarrollo de localidades próximas como las que acabamos de mencionarte.

No obstante, todavía puedes ver en Polvoranca, hoy absorbida por Leganés y convertida en parque, la iglesia de San Pedro Apóstol, bien es cierto que muy deteriorada. Como curiosidad, te diremos que esta localidad abandonada se describe en la novela Nazarín, de Benito Pérez Galdós.

Por otra parte, ya que estás en Polvoranca, puedes aprovechar para visitar Leganés, que te ofrece algunos monumentos interesantes. Es el caso de la iglesia de San Salvador, un templo del siglo XVII con retablo mayor realizado por José de Churriguera a principios del XVIII. También te aconsejamos ver la ermita neoclásica de San Nicasio y la Casa de Salud de Santa Isabel, que fue el primer hospital psiquiátrico que se abrió en España.

Finalmente, acércate al cuartel de las Reales Guardias Valonas, edificio creado por Francesco de Sabatini, uno de los responsables del Palacio Real de Madrid, en el siglo XVIII y no dejes de pasar por la plaza Mayor para ver el reloj de autómatas suizos de la Casa Consistorial.

Navalquejigo, el más grande de los pueblos abandonados de Madrid

El Escorial

Ayuntamiento de El Escorial, al que pertenece Navalquejigo

Este pueblo de Madrid se encuentra en los maravillosos paisajes de la cuenca del Guadarrama, concretamente en el municipio de El Escorial. Puedes llegar hasta él por ferrocarril, ya que todavía dispone de estación donde para la línea C-3.

La historia de Navalquejigo es más curiosa aún que la de los otros pueblos abandonados de Madrid. Fundado en la Edad Media, quedó deshabitado hacia los años ochenta del siglo XX. Pero, poco después, llegó a él un grupo de personas sin hogar que lo salvó de su desaparición. Incluso hoy está catalogado como Bien de Interés Cultural.

De hecho, todavía puedes ver varios monumentos en esta villa. Así, la iglesia Exaltación de la Santa Cruz, la picota, la fuente lavadero, el edificio del antiguo Ayuntamiento o el puente del siglo XVII.

Pero, como comprenderás, ya que te encuentras en Navalquejigo, tienes que acercarte hasta San Lorenzo de El Escorial, uno de los pueblos más bonitos de España. Su espectacular monasterio, que incluye basílica, palacio, biblioteca, colegio y panteón de reyes, ya merece por sí solo tu visita.

Fue construido en el siglo XVI por orden de Felipe II y en su edificación intervinieron arquitectos tan famosos como Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera. Marca el tránsito del estilo plateresco al clasicismo renacentista y sus colosales dimensiones son realmente impresionantes.

En fin, no es este el lugar donde hablarte de qué ver en San Lorenzo de El Escorial. Pero no podemos evitar mencionarte otros sitios de interés en este precioso pueblo declarado Patrimonio de la Humanidad. Entre ellos, las casitas del Príncipe y del Infante, dos palacetes neoclásicos del siglo XVIII edificados por Juan de Villanueva con sus respectivos jardines.

Pero también las casas de oficios, las fincas del Castañar y La Herrería y el Teatro Real Coliseo de Carlos III, conocido popularmente como «La Bombonera» y construido en el siglo XVIII. Todo ello sin olvidar la curiosa Silla de Felipe II, en la que, según la leyenda, se sentaba el monarca para ver los progresos de las obras del santuario. Sin embargo, al parecer, se trata de un antiguo altar de origen vetón.

En conclusión, te hemos mostrado algunos de los pueblos abandonados de Madrid. Pero, desgraciadamente, hay otras muchas localidades que, si bien aún están habitadas, llevan el mismo camino. El fenómeno de la España despoblada está dejando los campos de nuestro país sin habitantes. Y es una pena porque en las zonas rurales existen verdaderas joyas monumentales que merecen ser bien cuidadas. Sin salir de la Comunidad de Madrid, es el caso de Madarcos, con 49 habitantes, La Hiruela, con 65 y un entorno natural maravilloso o La Acebeda, con 68 habitantes.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*