Mejores restaurantes de Barcelona

Restaurante

Hablarte de los mejores restaurantes de Barcelona es siempre subjetivo. Cuando hacemos una recopilación de locales gastronómicos en esta ciudad o en Madrid, Bilbao y cualquier otro sitio, nos dejamos influir por nuestros gustos personales. Por tanto, quedarán magníficos restaurantes en el tintero.

Sin embargo, hay una serie de locales respecto a los que casi todo el mundo coincide a la hora de enumerar sus cualidades. En estos vamos a centrarnos para mostrarte los mejores restaurantes de Barcelona. Pero también procuraremos presentarte una oferta variada en cuanto a estilos y especialidades. Y, de paso, pedimos excusas a los que no aparezcan en nuestra lista y que podrían figurar perfectamente en ella.

Casa Paloma

Mesa de un restaurante

Mesas de un restaurante preparadas para comer

Situada en la calle Casanova del distrito de Sarriá-Sant Gervasi y dirigida por el prestigioso chef Jordi Gotor, esta casa de comidas te ofrece una de las mejores recetas de kebab de España. Pero, en general, está especializado en carnes de todo tipo. Las ofrece de las razas Angus, originaria de Irlanda, pero criada en Argentina, Frisona con grasa infiltrada, Rubia Gallega, Buey y Wagyu. Y en los cortes más variados como solomillo, lomo alto y bajo, picaña o chuleta.

Asimismo, tiene a gala su preparación de diferentes tartares, de los que se encarga Roger Musquera. Entre ellos, además de los de carne, también destaca el de atún rojo. Igualmente, puedes saborear otros platos como la coca de arenque, berenjena y cebolla, el pulpo confitado con migas y puré de coliflor o el salmorejo.

Y, para terminar, tienes deliciosos postres como la tarta de queso con sorbete de frambuesa o la de limón y merengue. En cuanto al ambiente, Casa Paloma es un restaurante moderno, cosmopolita y distendido que ha sabido conservar su esencia de taberna clásica.

Can Kenji, uno de los mejores restaurantes de Barcelona en comida japonesa

Sushi

Un plato variado de sushi

Cambiamos completamente de registro para recomendarte un restaurante de estilo japonés en la Ciudad Condal. Te ofrece cocina nipona de mercado apostando por productos frescos de temporada. Pero no faltan en su carta recetas más elaboradas y creaciones que la combinan con la gastronomía mediterránea.

Entre sus platos estrella, te mencionaremos el cerdo ibérico frito con kimchi o repollo picante, las bolas de arroz con boletus o los fideos udon con mejillones y sepia. Pero también tienes varios tatakis, como el de bonito con salmorejo o el de pato, el bistec tártaro oriental o la hamburguesa Can Kenji con foie. Por supuesto, no puede faltar en sus mesas el sushi con elaboraciones como el assortit de nigiri, el maki de salmón y atún o el pastel de sushi de verat.

También en los postres se aprecia el influjo japonés. Así, en el helado de té verde, en el pancaque dorayaki de azuki o en la trufa blanca con licor de perilla. Por otra parte, el local te ofrece un menú degustación en el que puedes combinar cuatro platos de la carta básica con una ración de sushi. E incluso puedes hacer tu pedido para llevártelo a casa. Si te gusta la cocina oriental, este es uno de los mejores restaurantes de Barcelona para ti.

Salvaje

Tartar

Tartar de atún

Si de cocina japonesa te hablamos, también tenemos que mencionarte este local, aunque es mucho más que eso. Porque sus mismos propietarios definen su carta como gastronomía nipona de autor y también como cocina de fusión. De hecho, su chef principal es el venezolano Fermín Azkue, quien marca su impronta en los numerosos restaurantes de este grupo empresarial.

En su carta hallarás productos de la máxima calidad como el king crab (cangrejo real) o el wagyu y elaboraciones niponas como el kimchi o el umeboshi. Los usan para acompañar a platos de sushi o para distintos tartares como el de toro o el de ventresca de atún Aleta Azul. También te aconsejamos que pruebes el salmón marinado en Ponzu, Ikura, aguacate y trufa o el arroz salteado al wok con wagyu fileteado, Ikura y huevo cocido a baja temperatura.

Por otra parte, destaca en Salvaje su carta de sakes y deliciosos postres como, por ejemplo, las fresas con crema de chocolate blanco, crocante de choco-café y sorbete de frambuesa con coriander o las tres leches de coco y vainilla con ron, crema chantilli, lima y helado de dulce de leche.

Encontrarás este restaurante en la calle Enrique Granados, a medio camino entre la Avenida Diagonal y la Plaza de Cataluña. Además, junto a sus deliciosos platos, podrás disfrutar de una esmerada decoración y de espectáculos en vivo tanto musicales como de otro tipo.

Durango Diner

Tacos

Tacos de carne

Pasamos ahora a la cocina genuinamente tex-mex para hablarte de este local situado en la calle Aribau, muy cercano al anterior y a los barrios Gótico y del Raval. Su chef es el mexicano Pepe Carvallido, quien ha sabido ofrecer lo mejor de la gastronomía de su país con platos abundantes y buenos cócteles a base de bourbon y mezcal.

