Playas del Algarve

Playa de Benagil

Las playas del Algarve se hallan entre las mejores de todo Portugal. Por algo esta región del sur del país es una de las más turísticas de toda la Península Ibérica. Si a ello le sumas que la zona te ofrece más de trescientas horas de sol al año y unas aguas claras y tranquilas, tienes todos los elementos para disfrutar de unas vacaciones de ensueño.

Pero aún te ofrece más el Algarve. La región más meridional del país luso también cuenta con paisajes montañosos a las espaldas de sus playas. Concretamente, tienes las sierras de Monchique y de Caldeirao, por las que puedes realizar preciosas y sencillas rutas de senderismo. Y también tiene ciudades y pueblos llenos de encanto como Lagos, Portimao, Albufeira, Silves o Faro. Pero, volviendo a las playas del Algarve, se extienden a lo largo de unos doscientos kilómetros desde la costa sudeste hasta el extremo este, cerca de Vila Real de Santo Antonio. Vamos a mostrarte algunas de las mejores.

Playa de Benagil

Playa da Marinha

Da Marinha, una de las más famosas playas del Algarve

Esta pequeña cala es conocida, sobre todo, por su enorme cueva, denominada popularmente La Catedral. Sus aguas tranquilas te permiten llegar hasta ella en canoa o barca. Lo hacen muchas personas, hasta el punto de que, a veces, las lanchas no permiten ver el arenal. Este es dorado, color que se confunde con el de las rocas que lo circundan.

Junto a ella, encontrarás otra playa mundialmente famosa. Te hablamos del arenal da Marinha, considerado por la Guía Michelín uno de los diez mejores del mundo. Tanto es así que ha aparecido en muchos folletos publicitarios de la zona. También es famosa por los acantilados que la rodean y por la excelente calidad de sus aguas. Te aconsejamos que la visites cuando hay marea baja. Así, podrás observar las calas marinas de su entorno, ocultas entre montañas.

Por otra parte, ya que te encuentras en esta zona del Algarve, visita el precioso pueblo de Benagil. Esta pequeña localidad pesquera ha sabido conservar todo su encanto tradicional. Pero, sobre todo, acércate a Lagos, igualmente fascinante y llena de monumentos.

Entre ellos, debes visitar la iglesia de Nuestra Señora de la Luz, un precioso templo del siglo XVI con una magnífica portada de estilo manuelino. También son muy bonitas las iglesias matrices de Porches y de Estombar, de la misma época. Y, junto a ellas, te aconsejamos que veas los conventos de San José, Nuestra Señora del Carmen y de San Francisco, así como los castillos de Porches y de Ferragudo, dos fortificaciones costeras que servían como defensa contra los ataques por mar.

Playa de Arrifana

Arrifana

Playa de Arrifana

Situada en el término municipal de Aljezur, tiene unos quinientos metros de longitud y está cerrada en su extremo sur por la espectacular Pedra da Agulha, un entrante rocoso en el mar. La playa ostenta el distintivo de bandera azul por la calidad de sus aguas y su arenal.

Asimismo, su parte norte es muy valorada por los amantes del buceo. Y, como otras del Algarve, está rodeada de espectaculares acantilados. Pero, en este caso, te sorprenderá ver que son de pizarra, no de piedra caliza.

Como te decíamos en el caso anterior, ya que estás en Arrifana, debes visitar Aljezur, con un entorno privilegiado que se enmarca en el Parque Natural del Suroeste Alentejano y Costa Vicentina. Pero también con interesantes monumentos. Destaca entre ellos el castillo de origen árabe y planta poligonal que la domina desde lo alto. Pero también las iglesias de la Misericordia, construida en el siglo XVI en estilo renacentista, y de Nuestra Señora del Alba, de finales del XVIII.

Pero, justamente al lado de la playa, tienes el fuerte de Arrifana, construido en un promontorio rocoso. Formaba parte del conjunto de torres de vigilancia de la costa del Algarve en tiempos musulmanes. Finalmente, puedes ver en Aljezur varios museos interesantes. Así, el de Arte Sacro Manuel Francisco Parral, el Municipal, que cuenta con una zona dedicada al legado andalusí, y el Antoniano. Pero más curioso te resultará el Museo del Mar y la Tierra de Carrapateira, con gran valor etnográfico.

Carvoeiro, otra de las playas del Algarve más bonitas

Carvoeiro

Carvoeiro, una de las más espectaculares playas del Algarve

En el pueblo del mismo nombre hallarás esta otra preciosa playa de arenas doradas y aguas transparentes. Además, cuenta con la ventaja de tener todos los equipamientos e incluso con bares y restaurantes a su mismo lado. Y, si la visitas en barco, desde el mar verás una impresionante estampa con la playa en la parte central circundada por dos acantilados y con la población de fondo.

