6 cosas que ver en Roma en un fin de semana

Como ya hemos pasado las vacaciones grandes, y todavía falta mucho para el verano, puede que tengamos algún hueco con un puente o un fin de semana para hacer una escapada rápida a alguna ciudad que nos interese. Uno de los viajes que tengo en mente, y que si tengo suerte haré este año, es el de Roma, una ciudad llena de historia con un encanto que atrae a cualquiera.

Evidentemente, todos nos imaginamos en la típica historia en la que nos movemos por Roma en una Vespa viendo los lugares más bonitos bajo un estupendo sol. Pero bueno, quitando esas imágenes que nos venden en las películas, esta es una ciudad que tiene muchísimo que ver, por lo que si solamente puedes ir un fin de semana, es recomendable que tengas bien claro qué cosas vas a ver, sin perderte lo más interesante.

Coliseo de Roma

De este gran monumento hemos hablado largo y tendido en el post sobre el Coliseo, y es que es la visita número uno que debe hacerse al llegar a Roma. Es un monumento que lleva en pie desde el año 80 y que ha sobrevivido a saqueos, terremotos e incluso guerras, y todavía sigue en pie y sorprendiendo a arquitectos y visitantes. En él cabían hasta 50.000 personas, y todos conocemos los espectáculos de gladiadores y leones, pero incluso se dice que llegaron a hacer batallas navales simuladas, llenando la parte de abajo de agua. Hoy en día la parte de la arena ya no está y se ve la zona en la que había jaulas y en la que vivían los gladiadores. También había lonas para resguardar al público del sol. Como hemos dicho, un tour por él es imprescindible.

Fontana de Trevi

Esta es la fuente más bella de toda Roma, un auténtico monumento de 26 metros de alto. Su historia se inicia en el año 19 d.C., cuando esta fuente era el final del acueducto Aqua Virgo. No obstante, su aspecto actual se remonta a 1762, cuando fue finalizada por Giuseppe Pannini. Si hay algo que debemos hacer al ir a la Fontana de Trevi, es tirar monedas a ella, ya que hay toda una tradición. Se debe tirar con la mano derecha sobre el hombro izquierdo, y se dice que si tiras una volverás a Roma, si tiras dos conocerás a un italiano o italiana, y ti tiras tres te casarás con esa persona a la que conociste en Roma. Cada año se retiran cerca de un millón de euros que se usan con fines benéficos.

Foro romano

Esta es otra de las zonas en las que mejor se manifiesta la vida de la antigua Roma y los años dorados del Imperio Romano. En esta parte de la ciudad es en donde se llevaba a cabo la vida religiosa y pública. En sus inicios, en el siglo VI a.C. este era un lugar pantanoso que fue drenado gracias a la Cloaca Máxima, uno de los primeros sistemas de alcantarillado que se conocen. Cuando el Imperio se derrumbó esta zona cayó en el olvido y el abandono, siendo enterrado poco a poco por la ciudad. No obstante, aunque ya en el siglo XVI se conocía su existencia y ubicación, las excavaciones para recuperar esta parte tan importante de la historia de Roma no empezaron hasta el siglo XX.

Panteón de Agripa

A este monumento se le conoce más bien como el Panteón simplemente. Su construcción se realizó mediante el mandato de Adriano, en el año 126 d.C., y es el edificio de la antigua Roma que mejor se conserva. En su exterior vemos una fachada con columnas de granito.

Sin embargo, lo más espectacular es su interior, con una enorme cúpula con un óculo en la parte superior que deja pasar la luz natural. Además, hay tumbas de reyes y obras de arte, por lo que será una visita muy completa. Por otro lado, en la plaza hay innumerables restaurantes para tomar una comida típica italiana mientras admiramos en Panteón.

Villa Borghese

Si deseáis alejaros un poco de la vida urbana, podéis acudir a Villa Borghese, uno de los jardines urbanos más grandes de toda Europa, en el que además se combina la naturaleza con monumentos, edificios y fuentes que hablan de la historia de Roma. En ella se pude acudir al Museo Borghese, en donde hay obras de Tiziano, Caravaggio o Rafael. También se puede ver el zoo y disfrutar de edificios tan bellos como el Templo de Esculapio. Además, está abierto las 24 horas y es totalmente gratuito.

Catacumbas

Las catacumbas de Roma constituyen todo un mundo bajo la ciudad, y se remontan al siglo II, cuando los cristianos, al no creer en el rito pagano de incinerar los cadáveres, enterraban a sus muertos. El alto valor de la tierra hizo que comenzasen a excavar estas catacumbas con nichos rectangulares. En la actualidad hay más de sesenta catacumbas con kilómetros de galerías, pero solamente hay cinco que están abiertas al público, la de San Sebastián, San Calixto, Priscila, Domitila y Santa Inés. Evidentemente, se puede reservar un tour por ellas para no perderse ningún detalle.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *