Transilvania, tierra con encanto y misterio

En latín Transilvania significa «tierra más allá del bosque». Es un paisaje de montañas y bosques realmente hermoso. Su nombre ha pasado a la cultura popular por el conde sangriento de Bram Stoker, pero aunque esta parte de Rumanía tiene identidad propia hoy la literatura y el cine ayudan al turismo.

Entonces,veamos Transilvania y su oferta turística.

Transilvania

Es una parte de Rumania que está en el centro del país, rodeada por un arco de la cordillera de los Cárpatros. Está habitada por alrededor de cinco millones de personas y tiene varias ciudades importantes, aunque algunas lo son más que otras para el visitante ocasional.

Vlad Tepes, el Empalador, fue un noble valaco que vivió en el siglo XV y que, según la leyenda, empaló unos 80 mil enemigos. Fue sin dudas un héroe local pues entonces el principado había caído en manos del Imperio Turco. Tenía todavía autonomía, pero a veces la relación era conflictiva, situación que empeoró cuando los sultanes empezaron a elegir al príncipe sin consultar con la nobleza rumana.

En esta situación Vlad Tepes vivió y ganó su fama sangrienta, fama que hizo que tiempo después el escritor irlandés Bram Stoker escribiera una obra literaria inspirada en él en 1897. A la postre sigue sirviendo a su tierra, pero ya en el siglo XXI atrayendo turistas.

Dijimos que en Transilvania hay muchas ciudades o pueblos interesantes pero que algunos los son más que otros. Por ejemplo, Brasov es un destino que no hay que esquivar. Aquí hay uno de los pueblos medievales mejor preservados de todo Transilvania.

Brasov está al sureste de Transilvania, a 166 kilómetros de la capital nacional, Bucarest y a mano de otros destinos del país. Puedes visitar varios museos, de historia, de arte, etnografía, de la ciudad y algunos edificios fortificados muy bonitos como el castillo de Bran. También hay varias iglesias medievales. El Castillo de Bran está cerca de Brasov y es un edificio gótico que parece sacado de un cuento de hadas. La conexión con el conde es bastante tenue peor aún así se vende como el castillo de Drácula.

No lejos estás las iglesias fortificadas de Harman, con sus torres sajonas del siglo XIII, enormes, y la iglesia fortificada de Prejmer, la más grande del sudeste de Europa. También cerca, en Hunedoara, está el Castillo Corvinilor del siglo XV con su suntuoso Salón del Caballero.

Si te gustan los edificios militares medievales también está la Fortaleza Rasnov del siglo XIV, construida por los Caballeros Teutónicos para proteger a la gente de Transilvania de los turcos y tártaros.

Las ruinas de la ciudadela de Poienari también son un buen destino, ligadísimo de verdad a Vlad. El Castillo de Peles construido por el rey Carol I a mediados del siglo XIX es otro encanto, más fácil de acceder en autobús o tren desde Brasov.

Otro destino en Transilvania es Sibiu, con sus calles adoquinadas y sus casas color pastel. Fue fundada por los sajones en el siglo XII e integra Rumania desde 1918. Es una ciudad con diversidad étnica y eso se traduce en su arquitectura.

Su centro urbano es un encanto y uno de los mejores preservados del país. El río Cibin la cruza y está rodeada de montañas. Si no vas a alquilar un coche para moverte siempre puedes hacerlo en tren de ciudad en ciudad, transporte muy eficiente.

Entonces, en Sibiu hay que caminar por el centro histórico y su sistema de plazas, tres, su Ciudad Alta y su Ciudad Baja. En la Ciudad Baja las calles son largas y anchas y hay plazas pequeñas y aún cuando casi todas las fortificaciones medievales han perdido la batalla ante la urbanización, todavía se ven un par de torres y una iglesia del siglo XIV. Las tres plazas que nombramos antes están en la Ciudad Alta y se extiende por la colina.

Un museo que hay que conocer aquí es el Museo del Palacio Bruckenthal, y moverse un poco al noroeste para conocer Marginimea Sibiului, el puñado de 19 aldeas tradicionales. Otra ciudad en la ruta turística es Sighisoara, con su hermosa ciudadela en la cima de la colina, su torre con reloj del siglo XIV y sus pasadizos secretos.

Está en los Cárpatos y es hermosamente medieval. Su casco histórico es Patrimonio de la Humanidad desde 1999 y es aquí donde nació Vlad Tepes.Otras aldeas encantadoras, pero más remotas, están en el Valle Ariesi y se conocen con el nombre de Moti Land.

Más allá de las ciudades y aldeas medievales hay otras cosas que nos ofrece Transilvania. Por ejemplo, aguas termales. Para eso podemos ir hasta el Lago Bar en Sovata, que dicen que cura la infertilidad. O disfrutar de las tibias aguas de Ocna Sibiului, cerca de Sibiu, con tanta sal como el Mar Muerto o casi. Para probar con un sauna de gases volcánicos podemos ir a Cosvana. 20 minutos allí bajo supervisión médica.

Con semejantes bosques y montañas la región invita al senderismo y salir de campamento, así que esta es otra opción. Los Cárpatos son hermosos y están habitados por lobos y linces y contienen además la mayor población europea de osos pardos.

Se calcula que hay unos 5 mil osos en los bosques de robles y arces y parece que la población se disparó en tiempos del dictador comunista Ceausesco que prohibió su caza (sólo él podía hacerlo). Hay varios puntos de observación de osos propuestos desde la administración local, así que lo mejor es apuntarse a un tour.

¿Te dan ganas de alquilar un coche y moverte con más libertad? Entonces puedes seguir la Ruta Transfagarasan, una ruta militar construida en los años ’70 del siglo XX, en tiempos comunistas, que recorre las Montañas Fagaras y zigzaguea hasta el Valle del Lago Bâlea, cruza un túnel de 900 metros y baja a los bosques de Valaquia.

Si le vas a dedicar tiempo a Transilvania entonces en esta lista de atracciones y destinos yo incluiría Alba -Iulia, con su hermosa ciudadela que es una ventana al pasado, la Mina de Sal de Turda, absolutamente maravillosa y Mamamures y su cementerio, protegidos por la UNESCO. Todo, por supuesto, sazonado con vinos blancos y comida locales.

Si te gusta la Vieja Europa, las aldeas de montaña, los castillos, las noches estrelladas, los bosques, el folclore lleno de seres y leyendas… entonces Transilvania no te va a defraudar.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*