Mejores vistas de Madrid

Vistas de Madrid

Obtener las mejores vistas de Madrid es muy sencillo. Al igual que sucede con otras grandes ciudades del mundo como Nueva York o Londres, la capital de España cuenta muchos rascacielos. Y también algunos monumentos que, por su altura, brindan una maravillosa panorámica de la urbe.

Si a ello añades la peculiar orografía de Madrid, con varios puntos más elevados, tienes un buen abanico de posibilidades para verla desde lo alto. Incluso en la azotea de algunos edificios se han instalado miradores que te ofrecen una panorámica de 360 grados de la ciudad. Como la oferta es muy amplia, vamos a mostrarte solo algunos de los lugares que te ofrecen las mejores vistas de Madrid.

El Corte Inglés de Callao

Vista de la Gran Vía

La Grav Vía desde el mirador de El Corte Inglés de Callao

Probablemente hayas comprado alguna vez en El Corte Inglés de la plaza de Callao. Ya esta misma plaza es todo un espectáculo de por sí, con edificios como el cine homónimo, el Carrión con su mítico cartel de una popular bebida o el Palacio de la Prensa. Pero, además, es la desembocadura de calles tan importantes como la del Carmen, la de Preciados o la Gran Vía.

Quizá no sepas que puedes subir a la terraza de El Corte Inglés que se halla en el número dos de la plaza. Las vistas son espectaculares y es gratuito. Verás el Palacio Real (justamente en la cornisa de este tienes otro gran mirador), la Plaza de España, la Catedral de la Almudena y toda la magnificencia de la citada Gran Vía con sus edificios modernistas y eclécticos.

Por si ello fuera poco, en la misma terraza tienes una oferta gastronómica de primer nivel, con pastelerías, restaurantes y heladerías. Así, mientras tomas algo o comes, podrás disfrutar de una de las mejores vistas de Madrid. Pero también puedes subir, sencillamente, para contemplar el panorama. La consumición no es obligatoria.

Círculo de Bellas Artes, un clásico entre las mejores vistas de Madrid

Círculo de Bellas Artes

Círculo de Bellas Artes, cuya azotea te ofrece una de las mejores vistas de Madrid

Ya por sí solo, el edificio del Círculo de Bellas Artes merece tu visita. Situado en el número 42 de la calle de Alcalá y diseñado por Antonio Palacios, presenta un estilo ecléctico de raigambre neobarroca. Igualmente espectacular es su interior, con una gran escalera y un no menos bonito teatro.

También puedes subir a su azotea para ver Madrid. En este caso, tendrás que pagar, pero cuesta apenas cuatro euros y la recompensa es magnífica. La entrada se saca en la misma recepción y hay un ascensor que te lleva directamente a la terraza y que tiene puertas de cristal en la última parada.

Una vez en ella, encontrará una cafetería y una monumental estatua en bronce de Minerva, diosa de la Sabiduría, creada por Juan Luis Vassallo. Pero, sobre todo, tendrás una inigualable panorámica de 360 grados de la ciudad, desde la Sierra de Guadarrama al norte hasta el Cerro de los Ángeles al sur.

Faro de Moncloa

Vista desde el Faro de Moncloa

La vista de Madrid desde el Faro de Moncloa

Como su propio nombre indica, esta construcción, oficialmente denominada Torre de Iluminación y Comunicaciones del Ayuntamiento de Madrid, se halla en el distrito de Moncloa-Aravaca. Fruto de un diseño de Salvador Pérez Arroyo, se inauguró en 1992 y es la undécima edificación más alta de la ciudad.

Tiene 110 metros de altura, lo cual la hace visible desde cualquier punto del noroeste de la urbe. No obstante, su mirador en forma de media luna y cerrado con cristalera se halla a 92. Para subir hasta él, hay dos ascensores exteriores e igualmente acristalados. Previamente, deberás pasar por la sala de recepción de visitantes que hay en su base.

Puedes acceder a este espectacular mirador de martes a domingo en horario de 9:30 a 19:30. No obstante, tiene un aforo limitado por motivos de seguridad. En cualquier caso, si subes hasta él, conseguirás una de las mejores vistas de Madrid, al menos en lo que respecta a su parte norte.

Torre de Madrid

Vista desde la Torre de Madrid

Vistas desde la Torre de Madrid

Recibe este nombre un espectacular edificio situado en la Plaza de España y entre la calle Princesa y la Gran Vía. Fue diseñado por Julián y José María Otamendi y construido entre 1954 y 1960. En la actualidad es el sexto más alto de Madrid, con 162 metros incluyendo la antena que lo corona. Para que te hagas una idea de sus dimensiones, te diremos que el proyecto era dar cabida en él a 500 tiendas, varias galerías, un hotel e incluso un cine.

Asimismo, durante unos años fue el edificio más alto de España. En la actualidad, alberga, justamente un hotel en sus ocho primeras plantas y viviendas particulares en el resto. También puedes subir a su terraza y obtener maravillosas vistas de las céntricas calles donde se encuentra, pero también de la Casa de Campo, el Palacio Real y las sierras cercanas a la ciudad por el norte.

