Qué comer en el Algarve

Cataplana de mariscos

Responder a la pregunta qué comer en el Algarve es hablar de excelentes productos de tierra y mar, así como de sabrosas elaboraciones. No en balde, hace cuatro años, el Consejo Europeo de Cofradías Enogastronómicas concedió a esta zona de Portugal el Premio a la Mejor Región Europea de Turismo y Gastronomía.

La cocina del Algarve mezcla a la perfección los productos frescos recién pescados en sus costas con los frutos de su agricultura y las carnes de su ganadería. Como resultado, tienes platos ligeros para el verano, pero también otros más contundentes para los meses más fríos del año. Y, junto a ellos, una buena cantidad de recetas dulces no menos deliciosas. Para que hagas tu elección si viajas al sur de Portugal, vamos a mostrarte qué comer en el Algarve.

Productos típicos del Algarve

Almendras

Almendras, uno de los productos típicos del Algarve

La naturaleza de esta región portuguesa es generosa. En la zona se dan magníficas almendras, higos y algarrobas (muy típico es el pan que se elabora con estas últimas). También se produce un excelente aceite de oliva. Y con los frutos del madroño se elabora un magnífico aguardiente. No faltan, asimismo frutas como la naranja o el limón. Incluso destaca el Algarve por su excelente sal. En este sentido la de Tavira cuenta con denominación de origen. Y lo mismo podemos decirte de la excelente miel de la Sierra de Monchique.

También cuenta la zona con una buena cabaña porcina. Con el cerdo se elaboran magníficos embutidos como chorizo, morcilla o jamón. Pero más típica es la farinheira, que se elabora con tocino, harina, pimiento y vino. Es una auténtica delicia. Por su parte, del mar obtienen magníficos pescados frescos como el atún, el jurel o la sardina, así como mariscos exquisitos.

Sopas en el Algarve

Gazpacho

Gazpacho al estilo del Algarve

Respecto a las sopas, tienes muchas que comer en el Algarve. Entre ellas, comparte con la gastronomía española el popular gazpacho, perfecto para refrescarte en los días de verano. Pero no todo es costa en esta región portuguesa. Hacia el interior se encuentra la citada sierra de Monchique, que alcanza cotas de casi mil metros. Por tanto, en esas zonas las temperaturas son más frescas y se hace necesario comer caldos más contundentes.

Por eso, en el Algarve tienes también la sopa de cachola, que se elabora con hígado de cerdo; la de habas verdes, que también lleva jengibre, ajo y aceite, o la sopa montañera, con chorizo, manteca, judías y calabaza. Asimismo, son igual de sabrosas la sopa de verduras, con batata y cebolla, o la sopa de pan casero con bacalao.

Como sabrás, este último es tradicional en todo el país vecino, hasta el punto de que se ha convertido en uno de sus platos por excelencia. Volveremos a él cuando te hablemos de los pescados. Pero ahora queremos proponerte algunos guisos que comer en el Algarve.

Cataplanas, guisos y entrantes

Cataplana

Cataplana de marisco, el plato por excelencia que comer en el Algarve

Un clásico es el cocido a la portuguesa, que combina verduras con productos del cerdo. En cuanto a las primeras, lleva fréjoles, patatas, zanahorias, nabos y col. Respecto a los segundos, incluye costillar y oreja, chorizo, morcilla y la ya citada farinheira.

Pero el guiso por excelencia del Algarve es la cataplana. Recibe este nombre porque se prepara en este tipo de olla cerrada tradicional. Está formada por dos partes cóncavas que se sellan una sobre otra guardando todos los sabores y aromas. Asimismo, antiguamente, se hacía un agujero en el suelo donde se creaban brasas y se ponía encima para luego taparla con arena.

Sin embargo, hoy apenas verás este uso. Normalmente, se coloca la cataplana sobre el fuego de la cocina. Pero en todo caso, con ella se preparan distintas elaboraciones. Hay diferentes recetas. La más tradicional es la de pescado y verduras al vapor. Pero también son deliciosas las de marisco y arroz o de carne de cerdo y verduras. Como curiosidad, te diremos que la cataplana como instrumento de cocina tiene su origen en el mundo árabe, concretamente en el tajín. Justamente con el marisco de la zona también se preparan deliciosos arroces caldosos.

Pescados y mariscos

Coquinhos

Coquinhos al modo del Algarve

Acabamos de hablarte del marisco del Algarve. Te lo ofrece de todos los tipos. Hay un exquisito pulpo, pero también almejas, gambas, percebes o navajas. De hecho, en la localidad de Olhao, que se halla al sur de la región, se celebra todos los años un festival dedicado al primero de estos productos. Se prepara de muchas formas. Por ejemplo, estofado en vino, con arroz o empanado a la parrilla.

