publicidad

Hay muchas cosas típicas que podemos comprar como recuerdo de nuestro viaje a Praga: el delicado cristal de Bohemia, las clásicas marionetas de madera, una botella de la tradicional Becherovka... Sin embargo, si buscas un souvenir especial y bonito, lo que tienes que comprar es alguna joya hecha con ámbar.