Meandro del Melero

El meandro del Melero ha sido calificado como un capricho de la naturaleza. Ya sabes que recibe el nombre de meandro una curva pronunciada de cualquier río que deja una parte de tierra cóncava y otra convexa.

Pero, hablando del Melero, la curva que forma el río Alagón es tan sinuosa que casi da lugar a un islote. En cualquier caso, crea un paisaje único que casa perfectamente con el entorno agreste y con la naturaleza en su máxima expresión. Si quieres visitar esta joya de la provincia de Cáceres, te animamos a seguir leyendo.

Dónde está el meandro del Melero

Como te decíamos, esta maravilla natural se halla en el límite de Extremadura con Castilla y León. Más concretamente, se encuentra en la comarca cacereña de Las Hurdes. La localidad más cercana es Ríomalo de Abajo, a su vez perteneciente al municipio de Caminomorisco.

Por tanto, la mejor forma de llegar al meandro es partir de Ríomalo. A su vez, para llegar a esta localidad, tienes dos carreteras comarcales. Si viajas desde el norte, la adecuada es la SA-225, mientras que, si lo haces desde el sur, debes coger la EX-204. Una vez en Ríomalo, tienes una pista forestal que te llevará directamente al meandro del Melero.

Qué hacer en el meandro del Melero

Lógicamente, lo primero que puedes hacer en la zona del meandro es disfrutar de su maravilloso paisaje. Para hacerlo, el mejor punto de ubicación es el mirador llamado La Antigua, desde el cual tienes una perspectiva frontal y perfecta de esta maravilla natural.

El meandro del Melero

Meandro del Melero

Pero tu visita al meandro del Melero también te brinda otras muchas posibilidades. Al poco de salir de Ríomalo de Abajo, te encontrarás con la magnífica piscina natural que conforma el río Ladrillar, donde podrás darte un baño relajante.

Avistamiento de animales: la berrea

A continuación, puedes seguir el camino que transita entre pinos y castaños para llegar al citado mirador. Una vez en este, no solo podrás gozar de la imponente vista del meandro. También es un punto de referencia para avistar especies como el buitre leonado, la cigüeña negra o el águila calzada.

Asimismo, no es difícil que aprecies ciervos bebiendo en la orilla del Alagón. E incluso, en la época adecuada, es un escenario magnífico para observar la berrea. Como sabrás, se llama así a la época en que el ciervo está en celo y que coincide con el otoño. Los machos emiten sonidos guturales y chocan sus cornamentas para marcar territorio dando lugar a un espectáculo único en la naturaleza.

También es posible que quieras bajar hasta el propio meandro. En tal caso, antes de llegar a La Antigua, tienes una bifurcación que te lleva directamente hasta la base de este fenómeno natural. En este punto, además, puedes disfrutar de una amplia panorámica de la sierra de Béjar.

Rutas de senderismo

De la propia localidad de Ríomalo salen varias rutas de senderismo que te permitirán disfrutar de los espectaculares paisajes que conforman el meandro y sus alrededores. Entre ellas, destaca la llamada Verea de los Aceituneros. Une la localidad mencionada con Arrolobos y tiene unos veinte kilómetros. No solo puedes hacerla a pie sino también en bicicleta e incluso en coche. Pero, de todas las formas, podrás gozar de maravillosos bosques de coníferas.

El Melero

El Melero en época de sequía

Otra magnífica ruta es la Verea de los Pescadores. Es mucho más sencilla, pues apenas tiene tres kilómetros de extensión. Va, justamente, desde Ríomalo hasta el mirador de La Antigua y también te ofrece una vegetación espectacular.

Junto a las anteriores, puedes recorrer la ruta del Chorreón del Tajo, que termina en una impresionante cascada; la de La Pisá de la Mora, en la cual encontrarás grabados rupestres como el petroglifo que le da nombre, y la de la Fuente la Teja. En fin, otras actividades que puedes realizar durante tu visita al meandro del Melero son la pesca y el descenso en canoa o catamarán. Todas ellas en un entorno incomparable.

Un poco de geología: ¿Cómo se formó el meandro?

Aunque lo realmente interesante es gozar de su paisaje único, también es curioso saber cómo se formó el meandro. Existen varias teorías respecto a estos fenómenos naturales. Pero la asociada a la Geología dice que su origen tiene que ver con obstáculos del terreno. Por ejemplo, un banco de arena. Estos hacen que la corriente del río, para evitarlos, se desvíe. Y la erosión  hace el trabajo restante para fijar esa trayectoria sinuosa del agua.

¿Cuándo visitar el meandro del Melero?

Cualquier época del año es buena para que te acerques a ver el meandro. Sin embargo, te aconsejamos que lo hagas en la época de crecida del río Alagón, es decir, en la primavera o el otoño. La razón es muy sencilla: al llevar más agua el río, se aprecia mejor la curva y el islote que casi llega a completar.

¿Qué hacer en los alrededores del meandro del Melero?

Como te hemos explicado, esta maravilla natural se halla en plena comarca de Las Hurdes y más concretamente en el municipio de Caminomorisco. La alquería o pequeña villa rural más próxima es Ríomalo de Abajo, donde puedes visitar la iglesia de Nuestra Señora de los Dolores, que alberga la imagen de la virgen homónima, patrona de la localidad.

Ríomalo

Ríomalo de Abajo

Pero lo más destacado de estas alquerías hurdanas es la arquitectura popular. Las casas están construidas con piedras de pizarra e igualmente los tejados se hacen de ese mismo material. Según los expertos, esta forma de edificar las viviendas está vinculada a la palloza del noroeste de la Peninsula y tiene un origen prerromano, más concretamente, celta.

Por otra parte, en otras alquerías del municipio de Caminomorisco también puedes ver monumentos interesantes. Por ejemplo, en Cambroncino tienes la iglesia de Santa Catalina o de Las Lástimas, construida en el siglo XVIII, que es, probablemente, la edificación artística más importante de toda la comarca.

En conclusión, el meandro del Melero conforma un paisaje único y espectacular, un auténtico capricho de la naturaleza. Y, junto a él, podrás visitar la comarca de Las Hurdes, una tierra en la que destaca su arquitectura tradicional. ¿No te apetece viajar a esta zona de Extremadura? Está a un paso.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

bool(true)