Pueblos de Castellón con playa

Peñíscola

Los pueblos de Castellón con playa se encuentran dentro de la Costa del Azahar, que abarca unos ciento veinte kilómetros de esta provincia levantina. A su vez, la enmarcan la Costa Dorada de Tarragona por el norte y la Costa de Valencia por el sur, todas bañadas por el cálido Mar Mediterráneo.

Recibe este nombre porque el azahar o flor del naranjo es muy frecuente en Castellón. Y, curiosamente, se inscriben en ella, no solo preciosas localidades playeras, sino también paisajes protegidos como la sierra de Irta, el desierto de las Palmas, el humedal de Prado de Cabanes-Torreblanca o la Reserva Natural de las islas Columbretes, ya a más de cincuenta kilómetros del litoral. Sin embargo, en este artículo vamos a hablarte de los pueblos de Castellón con playa.

Peñíscola

Vista de Peñíscola

Casco histórico de Peñíscola desde el mar

Tenemos que comenzar nuestro recorrido por los pueblos costeros de Castellón en Peñíscola, que ostenta el título de ciudad desde 1707 y es una de las localidades más bonitas de toda la provincia. Se encuentra ubicada sobre una península rocosa y cuenta con preciosas playas como la de las Viudas, la del Pebret, la del Russo o la Sur.

No obstante, la más destacada es la playa Norte, con más de cinco kilómetros de longitud, que se extiende a lo largo de toda la avenida del Papa Luna hasta llegar a Benicarló, de la que también te hablaremos. Además, cuenta con todos los certificados de calidad y con infinidad de servicios.

Por otra parte, Peñíscola es una villa monumental. En la cima de la peña que alberga su casco viejo está, justamente, el castillo del Papa Luna, construido por los normandos en el siglo XIII sobre una antigua alcazaba árabe. Como sabrás, debe su nombre al papa Benedicto XIII, uno de los protagonistas del Cisma de Occidente, que lo convirtió en su sede pontificia.

No es el único monumento que puedes visitar en la localidad castellonense. También te aconsejamos que veas las murallas, que mandó edificar Felipe II y que conservan varias entradas al casco histórico. Por ejemplo, el portal Fosc. En cuanto a las construcciones religiosas, visita la iglesia de la Virgen del Socorro, que combina elementos románicos y góticos, y las ermitas de la Virgen de la Ermitana, adosada al castillo, y de San Antonio.

Finalmente, respecto a las maravillas naturales de Peñíscola, tienes el bufador, una enorme grieta por la que sale el mar en días de temporal, y la ya citada sierra de Irta, donde se halla la torre Badum, que se edificó para proteger la costa.

Benicarló

Benicarló

Convento de San Francisco, en Benicarló

Cercana a la anterior, tienes la localidad de Benicarló, que también pertenece a la comarca del Bajo Maestrazgo. Justamente en la línea costera que une ambos pueblos está la playa de la Caracola, con unos ochocientos metros de longitud y todos los servicios. En cambio, junto al puerto pesquero está la del Morrongo, más pequeña y acogedora. Finalmente, la tercera gran playa de esta villa es la del Gurugú, con casi un kilómetro y muy concurrida en verano. Todas ellas cuentan con el distintivo bandera azul.

Por otra parte, en Benicarló debes visitar la iglesia de San Bartolomé, construida en el siglo XVIII siguiendo los cánones del barroco. Llamará tu atención su gran campanario octogonal. También te aconsejamos que veas la capilla del Cristo del Mar o iglesia de San Pedro, situada en el puerto. Como curiosidad, te diremos que la imagen de Jesucristo que alberga llegó a la villa en un falucho allá por 1650 y es muy venerada.

Completan el patrimonio religioso de Benicarló la ermita de San Gregorio, que guarda una talla del santo fechada en el siglo XVI; la parroquia de Santa María del Mar o el convento de San Francisco, igualmente del XVI, aunque reformado en el XVIII.

En cuanto a los monumentos civiles, sobre una pequeña montaña verás la torre de los Mártires, que está al lado de los restos del poblado íbero de Puig de la Nao, que es, junto al de Tossa, uno de los dos que tiene este municipio. Finalmente, la casa del marqués de Benicarló fue construida en el siglo XVIII y la Casa Bosch es una de las mejores muestras de arquitectura modernista de la villa castellonense.

Benicassim

Benicassim

Playa de Heliópolis en Benicassim

Situado en la comarca de la Plana Alta, este otro precioso pueblo de Castellón con playa cuenta con siete kilómetros de litoral. Puedes disfrutar del mar en arenales como los de Voramar, Heliópolis, el Torreón, Almadrava y el Terrers, todos ellos con las principales certificaciones de calidad.

Pero Benicassim también tiene otras maravillas que ofrecerte. En su patrimonio religioso destaca la iglesia parroquial de Santo Tomás de Villanueva, construida a finales del siglo XVIII en estilo neoclásico. Y, junto a ella, el monasterio de los Carmelitas Descalzos, situado en el desierto de las Palmas, la Cruz de Bartolo, en el monte del mismo nombre, y la ermita de Santa Águeda.

