Pueblos españoles con tradiciones en Halloween

Calabazas de Halloween

Hay muchos pueblos españoles con tradiciones en Halloween. Ya hace muchos años que esta fiesta llegó a nuestro país desde Estados Unidos, aunque su origen esté muy lejos de América. De hecho, según algunas teorías, habría que buscarlo entre los ritos celtas en torno a las cosechas.

Concretamente, estaría en la festividad gaélica del Samhain. Se trataba de una conmemoración estacional que marcaba el paso del otoño al invierno, así como el fin de la recolección de frutos. Sin embargo, otros estudiosos señalan el origen de Halloween dentro del propio cristianismo, simplemente como vigilia previa al día de Todos los Santos. La celebrarían los escoceses y los irlandeses, que la habrían llevado a Estados Unidos cuando emigraron a ese país. En cualquier caso, a continuación, vamos a mostrarte pueblos españoles con tradiciones en Halloween. Pero antes queremos repasar contigo las costumbres más habituales en estas fechas.

Las costumbres más populares de Halloween y otras genuinamente españolas

Samhain

Recreación moderna de un baile de Samhain

Como sabrás, entre las actividades más tradicionales en estas fiestas se encuentra la de disfrazarse con motivos alusivos a la muerte o al terror. Era algo que ya se hacía, justamente, en Irlanda y Escocia a finales del siglo XIX. Asimismo, es costumbre ver películas de miedo. Pero el mayor protagonismo en estas fiestas es para los niños.

Son ellos quienes disfrutan más que nadie de los disfraces y de los juegos que se organizan en torno a Halloween. El más famoso es, sin duda, el de truco o trato. Aunque ya lo conocerás, te diremos que consiste en recorrer disfrazados las casas del vecindario pidiendo golosinas a sus moradores. Si estos no las ofrecen, tienen que enfrentarse a una broma.

También es muy común en estas fechas la preparación de calabazas como si fueran cabezas en las que se introduce una vela o linterna encendida. No obstante, en Irlanda y Escocia lo que se tallaba era un nabo. El uso de las calabazas empezó en Estados Unidos hacia los años treinta del siglo XIX debido a una cosecha abundante de ellas.

Por otra parte, como suele ser habitual en cualquier fiesta, también en la de Halloween ocupa un papel primordial la repostería. Por ejemplo, los irlandeses suelen hornear el barmbrack. Se trata de un pan de pasas en el que, como sucede en nuestro roscón de reyes, suele incluirse una sorpresa. Algo similar se hace con el colcannon, que sin embargo es salado, pues se trata de un puré de patatas con col, mantequilla y pimienta.

Asimismo, como la festividad coincide con la cosecha de manzana, es tradicional consumir esta fruta en su forma dulce o recubierta de caramelo. Pero no es lo único de repostería que puedes tomar en Halloween. También son populares el maíz dulce o el pastel de calabaza. Pero, a todas estas costumbres, algunos pueblos españoles suman otras tradiciones de Halloween.

Los Tosantos en Cádiz

Casa decorada para la fiesta

Una casa decorada para la fiesta de Halloween

No hace falta que te hablemos del sentido del humor que tienen los gaditanos, ni que te recordemos la importancia que, para ellos, tiene el carnaval. Pues bien, en Halloween celebran una variante de la festividad de los disfraces, pero aplicada a la comida.

Para sorprenderte, solo tienes que visitar el Mercado Central de la ciudad o el de la Virgen del Rosario. Encontrarás pollos trajeados, calamares vestidos de nazarenos o frutas con atuendos fantasmales. Cada uno de los puestos de estos mercados se especializa en una temática diferente. En fin, todo un espectáculo que refleja el sentido del humor de los habitantes de la Tacita de Plata.

El Samaín en Vigo

Niños disfrazados

Niños disfrazados para la festividad

Ya te hemos mencionado que muchos expertos encuentran el origen de esta fiesta en el Samhain celta. Castellanizado como Samaín, una de las muchas ciudades que sigue esta antigua tradición es Vigo. Concretamente, en su barrio histórico, las casas se decoran y sus habitantes se disfrazan para espantar a las ánimas que vagan en la Santa Compaña.

Asimismo, se organizan magostos para tomar castañas asadas y, a medianoche, se prepara una queimada con su conjuro. Todas estas actividades se acompañan de charangas y conciertos, juegos infantiles y eventos gastronómicos.

Feria de brujas

Disfrazadas de brujas

Un grupo de amigas disfrazadas de brujas

Tiene lugar en muchos pueblos de la provincia de Barcelona durante la madrugada del 31 de octubre. Con ella, se trata de desagraviar a las mujeres que, durante los siglos XVI y XVII, fueron acusadas de brujería en Cataluña por la Inquisición. Como suele ocurrir en estos casos, uno de los principales culpables de estos crímenes fue, justamente, una suerte de brujo converso llamado Cosme Soler y conocido por Tarragó.