Entre sus elaboraciones, potentes desayunos a base de huevos fritos, tocino y guisantes, pero también platos como panqueque de pato y whisky de centeno, sándwiches como el de tocino en salsa de crema, lechuga y tomate, el peculiar bocadillo de ostras fritas e incluso perritos calientes de cocodrilo. Pero te aconsejamos que, si tienes hambre, pruebes el atropellado, un plato que consiste en tacos de carne picada seca con huevos y frijoles.

Todo ello sin olvidar las tradicionales hamburguesas, el búfalo steak tartar, que se sirve con medio tuétano de ternera, el burrito de costilla y los tacos de magret de pato con salsa de Durango. Puedes disfrutar del Durango Diner todos los días de la semana y te permite comer desde la madrugada hasta el anochecer. No dejará de soprenderte también su arriesgada decoración en lila y naranja con detalles verdes.

La Balabusta, el sabor de Israel

Shawarma

Elaboración de shawarma

Entre los mejores restaurantes de Barcelona, este significa el sabor de Tel Aviv en la Ciudad Condal. Porque una de sus responsables, Ronit Stern procede de esa localidad israelí, aunque vive desde hace años en Cataluña. A ella se unió Rafael Campos para crear este local que te ofrece platos orientales preparados con artículos de proximidad.

Resultado de todo ello son recetas como el shawarma de coliflor con tahini, melaza y pistacho o los buñuelos de crema de berenjenas asadas en horno de leña. Pero también puedes degustar un perfecto schnitzel, una pasta filo de los Balcanes elaborada con quesos tiernos o la deliciosa tarta de berenjena con miel y dátiles.

Pero, antes de todo ello, prueba el aperitivo. Este combina el challa o pan típico hebreo con salsa de tahini picante y orégano. Y, para terminar tu comida, aparte de la tarta citada, puedes pedir el pastel de queso, que se presenta sobre un nido de kadaif o tiras de masa crujiente, granada y pistacho garrapiñado, una maravilla.

Encontrarás La Balabusta en la calle Roselló, también muy cerca de la Avenida Diagonal, en el Eixample. Además, si lo prefieres, tienes un menú diario relativamente económico e incluso un brunch los fines de semana.

Marea Alta

Quisquilla

Quisquillas o camarones

La sola ubicación de este restaurante de Barcelona ya merece tu visita, pues se halla en las últimas plantas de las Torres Colón. Por tanto, las vistas del mar y la ciudad son extraordinarias. Por si ello fuera poco, está decorado como si se tratara de un crucero que atraca en el puerto.

Pero también su carta es excelente. El responsable de su calidad es el cocinero madrileño Enrique Valentí y, como no podía ser de otra forma, te ofrece magníficas tapas marineras. Entre ellas, unos mejillones en escabeche que han encandilado al mismísimo Ferrán Adriá, unas quisquillas fritas o unos caixetes (bivalvos del delta del Ebro). Puedes combinarlas con alguno de sus treinta cócteles o con una de sus sangrías de autor.

Después de tan delicioso aperitivo, llega la hora de los platos. Por ejemplo, del exquisito tartar de ventresca de atún con caviar, los espaguetis de calamar con jugo de castañas y trufa blanca o el erizo con parmentier y sabayón. Claro que, si prefieres las carnes, también tienes un soberbio tartar de vaca gallega con huevas de pescado.

Y, volviendo al mar, también podemos aconsejarte unas sardinas al espeto elaboradas a la manera del chef, con tomate previamente macerado en vinagre y garum. O unas cocochas de merluza en salsa verde. Tampoco los guisos van a la zaga y, en cuanto a los postres, prueba el xuxo caramelizado con crema de carajillo o el pastel de queso con peras y Oporto. Para los amantes del pescado, este es, sin duda, uno de los mejores restaurantes de Barcelona.

Gresca, un clásico

Butifarras

Butifarras listas para ser cocinadas

Situado en la calle Provenza y comandado por el cocinero Rafael Peña, Gresca es ya todo un clásico. Comenzó siendo exponente de la bistronomía, concepto mediante el que el crítico francés Sébastien Demorand bautizó a aquellos locales que combinaban la abundancia y exquisitez de las pequeñas casas de comidas con influencias de la alta cocina.

Pero, etiquetas aparte, Gresca sigue basándose en ese principio de ofrecer buenos platos reconocibles y excelente cocina. Entre ellos, delicias como el pulpo con butifarra negra, el pichón al jenjibre, la tortilla a las finas hierbas envuelta en papada o las alcachofas con parmesano y trufa negra. Pero también recetas más simples como un sándwich de níscalos y trompetas de la muerte. Finalmente, no te pierdas su espectacular carta de vinos.

En conclusión, te hemos hablado de algunos de los mejores restaurantes de Barcelona. Inevitablemente, hemos dejado muchos en el tintero. Porque, no solo en la Ciudad Condal, sino también en otras como Madrid, Bilbao, Valencia o Sevilla existen numerosos lugares donde comer bien a precio asequible. Anímate a conocerlos.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*