Por su parte, entre los monumentos civiles de Benicassim, tienes que ver los restos del castillo de Montornés, una fortaleza árabe del siglo X que se halla, igualmente, sobre un macizo del desierto de las Palmas. Y también la Torre San Vicente, levantada en el XVI como baluarte para vigilar la costa. Ha sido restaurada hace poco y puedes entrar a visitarla.

Sin embargo, quizá las construcciones más bonitas de esta localidad castellonense se encuentren en Las Villas. Recibe este nombre un barrio de Benicassim que comenzó a edificarse a fines del siglo XIX como lugar de veraneo de la burguesía. Por ello, cuenta con varias casas modernistas a cuál más hermosa. Entre estas, destacan Villa Pila, Villa Carpi, Villa Amparo y, sobre todo, Villa Victoria.

Vinaroz

Vinaroz

Playa del Fortín en Vinaroz

También ubicado en la comarca del Bajo Maestrazgo, Vinaroz es uno de los pueblos más grandes de la Costa del Azahar. En su caso, te ofrece dos grandes playas. La del Fortín, al sur, limita con el puerto, mide unos setecientos metros y está circundada por un paseo marítimo.

Por su parte, la de Fora Forat, al norte, llega hasta la desembocadura del río Cervol, tiene una extensión de ochocientos metros y es apta para deportes acuáticos. Junto a ellas, tienes en la localidad otras pequeñas playas y calas. Por ejemplo, las de Ameradors, Saldonar, Boverals o El Triador.

Pero también te ofrece Vinaroz interesantes monumentos. Entre los religiosos, tienes la iglesia arciprestal de la Virgen de la Asunción, construida en el siglo XVI combinando los estilos gótico y renacentista, aunque su portada es barroca. Y, junto a ella, la iglesia de San Agustín, igualmente barroca y actual auditorio municipal, así como las ermitas de San Gregorio y de la Virgen de la Misericordia, que es patrona de la localidad.

En cuanto al patrimonio civil, destacan el antiguo Ayuntamiento, de estilo gótico, y el actual, edificado en el siglo XVII, el Mercado Municipal y la Casa Membrillera, que hoy es un museo. Y, junto a ellos, algunos preciosos edificios de estilo modernista valenciano como las casas Sendra y Ángel Giner.

Alcocéber, uno de los pueblos de Castellón con playa más coquetos

Alcocéber

Puerto deportivo de Alcocéber

Situado en el municipio de Alcalá de Chivert, cuenta con unos diez kilómetros de costa que te ofrecen cinco magníficas playas. Son las de la Romana, del Cargador, de las Fuentes, del Moro y de Manyetes. Todas ellas cuentan con el distintivo de bandera azul y destacan por sus arenas doradas y aguas cristalinas.

En lo que respecta a su patrimonio, puedes visitar en Alcocéber las ermitas de Santa Lucía y de San Antonio y las torres defensivas de Capicorb y de Ebrí. Pero, ya en Alcalá de Chivert, te aconsejamos que veas el castillo, ubicado en lo alto de la sierra de Irta y edificado entre los siglos IX y XIII. También puedes visitar el edificio renacentista de la Casa de Cultura y el Prigó del Rey, un obelisco creado en honor al rey Carlos IV.

También en esta última localidad, capital del municipio, tienes la preciosa iglesia de San Juan Bautista, una joya del barroco valenciano, las ermitas del Calvario, de Santa Lucía y de San Antonio, así como la capilla de la Virgen de los Desamparados.

Oropesa del Mar

Oropesa de Mar

Oropesa de Mar, uno de los más bonitos pueblos de Castellón con playa

Terminamos nuestro recorrido por los pueblos de Castellón con playa en esta villa de la comarca de la Plana Alta. En su caso, te ofrece playas como las de la Concha, de Les Amparies y de Morro de Gos, todas ellas con bandera azul, así como las calas más vírgenes de las Playetas de Bellver. Además, debes tener en cuenta que, en su término municipal, se encuentra la famosa ciudad de vacaciones Marina D’Or.

Por otra parte, en lo alto de la villa tienes los restos del castillo de Oropesa, de origen musulmán. Y cerca está la torre defensiva del Rey, construida en el siglo XVI. Pero lo más destacado de Oropesa es su casco antiguo, de trazado medieval y calles estrechas, donde hallarás la preciosa iglesia de la Virgen de la Paciencia, en cuyo interior puedes ver azulejería del XVIII y una imagen de la virgen, patrona de la villa, fechada en el XVI. Finalmente, no dejes de subir a El Mirador, en el monte Bobalar, desde el que, en días despejados, se vislumbran incluso las islas Columbretes.

En conclusión, te hemos mostrado algunos de los pueblos de Castellón con playa. Pero debes saber que hay otros igualmente bonitos. Entre estos, Torreblanca, en las estribaciones del Parque Natural del Prat; Almazora, con su ermita y puente de Santa Quiteria; Nules, con el magnífico recinto amurallado de Mascarell, o la preciosa Burriana, con sus playas de la Malvarrosa y del Grao. ¿No te apetece conocer estas localidades de la Costa del Azahar?

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*