Igualmente deliciosos son los pescados a la hora de elegir qué comer en el Algarve. Destacan por su frescura y suelen prepararse también a la brasa de una parrilla. Te aconsejamos que pruebes el jurel al limón, las sardinas asadas que saben a mar o los coquinhos, que no son otra cosa que calamares o chipirones pequeños. También es muy sabroso el atún en estupeta o desmigado con hortalizas. También es usado para elaborar muxama, que es igual que la mojama de Cádiz.

Sin embargo, el bacalao, al que antes aludíamos y que es típico en todo Portugal, no se halla tan presente en la cocina del Algarve. No obstante, es inevitable que lo encuentres en muchas cartas. Entre sus elaboraciones más habituales están el bacalao dorado, a la brasa o en patanisca (rebozado y frito). Más curiosa es su elaboración con garbanzos a modo de ensalada.

Carnes y embutidos

Grelhado

Grelhado o carne a la brasa

Ya te hemos hablado de los embutidos del Algarve al mencionarte sus productos típicos. También te hemos mencionado la excelente carne de cerdo de la zona. Pero más interés respecto a las carnes es su técnica de elaboración. En las cartas de los restaurantes verás muchas veces la palabra grelhado. No es otra cosa que cerdo o cordero a la parrilla, que es como se prepara normalmente en esta región portuguesa.

Si te gusta tanto la carne como el pescado, te aconsejamos que pidas una parrilla mixta. Como la propia palabra indica, lleva ambos productos elaborados con la sabiduría para las brasas de los cocineros de la zona.

Por otra parte, también se consume bastante conejo. Suele prepararse a la cazadora, pero es más típico con vinhadalhos, una salsa que lleva ajo, vino, comino, cúrcuma y sal. Curiosamente, fue la que dio origen al curry indio debido a la antigua presencia portuguesa en Asia. Otro plato típico es la gallina cerejada, que también lleva chorizo y tocino, así como cebolla, aceite de oliva, vino blanco y arroz. Finalmente, no dejes de probar la carne de cabra. El Algarve tiene raza propia.

Postres y dulces, otra riqueza que comer en el Algarve

Unos dom Rodrigos

Dom Rodrigos

Portugal cuenta con varias denominaciones de origen de quesos. En lo que respecta al Algarve, tienes, precisamente, un famoso queso de cabra autóctono. Quizá la localidad con más tradición quesera es la ya mencionada Olhao. En sus fábricas, incluso se han creado nuevos sabores como el queso de caramelo y nueces o el de cebolla confitada.

Más importante es la tradición repostera de la zona. Son muy famosos los dom Rodrigos, que llevan huevo, almendra y azúcar y se presentan envueltos en papel de vivos colores. O los morgadinhos, que tienen similares ingredientes a los que se añade cabello de ángel, aunque otra elaboración. Por su parte, el bolo tres delicias es una suerte de bizcocho de higos, algarrobas y almendras. Precisamente el higo es otra de las delicias de la zona. También se elaboran rellenos o trufados. Pero no menos deliciosos son los queijinhos, que llevan un relleno de ovos moles.

En cuanto a las bolinhas, son berlinesas. Es decir, pasteles de pan blando y azúcar rellenos de crema. No te hará falta pedirlas porque hay personas vendiéndolas todos los días en las playas del Algarve.

Con la algarroba se elabora, igualmente, una deliciosa tarta y el bolo de Tavira es un delicioso pastel de naranja y almendras. Por su parte, el folar de Olhao es una maravilla típica de Semana Santa que lleva almíbar de mantequilla, azúcar y canela. En cambio, propios de la Navidad son los exquisitos mazapanes del Algarve y las azevias, que vienen a ser empanadillas rellenas de almendra, batata y calabaza.

Vinos y otras bebidas

Un zumo de naranja

Zumo de naranja

En el Algarve tienes magníficos vinos. Existen en la región cuatro denominaciones de origen vinícolas. Son las de Lagos, Lagoa, Portimao y Tavira. Todas ellas elaboran tanto blancos como tintos y, entre sus variedades de uva, están la malvasía, la siria, la trincadeira, la negra mole, la castelao y la arinta.

Pero más popular es el aguardiente de madroño, que ya te hemos mencionado. E igualmente rico es el licor de almendra amarga, también llamado amarginha, que suele servirse con hielo como digestivo tras la comida. Antes de probarlo, puedes tomar una bica pringada, que no es otra cosa que un café cortado con una gota de leche.

También hay en la zona algunas cervezas artesanales. Es una bebida que tiene mucha aceptación en el Algarve. De hecho, en Faro se celebra un festival protagonizado por ella todos los años: el Alameda Beer Fest. Pero si prefieres algo sin alcohol, puedes pedir un zumo elaborado con las deliciosas frutas de la región.

En conclusión, te hemos mostrados algunos de los productos y platos que comer en el Algarve. Como ves, son tanto o más deliciosos que los de otras regiones y ciudades de Portugal como la propia Lisboa, Oporto o Braga. En todo caso, anímate a probarlos y cuéntanos si te han gustado.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*