Ciudades abandonadas

Las ciudades abandonadas no son, en principio, el destino vacacional más elegido. Son lugares que, por uno u otro motivo, fueron dejadas por sus habitantes y nadie regresó jamás a ellas. Pero hoy sus edificios e instalaciones sobreviven en una decadencia que les brinda un aspecto fantasmal.

Una catástrofe nuclear, las secuelas de una guerra o el agotamiento de los recursos naturales que originaron su construcción, son algunos de los motivos por los que estos lugares quedaron deshabitados. Como su visita es una forma distinta de hacer turismo, vamos a hablarte de algunas de las ciudades abandonadas más famosas del mundo.

Ciudades abandonadas, espectros de soledad

Comenzaremos nuestro peculiar recorrido en Ucrania para terminarlo en España. Por el camino, visitaremos Francia, Japón o la gélida Noruega. Sin más preámbulos, vamos a empezar nuestro viaje.

1.- Pripyat, los efectos de Chernóbil

Esta ciudad ucraniana se construyó para albergar a los trabajadores de la central nuclear de Chernóbil, tristemente famosa por el accidente del año 1986. Desde entonces, ha permanecido deshabitada por el temor a la radioactividad. Pero sus casas e instalaciones siguen en pie mostrando una decadencia que parece recordar que con la energía nuclear no se juega.

Pripyat

Ciudad abandonada de Pripyat

2.- Oradour-sur-Glane, testigo mudo de la guerra

En 1944, las tropas alemanas perpetraron una masacre en este pueblo francés. Mataron a 642 personas, hombres, mujeres y niños. Tras la guerra, los franceses construyeron un nuevo pueblo cerca del antiguo dejando este como prueba viva de la barbarie. Como veremos, algo parecido se hizo en España después de la Guerra Civil.

3.- Bodie, la ambición por hacerse rico

Situado en California, este pueblo fue uno de los muchos que se edificaron para dar cobijo a quienes llegaban atraídos por la fiebre del oro que se desató a fines del siglo XIX en la zona. En poco tiempo, pasó de 20 a 10 000 habitantes y llegó a producir casi medio millón de dólares al mes en ese preciado metal. Sin embargo, ya en el siglo XX cayó en decadencia y, desde entonces, permanece abandonado.

4.- Gunkanjima, una «isla del Acorazado» entre las ciudades abandonadas

Esta localidad japonesa recibe tal nombre porque es un trozo de tierra en medio del mar donde a nadie se le hubiera ocurrido habitar. Además, los tifones en la zona son habituales por lo que se la rodeó de imponentes muros que evitasen sus daños.

Sin embargo, tenía una riqueza: el carbón. Para explotar su mina se llevó a trabajadores y a sus familias y se construyó un pueblo en la isla. Debía ser claustrofóbico, pues solo mide unos cuatrocientos por ciento cincuenta metros. La localidad quedó deshabitada en 1974 cuando se cerró la mina. Sin embargo, esta es Patrimonio de la Humanidad.

5.- Pyramiden, otro ejemplo de ciudades abandonadas por razones económicas

Como la anterior, la ciudad noruega de Pyramiden fue construida para albergar a los trabajadores de una mina de carbón y a sus familias. Ya en 1927, la ciudad se vendió a los soviéticos quienes llevaron a sus propios ciudadanos para trabajar en la instalación industrial. Allí llegaron a vivir unas mil personas hasta que la mina se cerró en 1998 provocando que todas se marchasen.

Ciudad abandonada de Pyramiden

Pyramiden

6.- Bhangarh, la maldición de un gurú

Construida en el siglo XVI, esta ciudad de India vivió una época de esplendor bajo el mandato del legendario maharajá Bahgwant Das, quien ordenó edificar suntuosos palacios. Pero, siguiendo con la leyenda, un gurú contrario a esta pujanza lanzó una maldición sobre la localidad.

Según la creencia, algún tipo de desastre natural hizo que la población se marchara. No obstante, lo que se sabe con certeza es que fue conquistada en 1720 cayendo en decadencia hasta ser finalmente abandonada por sus habitantes.

7.- Herculano, devastada por el Vesubio

La ciudad abandonada de Herculano, en el sur de Italia, es una de las más famosas del mundo. La erupción del volcán Vesubio en el año 79 después de Cristo hizo que los pocos supervivientes se marchasen de ella. Aunque, realmente, la gran mayoría de sus habitantes murieron allí.

Desde entonces, nunca volvió a ser poblada. Y ello ha servido para que los visitantes actuales podamos ver, casi en su totalidad, lo que era la vida cotidiana de una ciudad latina de hace dos mil años.

8.- Craco, una ciudad fantasma en la cima de un promontorio

Seguimos en Italia para mostrarte otra ciudad abandonada que, a su aspecto desolado, suma el hecho de que se encuentra en un promontorio en el cual parece hacer equilibrios imposibles. En la Edad Media fue una próspera villa habitada por casi cuatro mil personas, con palacios nobiliarios e incluso universidad. Sus últimos habitantes la dejaron en 1922 y ahora sus edificios abandonados nos observan desde lo alto con una inconfundible aura de misterio.

9.- Kayaköy, una ciudad abandonada convertida en museo

También conocida como Livissi, esta ciudad fantasma se halla a ocho kilómetros de Fethiye, en el suroeste de Turquía. Vivió su etapa de esplendor a inicios del siglo XX, cuando llegó a tener unos seis mil habitantes.

Vista de Kayaköy

Ciudad abandonada de Kayaköy

Sin embargo, tras la guerra que enfrentó a turcos y griegos, fue abandonada en 1922. Actualmente, funciona como museo al aire libre, con sus cientos de viviendas de estilo griego e iglesias. Incluso algunas han sido restauradas.

10.- Belchite, víctima de la batalla del Ebro

La localidad zaragozana de Belchite era una villa próspera antes de la Guerra Civil. Sin embargo, durante la contienda se convirtió en escenario de una de las batallas más terribles de la misma: la del Ebro.

Tras ella, quedó completamente destruida y se construyó un pueblo nuevo dejando el antiguo como testigo mudo de la barbarie de la guerra. No es el único pueblo de este tipo que puedes ver en España. También son muy famosos Brunete, en la provincia de Madrid, y Corbera de Ebro, en Tarragona.

En conclusión, te hemos mostrado algunas de las ciudades abandonadas más conocidas del mundo. Sin embargo, hay otras muchas. Por ejemplo, la llamada Ciudad 404, que ni siquiera llegó a tener nombre pues fue construida en pleno desierto de Gobi por el Gobierno de China para albergar a los trabajadores que iban a hacer pruebas con bombas atómicas. O Saint Elmo, otra víctima de la fiebre del oro en Norteamérica, y Epecuén, una antigua villa turística argentina. Son tantas que, si quieres conocer alguna, probablemente en tu propia región la encuentres.

 

 

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*