Para congraciarse con las autoridades y evitar su propio castigo, se dedicó a la caza y denuncia de mujeres a las que acusaba de brujería. Se estima que llevó a la horca a muchas de ellas. Como recuerdo de esa masacre, a las once de la noche del 31 de octubre se suele descolgar del campanario a una mujer que representa a aquellas.

Sa Trencada

Buñuelos

Unos deliciosos buñuelos típicos de estas fechas

Viajamos ahora a la isla de Mallorca para conocer otros pueblos españoles con tradiciones en Halloween. En este caso, además, es culinaria. Todas las familias de sus villas se reúnen en torno al fuego para elaborar una cena de buñuelos, frutos secos y panelletes. Reciben este nombre unos pequeños pasteles cuya base es azúcar, huevo y almendra. Asimismo, suelen enriquecerse con chocolate, coco o piñones.

Pero, en esta isla de Baleares perviven otras costumbres vinculadas a Halloween. Por ejemplo, la de ataviarse con una sábana, como si de un fantasma se tratase, para asustar a los vecinos. Además, es tradición que los padrinos regalen a sus ahijados rosarios azucarados. Incluso los hoteles de las zonas turísticas organizan fiestas relacionadas con esta celebración.

La Estantigua

Santa Compaña

Representación de la Santa Compaña en la feria medieval de Santiago de Compostela

Las procesiones de ánimas se encuentran en la mitología de todos los pueblos del mundo. España no es una excepción y todas sus comunidades han traído su historia hasta el presente. Por ejemplo, en Galicia se denomina Santa Compaña y en Asturias la Güestia. Por su parte, en Castilla, Extremadura y parte de Andalucía recibe el nombre de Estantigua.

Justamente en torno a ella hay una tradición de Halloween. La víspera del día de Todos los Santos se encienden hogueras en las plazas de muchos de sus pueblos para protegerse de su paso. No obstante, en buen número de ellos se han sustituido por los Holywins, consistentes en que los niños se disfrazan con motivos religiosos. Por ejemplo, de sacerdotes, monjas o santos.

La luz de las ánimas

Trasmoz

Trasmoz, donde se celebra la luz de las ánimas

Si te gusta la literatura, sabrás que muchas de las leyendas escritas por Gustavo Adolfo Bécquer proceden de su estancia en el zaragozano monasterio de Veruela. Una de ellas es la de la tía Casca de Trasmoz, que ha dado lugar a la tradición de Halloween de la cual vamos a hablarte ahora.

La tía Casca era, probablemente, una curandera. Pero sus vecinos consideraban que tenía poderes y, por tanto, que era una bruja. Un día de 1850 la persiguieron hasta un precipicio y la arrojaron al vacío. Según la leyenda, su espíritu continúa vagando por la zona buscando venganza, aunque varios habitantes de Trasmoz fueron condenados por la justicia.

Como recordatorio de aquellos sucesos, esta localidad, que es la única oficialmente excomulgada por la iglesia, organiza las actividades de la luz de las ánimas. Vuelve al pasado para escenificar una procesión de brujas, pasacalles y hogueras en las plazas. Asimismo, se celebra una queimada en el castillo de Trasmoz, lugar donde se dice que se hacían los aquelarres.

Otros pueblos españoles con tradiciones en Halloween

Cocentaina

Feria de Todos los Santos en Cocentaina

Esta festividad cuenta con otras muchas tradiciones repartidas por todo el territorio español. En Canarias, la noche del uno de noviembre es la de los Finaos. Las familias se reúnen para recordar a sus seres queridos que han muerto y contar sus anécdotas al tiempo que se toman nueces y almendras con vino dulce. Por su parte, en Ceuta el uno de noviembre es el día de la mochila. Sus habitantes van a comer al cementerio y llevar flores a sus familiares difuntos. Se trata de una tradición iniciada en el siglo XIX y ya extendida a otras regiones como Andalucía o Extremadura.

Más antigua es la feria de Todos los Santos que se celebra en la villa alicantina de Cocentaina desde 1346. Durante tres días, tienen lugar muchas actividades y se instalan mercados cristianos y zocos árabes. Muy diferente es la costumbre que tienen en Begíjar por estas fechas. Los habitantes de esta localidad jienense tapan las cerraduras de sus puertas con gachas para evitar que entren por ellas los malos espíritus. Además, se colocan velas en las ventanas y las familias se reúnen para comer tortillas con chocolate.

Pero, si hay un producto asociado en España con estas fechas, son las castañas asadas. A lo largo y ancho de todo el país se encienden hogueras para asarlas y luego comerlas acompañadas de miel, frutos secos, vino o sidra dulce. Además, los asistentes amenizan el tiempo contando historias de miedo. Y, a veces, se ensucian la cara con un poco de ceniza para ahuyentar a los malos espíritus.

En conclusión, te hemos mostrado algunos de los pueblos españoles con tradiciones en Halloween. Como puedes ver, son muchas las costumbres de la Península Ibérica relacionadas con esta fiesta que hunde sus raíces en la Antigüedad. Anímate a conocer estas curiosas actividades.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*