Por otra parte, muy cerca de este impresionante mirador, tienes otro no menos espectacular. Te hablamos de la azotea del Hotel Riu Plaza. Se encuentra a la altura de la planta 27 y no es apto para personas con vértigo. Te decimos esto porque, en realidad, son dos terrazas y puedes pasar de una a otra mediante una pasarela con suelo de cristal.

Teleférico de la Casa de Campo

Vista desde el teleférico de Madrid

El Palacio Real y la Catedral de la Almudena desde el teleférico de la Casa de Campo

Justamente en la Casa de Campo que te acabamos de mencionar tienes otro magnífico instrumento para conseguir las mejores vistas de Madrid. Te hablamos del teleférico, que, además, tiene la ventaja de que te ofrece una panorámica en movimiento del skyline de la ciudad.

En su recorrido, que comienza en Pintor Rosales, pasa sobre la rosaleda del Parque del Oeste, la estación de Príncipe Pío, la ermita de San Antonio de la Florida o el río Manzanares para terminar en el Cerro Garabitas de la Casa de Campo.

En total, recorre casi dos mil quinientos metros y alcanza una altura máxima de 40. Tarda unos once minutos en cubrir esa distancia y cuenta con 80 góndolas cada una de las cuales tiene capacidad para cinco personas. Pero, sobre todo, imagina las vistas que te ofrece de la ciudad. Y, por si todo esto fuera poco, al final del trayecto, en la Casa de Campo, tienes un restaurante para reponer fuerzas tras el viaje con aparcamiento para coches.

Además, justamente cerca del teleférico, desde unas ruinas, también tienes magníficas vistas de la parte oeste de Madrid. Igualmente, se ve el lago de la Casa de Campo, la ribera del Manzanares y, si el día está despejado, la sierra.

Cerro del Tío Pío

Cerro del Tío Pío

Madrid desde el Cerro del Tío Pío

Se halla en el distrito de Puente de Vallecas, más concretamente en el barrio de Numancia, ya cerca de Moratalaz. Fue una zona en la que se instalaron muchos emigrantes que venían a mejorar sus condiciones de vida en la capital, pero actualmente es un parque. En su parte más alta, hay un conjunto arquitectónico con un mirador y la escultura Triángulo real ilusorio del Enrique Salamanca.

Desde allí, tienes espectaculares vistas de Madrid, sobre todo al atardecer. La panorámica abarca casi toda la ciudad, desde el edificio de la Telefónica en Gran Vía hasta las Torres de Chamartín, pasando por el famoso Pirulí de comunicaciones.

Templo de Debod

El templo de Debod

Templo de Debod, desde el que también hay una de las mejores vistas de Madrid

Esta construcción del antiguo Egipto fue instalada en el parque del Oeste, junto al paseo del pintor Rosales, que ya te mencionamos al hablar del teleférico. Es un alto donde se hallaba el Cuartel de la Montaña. El templo fue donado al estado español en 1968 por el Gobierno egipcio como agradecimiento por nuestra colaboración para salvar, justamente, los más importantes templos de Nubia.

Tiene más de dos mil años de antigüedad y está dedicado a Amón de Debod y a Isis. Su núcleo es la capilla de Adijalamani o de los Relieves que, como su nombre indica, está decorada con escenas alusivas al citado dios Amón. Además, el conjunto cuenta con la mammisi o sala de adoración de Isis, la capilla osiríaca, el uabet o zona de purificación de los sacerdotes y la llamada Cripta del Tesoro, entre otros elementos.

No obstante, si esta construcción tiene interés como monumento, no menos lo alberga el mirador que hay al final del parque donde se encuentra. Tiene prismáticos de pago y te ofrece una perspectiva distinta del Palacio Real y de la Catedral de la Almudena, pero la vista también alcanza hasta el parque de atracciones.

Palacio de Cibeles

Palacio de Cibeles

Palacio de Cibeles, en cuyo torreón central hay un mirador

Situado en la plaza homónima, este impresionante edificio alberga actualmente dependencias del Ayuntamiento de Madrid y funciona como sala de exposiciones. Pero también se conoce como palacio de Telecomunicaciones por haber sido central de correos, telégrafos y teléfonos. Su construcción data de principios del siglo XX y tiene una factura modernista con elementos neoplaterescos y barrocos en su fachada.

Además, nos ofrece un espectacular mirador situado en su torreón central a la altura de un séptimo piso. Puedes subir hasta él por tan solo dos euros. A cambio, obtendrás espectaculares vistas de los paseos del Prado y de Recoletos, así como de la Castellana. Por si todo ello fuera poco, en la sexta planta tienes un restaurante.

En conclusión, te hemos mostrado lugares que te ofrecen las mejores vistas de Madrid. No obstante, hay otros muchos. Por ejemplo, el mirador situado en la cúpula de la Catedral de la Almudena; el del Parque de la Cuña Verde, en el barrio de La Latina, o el Parque Lineal del Manzanares, donde, además, tienes restos arqueológicos de gran valor como el poblado carpetano de La Gavia o la villa romana de Villaverde. ¿Cuál de estos miradores te parece más interesante?

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*