En uno de ellos se encuentra el denominado Algar Seco, un conjunto caprichoso de arena y dunas que tiene un aspecto original. Y, en el otro, tienes el monte Carvoeiro, donde se encuentran las casas más lujosas de la zona y que te ofrece maravillosas vistas de otras playas del Algarve.

Por otra parte, cerca de este arenal tienes la playa de Carvalho, más agreste, pero igual de bonita, con sus arenas blancas y aguas cristalinas. Sin embargo, ten en cuenta que no es fácil acceder a ella, ya que deberás hacerlo a través de los acantilados que la circundan.

Asimismo, ya que estás en Carvoeiro, te recomendamos que visites el precioso faro de Alfanzina, construido a principios del siglo XX. Y, sobre todo, que transites por las calles del pueblo, llenas del encanto de las pequeñas localidades de pescadores.

Playa de Falésia

Playa de Falésia

La playa de Falésia

Otro maravilloso arenal del Algarve es esta playa de la importante localidad de Albufeira. Su particularidad, que la hace única, es el color de algunas partes de su arenal. Es de un tono rojizo debido a los singulares acantilados que la rodean. Por ello, está considerada una de las playas del Algarve más espectaculares. Pero también contribuyen a ello sus aguas cristalinas y su gran extensión, de más de cinco kilómetros.

Además, te ofrece todo tipo de infraestructuras. Cuenta con aparcamiento de coches, alquiler de hamacas y canoas y equipo de salvamento en verano. Por si todo esto fuera poco, sus aguas nunca bajan de los catorce grados de temperatura, aunque pueden llegar hasta los veintidós.

Por otra parte, te aconsejamos que visites la preciosa localidad de Albufeira. En esta puedes ver los castillos de Paderne, una fortaleza musulmana del siglo XI que se halla en ruinas, y de Albufeira, construido en el XIII para defender la costa. Pero también el puente medieval del mismo nombre y la iglesia de la Señora de la Esperanza, un templo renacentista con elementos manuelinos del XVI. Además, en su interior puedes ver varias tallas barrocas entre las que destaca la del Arcángel San Miguel. Asimismo, deberías visitar la Casa de la Misericordia, la ermita de Nuestra Señora de la Guía y la torre de la Medronheira.

Playa de Ponta da Piedade, quizá la más espectacular entre las playas del Algarve

Ponta da Piedade

Playa de Ponta da Piedade, con sus peculiares formaciones rocosas

Este arenal es uno de los lugares naturales más impresionante de todo el Algarve por sus imponentes acantilados de piedra caliza. Además, estos conforman figuras que te recordarán a la playa de las Catedrales, en Lugo. Ponta da Piedade también está en Lagos y puedes acceder a ella a través de rutas de senderismo o por mar. Respecto a las primeras, parten del faro que da nombre a la playa, construido a principios del siglo XX sobre los restos de la antigua ermita de Nuestra Señora de la Piedad.

Como te acabamos de decir, Ponta da Piedade se encuentra en el municipio de Lagos, del cual ya te hemos hablado. Pero, ahora, también queremos recomendarte que te acerques a ver el espectacular castillo de los Gobernadores y las ruinas de la ciudad celta de Lacóbriga. Todo ello sin olvidar los edificios del Almacén Regimental, del siglo XVII, y del antiguo Ayuntamiento, una preciosa edificación de estilo pombalino.

Playa do Beliche

Cabo de San Vicente

Cabo de San Vicente desde la playa de Beliche

Esta preciosa playa de arenas blancas y aguas color azul turquesa se halla en la freguesía de Sagres, dentro del municipio de Vila do Obispo, muy cerca del espectacular cabo de San Vicente. Si eres aficionado al surf, te la recomendamos, ya que todos los amantes de este deporte hablan maravillas de ella por sus olas directas, si bien pequeñas.

Por otro lado, como te aconsejábamos en otras playas, aprovecha para visitar las localidades cercanas. Especialmente Vila do Obispo, una pequeña villa de apenas cinco mil habitantes, pero llena de encanto. En esta, tienes que ver la preciosa iglesia matriz da Raposeira, con sus paredes blancas y su estilo manuelino.

También debes visitar los fuertes de Burgau y de Boca del Río, ambos del siglo XVII. Además, junto a este último, tienes unas interesantes ruinas de época lusitano-romana. Más antiguo todavía es el Menhir de Aspradantes. Y, finalmente, te recomendamos que te acerques a la iglesia de Nuestra Señora de la Concepción, otro precioso templo del siglo XVIII, y a la ermita de Nuestra Señora de Guadalupe, edificada en el XV.

En conclusión, te hemos hablado de las que, a nuestro juicio, son algunas de las mejores playas del Algarve. Sin embargo, podríamos mencionarte otras muchas. Por ejemplo, la de Albandeira, también en Lagos; la de los Tres Hermanos, con su espectacular paisaje rocoso; de Filgueira, a la que se accede por un camino espectacular o la de la isla de Tavira, con sus arenales blancos. ¿No crees que estas playas de Portugal merecen tu visita?

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

bool(true)